El modelo PERMA: las 5 claves del bienestar emocional

El modelo PERMA es un concepto englobado dentro de la psicología positiva.

Peor ¿qué es la felicidad? Es un concepto muy abstracto, y la mayoría de expertos en psicología y desarrollo personal acaban desechándolo (mucho cuidado con los «gurús motivacionales», la palabra felicidad es más un reclamo de márketing) y utilizando el término bienestar emocional. Es decir, ¿cómo podemos conseguir una vida más plena?

Martin Seligman es un psicólogo y escritos que ha dedicado su vida a investigar y hacer publicaciones. Durante muchos años, estudió la depresión, y se dio cuenta de que la gran mayoría de las investigaciones solo se dedicaban a la parte patológica y a la sintomatología de la depresión. Mucha investigación en investigar cómo evitar «lo malo». Pero, ¿y si estudiásemos cómo promover «lo bueno» o lo que promueve el bienestar?

El modelo PERMA de Martin Seligman delimita 5 aspectos clave para el bienestar: cinco áreas de nuestra vida que, de cuidarlas, aseguran el bienestar que buscamos.

¿Qué es el modelo PERMA?

El modelo PERMA se llama así por las siglas en inglés de:

P (Positive emotions): Como ya he escrito en otros artículos del blog, no hay emociones negativas. Todas las emociones tienen un propósito y una función, aunque puedan ser percibidas como desagradables cuando son intensas, como la ira, el miedo, o la tristeza. Sin embargo, este punto se refiere al placer o a la alegría y sus derivados.

¿Qué me reporta placer o disfrute? Si identificamos esas actividades o elementos, podemos promoverlos en nuestra vida. ¿Dedicamos suficiente tiempo a las cosas que disfrutamos? ¿Cuáles son las principales fuentes de placer en tu vida? ¿Cómo de a menudo te has dedicado a esas actividades en los últimos 6 meses? Si no estás satisfecho o crees que éste área es mejorable, ¿qué puedes hacer para darle la vuelta a ésto?

¿Pero y si nos pasamos? En todo, hay un término medio. Si solo nos dedicamos a actividades placenteras, llegara un momento en que nos habituemos y lleguen incluso a aburrirnos. La vida no consiste en hacer siempre cosas placenteras (¿Eso es lo que queríamos de adolescentes, eh?), la clave es encontrar el equilibrio y dar un espacio apropiado.

E (Engagement): Esta área se refiere a la entrega. ¿Recuerdas alguna actividad en tu vida que no solo disfrutases, sino que estuvieses «totalmente dedicado»? Recuerdas esa sensación de conexión con tus sentidos y con el presente, se te pasa la hora de comer, no te acuerdas de tener hambre, eres uno con la actividad…

Es una actividad que conecta con tus fortalezas, y te da energía. Para muchas personas es bailar, practicar su deporte preferido, la pintar, reparar aparatejos, la carpintería…

R (Relationships): Relaciones sanas. ¿Creas espacio para compartir con otras personas? ¿Tienes una red de apoyo estable? Y no es la cantidad de amigos (todo el mundo conoce a cientos de personas en Facebook…), sino la calidad o profundidad de las relaciones. Para muchas personas, el sentido de la vida viene con la familia, la pareja, o las comunidades de las que forman parte y de las que participan.

No se trata de crear relaciones instrumentales y superficiales, sino de todo lo contrario: de dedicar tiempo a las personas que queremos.

M (Meaning): Darle significado o propósito a nuestra vida y a lo que hacemos. ¿Eres consciente de tus mayores fortalezas? ¿Las estás aplicando en proyectos o áreas en que tu potencial sirva a otras personas o a la sociedad? ¿Cuál es tu papel en el mundo? ¿Le das a tu vida un sentido mayor que tú?

A (Accomplishments): Logros. Pero, ya me estoy marcando objetivos y metas todo el rato, ¿qué hay de nuevo en ésto? El enfocarnos en el proceso y en los aprendizajes. Puede ser que lleguemos a la cima de la montaña O NO. Sin embargo, el disfrute del proceso está lleno de logros en sí.

Todas éstas áreas se solapan entre sí y afectan unas a otras. Imagina que fuesen las patas de una mesa. Si todas las patas son fuertes y estables, la mesa se mantendrá en pie pase lo que pase.

Ejercicio de reflexión

Y para terminar, te invito a hacer un ejercicio de auto-reflexión. Reflexiona sobre cada una de las cinco áreas en tu vida, y dales una puntuación del 1 al 10. ¿Qué puntuación le has dado a cada una? ¿Qué te haría falta para llegar o acercarte al 9 o al 10? ¿Qué puedes hacer tú en tu día a día para mejorar esto?

Visita www.luismiguelreal.es/contacto en caso de que quieras saber más sobre psicoterapia

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.