Lo que la psicoterapia puede hacer por ti

Todo el mundo ha ido a hablar sobre la terapia psicológica, pero ¿para qué iba a alguien utilizarla? ¿Para qué personas está recomendada? ¿Hace falta tener una trastorno mental diagnosticado para ir a terapia?  Y por supuesto, ¿cuáles son los principales beneficios de la psicoterapia?

1 – Una de los principales beneficios de la psicoterapia es mejorar el bienestar emocional y  alcanzar una mayor calidad de vida para la persona. Hay muchas maneras de alcanzar este objetivo, dependiendo de cuál es el contexto en el que vive la persona y cuáles son las características y mayores obstáculos en el camino.

2 – En psicoterapia, una persona aprende a dar orden a sus pensamientos y sus emociones, a verbalizarlos y a compartirlos con otra persona. Esto le dará claridad, así como comprenderse y entenderse mejor a sí misma. A esto lo podríamos llamar una mayor conciencia o reconocimiento de pensamientos y emociones.

3 – La mejora de las relaciones de la persona, así como la resolución y gestión de conflictos. La manera en que nos relacionamos con otras personas en la vida es uno de los factores más importantes que influyen en nuestro bienestar emocional. No solamente  en cuanto a las personas que hay a nuestro alrededor, sino cómo las percibimos y cómo interactuamos con ellas. En psicoterapia se trabajan las relaciones del entorno de la paciente, además de nuevas estrategias de afrontamiento para diferentes situaciones.

4 – Promover la inteligencia emocional. Todas las personas experimentan emociones todos los días, a cada instante. Sin embargo, no todas las personas saben muy bien cómo reconocer sus emociones y cómo gestionarlas de manera que éstas no sean un obstáculo, sino que cumplan su propósito: ayudar a la persona a sobrevivir y a pasar mejor su vida.

Todas las emociones tienen un propósito evolutivo, y están ahí para protegernos, defendernos, ayudarnos a evitar peligro o incluso hacernos más conscientes de una perdida (cómo puede ser la tristeza, por ejemplo). En psicoterapia, una persona aprende a gestionar sus emociones de manera que le apoyen, así como crear espacio para experimentarlas de manera sana. Esto también incluye la gestión del estrés.

5 – En psicoterapia también tomarás conciencia de tus puntos fuertes y  débiles. Aprenderás a minimizar los puntos débiles, negativos o que no te apoyan, y a la vez también aprenderás a tomar conciencia y reconocer tus virtudes y fortalezas, y hacerlas brillar más para que puedas dar todo tu potencial en la mayoría de situaciones de la vida.

6 – En psicoterapia también trabajamos con la autoestima, sobre las ideas que una persona tiene sobre sí misma y de su aceptación de estas. Éste es un aspecto crucial para el bienestar de una persona a lo largo de su vida, que se acepte en su totalidad y quiera por ser quién es.

7 – Adicciones: en psicoterapia también se trabaja con las acciones, rituales, hábitos, o costumbres, que puedan suponer perjuicios o daños para el bienestar de la persona, así como se trabaja también en la manera de cambiarlos corregirlos o sustituirlos por otras acciones y reacciones más convenientes. Este aspecto de la terapia es muy útil para el tratamiento de adicciones, como pueden ser el fumar, el consumo excesivo de alcohol o de otras drogas.

También se trabaja con otros tipos de adicciones, como el juego patológico o ludopatía, las adicciones a las nuevas tecnologías como Internet, videojuegos o el teléfono móvil, y otros tipos de adicciones comportamentales como pueden ser la adicción al sexo, al deporte, a las compras o a la comida.

8 – Se ha demostrado que la psicoterapia produce cambios en el cerebro a largo plazo. Se estimulan muchas áreas del cerebro, y los aprendizajes y nuevos patrones de pensamiento se consolidan a largo plazo.

9 – La psicoterapia te puede ayudar a conseguir tus metas: te ayudará a tomar conciencia de dónde estás en el momento presente, adónde quieres llegar, y a hacerte un plan para llegar allí, acciones, habilidades a desarrollar, etc.

10 – Un buen psicoterapeuta o psicólogo te asesorará y te guiará en tu proceso de cambio. Para esto, es imprescindible que la persona tenga claro para sí misma qué es lo que quiere conseguir con la terapia, qué es lo que quiere cambiar en su vida y si está dispuesta a dar los pasos necesarios para hacer esos cambios reales.

¿Cuáles son las fases de un proceso de terapia?

Un proceso de psicoterapia suele componerse de una fase de recogida de información, otra de tratamiento, y otra de seguimiento.

La fase de recogida de información: suele ser en las primeras sesiones de psicoterapia y el psicoterapeuta se dedica a recoger información sobre el caso, el motivo de consulta y las diferentes situaciones en que se da el asunto que trae a la persona a terapia, así como otros factores que pueden ser importantes para la para el tratamiento y el proceso terapéutico.

La persona y el terapeuta trabajarán juntos para llevar a cabo cambios en la vida de la persona. A lo largo de las sesiones, también se van a evaluar y supervisar los resultados de estas acciones, para poder ajustar el proceso de psicoterapia. Es un proceso totalmente adaptado a la persona por sus condiciones únicas.

En caso de que te estés planteando empezar terapia, puedes pedir información sin compromiso en www.luismiguelreal.es/contacto

¿Te pareció interesante el artículo? Comparte un comentario con tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.