Ejercicio de gratitud diaria

Hoy os traigo un ejercicio muy sencillo para aumentar nuestro bienestar emocional diario. Ser optimista no es un rasgo genético de nacimiento, que o lo tienes o no lo tienes. Ser optimista es una elección diaria. Es una manera de ver las cosas. En el día a día, acontecen eventos, y nosotros los interpretamos de una manera u otra. Dos personas pueden ver el mismo evento de formas muy diferentes. La clave está en adónde miras.

¿Qué es lo mejor, más positivo de nuestras vidas? Si traemos más a la conciencia todas las cosas buenas que nos han ocurrido durante el día, por pequeñas que sean, estaremos dando pasos hacia convertirnos en personas más optimistas. Y es que son precisamente los pequeños detalles del día a día los que marcan la diferencia. ¿Y sabes qué es lo mejor de todo? Que nuestro cerebro aprende. Cuanto más repetimos una acción, un patrón, más se refuerzan las conexiones cerebrales, y llega un momento en que lo practicado se automatiza.

El ejercicio que os propongo se llama “Caramelos de cada día“, y se lo debo al compañero de profesión, el psicólogo Antoni Martínez.

Muchas veces, antes de irnos a acostar, repasamos las tareas del día, o incluso pensamos y planeamos lo que vamos a hacer al día siguiente. Esta vez haremos algo diferente. Esta vez traeremos a nuestra mente los momentos positivos del día. Podéis guiaros con la pregunta ¿Porqué me siento agradecid@ hoy?  Tómate unos minutos para recordar o saborear los buenos momentos del día, como si fuera un caramelo que estás degustando, recreándote en él y en su delicioso sabor. Te invito a traer a la mente al menos tres cosas.

Al principio tendréis que pensar más, pero ya veréis que cuantos más días practiquéis ésto, más fácil os será fijaros en las cosas buenas del día. Tal vez estáis agradecidos por las personas que tenéis alrededor, por esas pequeñas victorias en el trabajo o en la universidad, o a vosotros mismos por haberos dejado el espacio para frenar y disfrutar más del presente. Si pasas estos momentos pensando en los aspectos más felices y gratificantes del día y concentrándote en pensamientos positivos, los sentimientos positivos tenderán a ser más duraderos e incluso se pueden trasladar al sueño.

Practicad ésto durante unas pocas semanas, y os aseguro que notaréis diferencias en vuestra forma de afrontar el día a día.

Un saludo, y que tengáis un buen día (esto es en realidad una elección personal)

 

Luis Miguel Real, psicólogo en Valencia, y autor de blog.

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.