Saltar al contenido

Cómo inspirar a los demás

Todos nos hemos sentido inspirados por otras personas. Personas que hayamos conocido en persona o no, que mediante sus acciones o sus palabras, han hecho que algo en nuestro interior se encendiese.

¿De qué hablo en este artículo?

¿Cómo podemos inspirar a los demás?

Como resultado, habremos llevado a cabo acciones nuevas, habremos tomado decisiones importantes, habremos cambiado hábitos de vida, y mucho más…

Cuando hablamos de personas inspiradoras, muchas veces los primeros que nos vienen a la cabeza son personaje famosos o históricos… pero más a menudo, los más inspiradores son las personas corrientes, aunque no nos acordemos tanto, son las personas de nuestro día a día, con las que interactuamos más a menudo, las que nos inspiran más.

Inspirar es causar un impacto positivo en otra persona, de manera que ésta reaccione y lleve a cabo otra acciones que también tengan un impacto positivo, sea para esa sí misma o para otras personas. ¿Cómo podemos inspirar a las personas que nos rodean?

Para poder causar un impacto positivo en otras personas, hemos de guiarnos siempre por valores y principios que guíen nuestras acciones y nuestra forma de participar del mundo.

Si nos paramos un momento a pensar en las personas por las que nos hemos sentido inspirados a lo largo de nuestra vida, ¿qué tienen en común?

A continuación, comparto con vosotros una lista de valores que he reconocido en personas de mi vida que encuentro inspiradoras, así como de testimonios de mis pacientes: el cuidado, el entusiasmo, la confianza, la ambición, el compromiso, la amistad, el coraje, la determinación, la humildad, le lealtad, el agradecimiento, el respeto, la honestidad…

La lista podría hacerse inmensa. Todos tenemos una serie de valores y principios que son importantes para nosotros, y nos sentimos inspirados cuando reconocemos esos valores en las acciones de otras personas.

[optin-cat id=»7926″]

¿Cómo podemos ser inspiradores?

Lo primero es que seamos inspiradores para nosotros mismos. ¿Cuáles son nuestros valores? ¿Qué principios son importantes para nosotros y queremos que guíen nuestras acciones?

Haz una pequeña lista de valores y principios que admiras y que son importantes para ti.

Cuando ya tengas la lista, pregúntate: ¿estoy poniendo en práctica estos valores y principios en mi propia vida? ¿Cómo? ¿Mediante qué acciones de mi día a día vivo éstos valores y principios?

Al final, se trata de ser coherentes. ¿Queremos este tipo de mundo? ¿Entonces qué estamos haciendo para hacerlo posible? ¿O simplemente hablamos y nos quejamos mucho esperando que otras personas hagan el trabajo?

Esta actividad puede ayudarte a reflexionar y hacer balance de las cosas del día a día que podrías hacer para ser cada día una mejor versión de ti.

También puedes hacer las cosas buscando el tener un impacto en las vidas de las demás personas a tu alrededor, así como cambiar tu vida y la de los demás (a mejor).

Puedes ponerlo en práctica en diferentes contextos de tu vida, con tu familia, con tu pareja, en tu trabajo… y traer esos valores de integridad y constancia que pueden hacer nuestros cambios duraderos y estables.

«Sé. No intentes convertirte«

Osho

Al vivir nuestra vida desde los valores que hemos elegido, es cuestión de tiempo que otras personas se sientan inspiradas por nuestras acciones, pues no hay mejor maestro que el que da ejemplo.

Y así, poco a poco, contribuimos a hacer del mundo un lugar mejor.

Espero que te haya sido útil éste artículo. Comparte tu opinión en los comentarios, y compártelo con otras personas si crees que puede tener un impacto positivo en ellos también.

Igual te interesan estos otros artículos:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)