¿Cómo es un tratamiento de Terapia Cognitivo-Conductual?

En este artículo responderé a algunas de las preguntas más comunes acerca de la Terapia Cognitivo-Conductual.

La Terapia Cognitivo Conductual es, en primer lugar, una forma de tratamiento psicológico.

A veces, tenemos experiencias que nos hacen aprender reacciones emocionales dañinas o dolorosas. Por ejemplo, si una persona sufre un accidente de tráfico y aunque no se hiere se asusta mucho, puede que la próxima vez que suba a un coche se sienta muy ansioso, con un gran miedo. Ha desarrollado una fobia a conducir (o aprendido a tener miedo a conducit). Otras veces (en realidad la mayoría) el proceso de aprendizaje es más lento. Por ejemplo, si a una persona se la educa en casa y en el colegio, sobrevalorando la importancia de caer bien a los demás, enseñándole que gustar es prioritario o que lo que piensen de él es crucial, puede que esa persona desarrolle una timidez patológica o fobia social (ansiedad al imaginar que no cumple las expectativas).

En resumen,  muchos de nuestros problemas emocionales son fruto del aprendizaje. Cuando alguien sufre una depresión, un trastorno de la ansiedad o un problema de alimentación, no está loco, ni enfermo, ni es débil: ha aprendido a reaccionar a esos acontecimientos de una manera concreta, y a la larga esa estrategia ha dejado de funcionar o está fuera de control.

Un psicólogo Cognitivo-Conductual es un experto en aprender y desaprender. La terapia consiste en enseñar una serie de técnicas y estrategias psicológicas probadas científicamente para que la persona afronte su problema emocional y lo maneje hasta eliminarlo. El psicólogo es un entrenador (o un coach) y la terapia es un proceso de entrenamiento o reaprendizaje donde se identifican las conductas que nos traen resultados indeseados, y las sustituimos por conductas que sí produzcan los resultados que deseamos..

Desde un punto de vista metodológico, la terapia Cognitivo-Conductual es una disciplina científica. La eficacia de las técnicas se basa en datos experimentales. Cuando por ejemplo se afirma que la “Exposición in Vivo” es el tratamiento de elección para la agorafobia, se dice así porque hay cientos de estudios científicos que lo demuestran.

Resultado de imagen de terapia cognitivo conductual

La Terapia Cognitivo Conductual tiene tres grandes etapas. El tratamiento consta de 4 fases: evaluación, explicación de la hipótesis, terapia y seguimiento.

a) La fase de evaluaciónConsiste en que el profesional averigüe toda la información necesaria sobre el problema de la persona que solicita la ayuda. Este estudio acaba cuando se puede explicar al detalle y en términos psicológicos el qué, el como y el por qué del problema. En el tiempo, suele durar 2 ó 3 sesiones.

b) La fase de explicación de la hipótesis: Tiende a durar una sola sesión, consiste en contarle con sumo detalle al cliente, toda la información relevante sobre su malestar. En nuestro enfoque es crucial que la persona comprenda el problema. En este estadio, se suelen presentar también las técnicas elegidas por el terapeuta.

c) La fase de terapia: Es la más activa, y tiende a durar entre 12 y 15 sesiones, aunque es muy variable según problemas y personas. El cliente llega a su sesión, aprende estrategias nuevas, vuelve a su casa, las practica, la semana siguiente vuelve a consulta, aprende más estrategias, las practica, y poco a poco va mejorando, reduciendo su malestar.

d) La fase de seguimiento: Suele incluir entre 3 y 6 sesiones cada vez más espaciadas en el tiempo. Esta fase se inicia cuando el problema ya se ha solucionado y suele prorrogarse durante un año.

 

La Terapia Cognitivo-Conductual es práctica y trabaja por objetivos: En Terapia Cognitivo Conductual nos concentramos en resolver los problemas actuales de la persona, los motivos que la aquejan hoy y la hacen sufrir. En algunos casos, cuando es necesario para entender el problema actual, preguntamos información sobre el pasado; pero el acento del tratamiento está puesto en resolver las dificultades de hoy.

Los diálogos entre el paciente y el terapeuta están guiados por objetivos prácticos. No se trata para nada de una charla espontánea sin dirección, sino que la terapia se orienta por los motivos que al paciente lo trajeron al tratamiento. Por otra parte, no sólo hablamos. Enseñamos al paciente un conjunto de ejercicios que lo van a ayudar a desarrollar nuestras estrategias para afrontar sus dificultados.

En síntesis, la terapia Cognitivo-Conductual es una forma de tratamiento psicológico de orientación práctica, basada en el conocimiento científico y de amplio espectro de aplicación. Su objetivo principal es aliviar el sufrimiento humano haciendo uso de procedimientos validados por la ciencia.

¿Eres profesional y te gustaría recibir una robusta formación en terapia cognitivo-conductual? Yo te recomiendo el máster del Centro de Terapia de Conducta de Valencia.

Luis Miguel Real, psicólogo en Valencia, y autor de blog.

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

One comment

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.