Adicciones: no solo un asunto químico

jose-fontano-246362-unsplash
Muchas personas en nuestra sociedad han desarrollado a lo largo de sus vidas alguna dependencia, o incluso adicción. Es uno de los problemas sociales más antiguos de la historia: utilizar algo para obtener placer, y abusar de su uso hasta un punto que perjudique nuestras vidas y nuestro bienestar.
Uno de la técnicas más utilizados en la lucha contra las adicciones es lo que los profesionales llamamos control de estímulos. Un estímulo (un cigarrillo, una copa de vino, una partida a las tragaperras) produce un efecto placentero, y para disfrutar de éste efecto placentero otra vez, la persona desarrolla la respuesta o acción de consumir de nuevo. A base de varias repeticiones, se desarrolla un hábito que se repite de forma automática cada vez que la persona entra en contacto con la sustancia o actividad adictiva. La técnica del control de estímulos consiste en cortar esa secuencia eliminando o cortando el acceso al estímulo que desarrolla la respuesta que queremos evitar. A (tabaco) lleva a B (fumar). Si no hay A, no hay B. Si no hay suministro, no hay conducta indeseada.
A menudo, a éste proceso de control de estímulos sigue un proceso de deshabituación, en que por falta de repetición de la secuencia estímulo-respuesta, la relación entre éstos se va debilitando, y llegado un momento, al presentar A ya no hay B (en la mayoría de los casos y si se lleva a cabo el procedimiento correctamente).
Este procedimiento trae excelentes resultados en la mayoría de los casos. Sin embargo, lo que muchos profesionales olvidan a menudo es mirar otros factores que también tienen un peso en el desarrollo y mantenimiento de cualquier tipo de adicción. Se olvidan del entorno de la persona. Comparto con vosotros un video (un tanto polémico entre profesionales y expertos en adicciones):
¿Le habéis echado un vistazo al vídeo? ¡Excelente! Lo polémico de la charla de Hari es su tono algo absolutista (“todo lo que sabéis de adicciones está mal”) o la falta de rigor metodológico de la investigación citada en el vídeo (RatPark, de Bruce Alexander, 1979). Podéis ampliar información sobre el debate en éste otro artículo de Katie McBride, sobre lo polémico de éste video.
Me gustaría ir más allá de la polémica. Por supuesto que hay razón en las dos partes de cualquier conflicto, y negar completamente al otro jamás lleva a un buen entendimiento, y mucho menos a una verdad absoluta. Lo que brilla en éste vídeo y me gustaría recoger para vosotros lectores, es la importancia del entorno de la persona, tanto para desarrollar y mantener adicciones, o prácticamente cualquier otro trastorno psicológico.
Cuando trabajo en terapia, me gusta profundizar con mis clientes en sus historias y en qué es lo que echaban en falta en su vida y que intentaron llenar mediante el uso de sustancias, u otras conductas adictivas. Esta es la parte que más me llena de los procesos terapéuticos, cuando mis clientes empiezan a relacionar sus acciones con sus emociones, y adquieren una visión global de sí mismos: somos nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestras acciones, la gente que nos rodea, nuestro trabajo, nuestros deseos y aspiraciones. Existe una infinidad de elementos que conforman el contexto de cada ser humano.
Así es cómo procedo en terapia: trabajamos sobre los síntomas y las conductas, y también trabajamos en el contexto y realidad de la persona: ¿qué elementos dejas entrar en tu sistema, de manera que éste no funcione? Porque a diferencia de lo que dicen muchos, el entorno de una persona sí que se puede modificar, cada persona tiene el poder para desterrar de su vida elementos que no aportan nada bueno, e introducir otros elementos que sí traigan salud y equilibrio. Es una cuestión de valorar nuestro propio bienestar y darle el lugar que merece en nuestras vidas.
En próximas entradas compartiré con vosotros más información sobre proyectos internacionales que han conseguido introducir cambios en el entorno y contexto vital de los pacientes, de manera muy exitosa. También podéis echarle un vistazo a mis artículos sobre tratamiento e intervención en adicciones.

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

10 comments

  1. Hola Luis Miguel, me ha gustado mucho tu artículo, por cómo te expresas y también por el contenido. Comparto tu pasión por el trabajo terapéutico y creo que los valores y el entorno de las personas marcan una clara diferencia entre satisfacción e insatisfacción vital. Enhorabuena por el artículo. Un saludo

    1. ¡Muchísimas gracias, Irene! Espero que sigas pasándote por el blog y compartiendo opiniones sobre el contenido de terapia que voy trayendo. Un saludo

  2. Hola Luis Miguel,

    Interesante artículo sobre adicciones y no menos jugo se saca al vídeo que has puesto de TED,

    Por supuesto, para mi y mi forma de trabajar lo más importante es una combinación entre patrones de conducta,características de personalidad y cada vez crucial, se está viendo el papel que juega el apego que han desarrollado personas con problemas de adicción a lo largo de su vida con las personas de referencia como (padre, madre o cualquier figura, hermano… a los que hayan tomado como modelo), el entorno,

    1. Muy interesante Laura, muchas gracias por el comentario. Estoy de acuerdo, cuanto más podamos implicar a los familiares y demás personas del entorno de la persona, más facilitamos el contexto para la recuperación. ¡Un saludo, y sigue pasándote por el blog!

  3. “…cada persona tiene el poder para desterrar de su vida elementos que no aportan nada bueno, e introducir otros elementos que sí traigan salud y equilibrio”… sin duda es así, retomar el poder sobre tu vida es como encontrar “la puerta de salida” de un lugar oscuro y cerrado.
    Sobre el video: el contexto social/emocional adecuado y un “proyecto de vida” pueden sacar a un chico de la droga sin embargo creo que cuando está muy avanzado quizás haya que iniciar el tratamiento desde lo interdisciplinario.

    1. Estoy muy de acuerdo, Reyna! Sin duda el trabajo interdisciplinar es clave, siempre y cuando haya disponibilidad de colaboración entre todas las partes, localmente. ¡Un saludo!

  4. Reblogueó esto en kontemporenidady comentado:
    interesante tema tokas todo el entorno y la sociedad a la ves pero las adiciones CE controlan muchas veces mediante el placebo pero la sinología puede kontrolar la maldad ke aveces muchas personas hacen a un solo individuo eso komo CE le llama y

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.