Pros y contras de la terapia online

Hace tiempo que me dedico a la psicoterapia, y recuerdo las primeras veces que utilicé la terapia online. No tenía ningún despacho alquilado ni consultorio, y había escuchado que la gente estaba cada vez más interesada en éste formato de terapia. Vivimos en un mundo en que cada vez más es posible gracias a las nuevas tecnologías, así que ¿porqué no? Desde que me mudé de nuevo a Valencia, he continuado trabajando en línea con otros clientes que viven en el extranjero y me he dado cuenta del beneficio que nos da el uso de la tecnología.

Es cierto que no todas las terapias son para toda la gente, habrá personas que se sientan más cómodas trabajando con un enfoque que con otro y de igual manera, habrá quienes prefieran trasladarse al consultorio y tener la experiencia de ir a terapia presencial: tomar su asiento, reconocer los olores, la luz y todo el cúmulo de sensaciones que pueden aparecer al tener al terapeuta de frente. Por el contrario, habrá otros que disfruten más tomar su terapia desde la comodidad de su casa o con lo práctico que supone hacer una llamada telefónica o conectarse a Skype.

rawpixel-561415-unsplash.jpg

A partir de mi propia experiencia, he identificado algunas ventajas y desventajas de hacer terapia online.

¿Pros?

La terapia online es de fácil acceso, para llevarla a cabo se necesita estar conectado a internet, tener un ordenador, móvil o tablet.

Se puede llevar a cabo en cualquier lugar, desde la comodidad de la casa o en una hora libre que se tenga en el trabajo. Muchas personas se sienten más seguras al hablar de sí mismas en un lugar conocido para ellas. Además en ciudades muy grandes, es más fácil porque se evita el tener que trasladarse hasta la consulta del terapeuta.

Las personas que viven lejos de su país y se encuentren en uno donde no hablan su mismo idioma encuentran más atractivo hacer terapia en línea con una persona de su país, pues expresar las emociones y experiencias les resulta más sencillo en su lengua madre. Esto sirve mucho porque en la opinión de las personas, consideran que aunque hablen muy bien el idioma, no se transmiten de la misma manera las emociones, por esta razón buscan terapia con alguien que hable su lengua materna.

Las personas que ya llevan un proceso terapéutico pero ellas o su terapeuta cambian de residencia, también hacen uso de la terapia en línea para no cortar el proceso terapéutico incluso después de cambiar de lugar de residencia. Generalmente esto pasa cuando ya llevan algún tiempo trabajando juntos y la relación con el terapeuta es muy sólida, y prefieren no cortar con el trabajo terapéutico.

Personas con alguna limitación física que no pueda trasladarse fácilmente al consultorio pueden tomar terapia en línea, de esta manera podrá tener acceso a su tratamiento de una manera más cómoda.

 ¿Contras?

La principal desventaja que he identificado es cuando la tecnología nos falla: la conexión se cae, se termina la batería de alguno de los dispositivos o alguna actualización automática del sistema nos juega una mala pasada.

El espacio con el que cuenta el paciente para llevar a cabo la terapia es importante, algunas veces se encuentra en un lugar abierto o con ruido, esto dificulta que el paciente pueda expresarse libremente ya que puede preocuparse más por que las personas a su alrededor no lo escuchen. Por esta razón, parte del encuadre que se da al paciente al iniciar una sesión de terapia online es sobre cómo de fundamental es el espacio que se elija para ello.

Para evitar dificultades en este sentido, es muy importante que antes de iniciar la terapia, se tenga un encuadre claro en el que se establezcan los compromisos de ambas partes de la relación: terapeuta y paciente; de esta manera ambos estarán informados sobre su responsabilidad en el proceso terapéutico.

En general, la terapia online es una herramienta muy útil para personas que se sientan cómodas usando la tecnología y que por sus circunstancias específicas los prefieran. Ya sea online o de manera presencial, la terapia psicológica depende en gran medida del compromiso y la disposición tanto del paciente como del terapeuta, ya que es un trabajo en equipo.

Sesiones online.png

Después de leer lo anterior, ¿qué opinas sobre la terapia en línea? Si necesitas de terapia y el formato online funciona para ti, puedes contactarme y reservar una sesión online conmigo muy fácilmente.

¡Hasta la próxima semana!

Luis Miguel Real, psicólogo en Valencia, y autor de blog.

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

One comment

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.