Adicción a internet y al móvil

Las nuevas tecnologías poseen un enorme potencial comunicativo y educativo, pero también entrañan riesgos. Como todo en la vida, los excesos suelen traer problemas de todo tipo, y también con las nuevas tecnologías. Ante un uso nocivo de internet, los teléfonos móviles o los videojuegos,  los más jóvenes son los más vulnerables porque, para los adolescentes de hoy en día, el terreno virtual tiene tanta realidad como las relaciones presenciales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta vinculados con las nuevas tecnologías. En España, se calcula que entre un 6 y un 9 por ciento de los usuarios habituales de Internet podría haber desarrollado algún comportamiento adictivo. En el siguiente enlace podréis consultar más números y datos estadísticos sobre el tema, si son de vuestro interés. Otra muestra de la alarma social que las adicciones a las nuevas tecnologías están causando es que el Ministerio de Sanidad español ha incluido por primera vez en 2018 las adicciones a las nuevas tecnologías en el Plan Nacional de Adicciones.

 

william-iven-19844-unsplash

Causas de adicción a las tecnologías

Las nuevas tecnologías representan para el adolescente una posibilidad de perderse en un mundo de fantasía para huir de la rutina cotidiana. De esta forma, se produce una paradoja: a través de las redes sociales y de Internet, los adolescentes no se muestran tal y como son en realidad, sino que muestran una imagen artificial de sí mismos (mediante los grupos de whatsapp, sus perfiles de Facebook o las fotos de Instagram)

La revolución tecnológica afecta de lleno a todos aquellos jóvenes que han nacido en la era virtual. Los adolescentes son los más vulnerables ante la adicción a las tecnologías.

Los cambios físicos y psicológicos que se viven en la adolescencia convierten al joven en una persona más vulnerable a nivel emocional. Por esta razón, los adolescentes pueden buscar en ciertos momentos la seguridad que les falta dentro de sí mismos en las tecnologías. Teniendo en cuenta las características de la etapa evolutiva del adolescente, ante una situación traumática, una pérdida, un fracaso escolar, una separación de los padres…. el adolescente puede vivirlas en soledad en lugar de afrontarlas con sus padres, los profesores, los amigos. En ese espacio de soledad se encuentra con una realidad personal con todos los cambios físicos y psicológicos que no llega a aceptar, conflictos familiares que no resuelve… Ante este panorama tiene la posibilidad de moverse en un mundo de fantasías: sentirse superior ante un videojuego que controla o ante un enemigo al que vence y cuántas más horas pasa frente al monitor, más seguro se siente.

Al chatear a través de internet y/o del teléfono móvil, tiene la oportunidad de manifestarse no tal como realmente es, sino como le gustaría ser, como este joven piensa que a los demás le gustaría que fuera, enmascarando esos conflictos que vive. No va a tener la “oportunidad” de enfrentarse a los demás directamente, no va a pasar la vergüenza de que le vean los cambios que se están produciendo en su cuerpo… Lo que en un principio es una ventaja, como es relacionarse con mucha gente, al hacerlo a través de un objeto que impide el encontrarse frente a frente, a la larga se vuelve en contra. Al no tener que conectar con el otro cara a cara, no genera recursos personales, que es como en definitiva se va a dar a conocer, se conoce a sí mismo, le conocen y va creciendo, madurando como persona. Muchos jóvenes de hoy en día corren el riesgo de no madurar sus habilidades sociales o su inteligencia emocional.

Pensemos en los efectos de una sustancia. La droga envuelve a la persona, de tal forma que es la sustancia y desde la sustancia donde se produce la relación entre la persona que la consume y las demás. La persona se deja aislar de la realidad, la evade o ve una realidad ficticia. Exactamente igual que con una sustancia puede ocurrirnos con un objeto al refugiarnos tras él.

El entorno familiar también influye en los hábitos que adquiere un chaval. Existen padres que olvidan que la televisión no es una niñera inofensiva que cuida de los niños, sino un entretenimiento que tiene que ser puntual y controlado por un adulto. Por otra parte, en algunos casos, la adicción a las tecnologías puede estar causada por un problema previo que tiene que ser detectado. Por ejemplo, la falta de amigos y la soledad, puede llevar al joven a refugiarse en las tecnologías.

william-hook-476194-unsplash.jpg

¿Qué hacer cuando sospechamos que se utilizan en exceso?

Es importante ofrecer actividades alternativas. Cuando pasamos excesivo tiempo con el móvil o en internet, ¿qué nos estamos perdiendo ahí fuera? El placer de las relaciones cara a cara con los seres queridos (familia o amigos), actividad física y deportes, o simplemente disfrutar del aire libre.

Es importante ayudar a los chavales a entender qué es lo que se están perdiendo. Obligarles a dejar el móvil o castigarles sin él es contraproducente. ¿Qué haríais vosotros si vuestros padres os hicieran eso? Yo me enfadaría, lo vería injusto, me rebotaría, cogería el móvil o el ordenador con más fuerza todavía, como una reivindicación de mi libertad. Probablemente esto os recuerda a vosotros mismos cuando teníais su edad.

Cuando vuestros hijos experimentan los placeres de lo que se están perdiendo, también se dan cuenta del dolor que supone esa pérdida. La motivación por el cambio llega entonces de manera natural, y después llegan las acciones voluntarias para hacer algo al respecto.

alesia-kazantceva-254885-unsplash

Por último, ten en cuenta siempre que tú eres su modelo, es decir, no puedes enseñar a tus hijos un uso moderado del móvil y del ordenador si tú no lo respetas. Lo mismo por las actividades alternativas al uso excesivo del móvil 😉

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.