Duelo migratorio: los expatriados buscan psicólogos

Cuando nos vamos al extranjero

Lo he vivido. Disfruté de dos estancias de un año cada una en Eslovaquia y en Países Bajos (Holanda). La emoción por las nuevas posibilidades, un nuevo mundo que experimentar, nuevos amigos, nuevas comidas, música, olores… Una nueva vida, que significa un cambio de aires y un nuevo sabor al día a día.

Muchos españoles han emigrado (o expatriados, popularmente) a lo largo de los últimos años, sea por la crisis económica y la búsqueda de empleo, por irse de Erasmus u otras becas estudios, por familia o pareja, o simplemente por cambiar de vida. Somos muchos los que nos hemos metido ya en los zapatos del explorador que, cuan Marco Polo, se adentra en las tierras desconocidas para conocer nuevas culturas y vivir nuevas aventuras.

Pero a veces, pasado el tiempo, no todo son alegrías.

¿Qué es el duelo migratorio?

“Duelo” hace referencia a la gestión de una pérdida vital, y a la consecuente adaptación a la nueva situación. Un duelo por sí mismo no es patológico, pues es un proceso natural para acomodarnos, emocional y cognitivamente, a la nueva realidad. Puede volverse patológico si no lo gestionamos bien.

El duelo migratorio es el que tiene lugar al dejar atrás el hogar, y todo lo que ello conlleva: la familia, los amigos, la pareja, la ciudad y otras cosas asociadas al entorno que fuesen importantes para la persona.

Algunos síntomas que los expatriados experimentan son la pérdida de apetito, ansiedad o problemas para dormir. También se experimentan emociones como la tristeza o la rabia, y muy a menudo se rechazan o no se les da espacio para ser expresadas. Lo conocemos en España por esa expresión gallega de la “morriña“, y admitirnos a nosotros mismos: “pues lo echo de menos…”.

resi-kling-513506-unsplash

¿Cuál es el perfil de quien busca ayuda?

Las personas que buscan terapia no suelen ser, precisamente, recién llegados a sus países de acogida. Al principio, los emigrantes están tan concentrados en su integración que, en cierto sentido, se desconectan de lo que ocurre en su interior. Es con el paso de los años, cuando ya han alcanzado sus objetivos originales, cuando empiezan a darse cuenta de un malestar incierto, esa nostalgia.

Los que se van suelen hacerlo con la idea de volver. Pero, con el tiempo, volver se vuelve más complicado de lo que parecía en un principio es la sensación de quedarse atrapado en el extranjero, con un pie en cada mundo.

Los emigrantes se encuentran entonces con muchos dilemas vitales: si quedarse o no, si renunciar a las cosas que han ganado en el país de acogida y volver a su vida anterior, o quedarse como un extranjero de larga duración. ¿Cómo adaptarse al nuevo hogar, hasta sentirse en casa completamente?

Pero esa decisión no es fácil, implica muchas renuncias, asumir que la vida en España continuará sin ellos, que no estarán en los acontecimientos importantes de familiares y amigos, que siempre tendrán un acento que les hará diferentes.

Celia Arroyo, psicóloga

El duelo migratorio es el gran “estar entre” dos países, dos culturas, dos grupos de personas, dos planteamientos vitales, dos emociones enfrentadas… Afrontando las ganancias y pérdidas, los riesgos y beneficios que supone la nueva situación, poniendo a prueba nuestras capacidades de adaptación y preparación psicológica para el cambio. 

¿Qué hacer?

Cada vez más expatriados buscan apoyo psicológico de profesionales, para ayudarles a gestionar las emociones enfrentadas y todo el proceso de duelo migratorio. Sin embargo, se encuentran con que no hay muchos psicólogos que hablen su idioma nativo allá donde están, en Reino Unido, en Alemania, en Finlandia, en Polonia… Ya que se sentirían mucho más cómodos teniendo un proceso terapéutico en su lengua materna, en que les sería más fácil expresar sus emociones.

Hoy en día, gracias a las tecnologías que ofrece internet, además de hablar con familiares y amigos por todo el mundo, los emigrantes también pueden disfrutar de terapia online. Con todas las posibilidades que ello supone, y además con psicólogos especializados en éste fenómeno.

¿Necesitas ayuda?

¿Buscas terapia online con un psicólogo hispanohablante? Puedes escribirme y preguntarme todas las dudas que tengas sobre el proceso, y sin compromiso. Escríbeme al WhatsApp (+34 697 75 56 15) y pide información, o reserva ya tu primera sesión online.

Luis Miguel Real es psicólogo en la ciudad de Valencia (número de colegiado: CV14890). Ofrece servicios de psicoterapia, coaching y formación. Está especializado en el tratamiento de adicciones, además de en terapia Gestalt, terapia cognitivo-conductual y técnicas de coaching.

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.