▷ Tipos de adicciones conductuales

¿Qué son las adicciones conductuales?

Son las adicciones sin sustancia, o adicciones no tóxicas, que no tienen que ver con ninguna droga o sustancia química.

Son adicciones porque las personas pueden experimentar pérdidas de control ante esas actividades (en vez de al consumo de una determinada sustancia).

Otra característica fundamental de las adicciones es que el sistema de recompensa cerebral queda secuestrado, siendo la actividad adictiva en cuestión la única con la que la persona experimenta placer, eclipsando todo lo demás en la vida de la persona.

Otra similitud con las adicciones tradicionales es que algunas personas también experimentan síndrome de abstinencia: una serie de molestias físicas y emocionales al no llevar a cabo la conducta adictiva (por ejemplo, al no jugar a las máquinas tragaperras).

Para saber más:

 

Tipos de adicciones comportamentales:

Ludopatía (adicción al juego)

Se van observando más y más casos de adicción al juego en varios países. No solamente en las tradicionales máquina tipo B o tragaperras, sino en juegos más típicos de casino como la ruleta o el póker, o las apuestas deportivas.

Todas estas variantes de juegos de azar tienen desde hace años sus versiones en plataformas online de las grandes casas de apuestas, que gracias a las nuevas tecnologías son cada vez más accesibles por los más jóvenes.

Se ha ido generando una gran alarma social al ver que aumentaba la popularidad de los juegos de azar entre estudiantes universitarios o incluso entre menores de edad. Y es que no es casualidad, las casas de apuestas apuntan a los más vulnerables.

Decepciona la pasividad de los gobiernos a la hora de legislar y poner limitaciones a la publicidad de las grandes casas de apuestas (al igual que las limitaciones que existen para la publicidad del tabaco o las bebidas alcohólicas).

 

Adicciones a las nuevas tecnologías

Seamos claros: las tecnologías no son malignas ni crean adictos (por sí mismas). Otra cosa es que ciertas personas tengan un riesgo mayor de desarrollar problemas de adicción ante ciertos estímulos o situaciones.

Nuestros dispositivos electrónicos, los móviles, las consolas, las redes sociales… todas están diseñadas, como cualquier otro producto, para promover el engagement, es decir, motivarnos para seguir pegados a la pantalla, seguir interactuando (y eso los fabricantes saben muy bien cómo hacerlo).

 

Adicción a internet y al móvil

Los teléfonos móviles nos han facilitado muchísimo la vida, y las personas que vivieron hace 100 años no podrían ni imaginar cómo han cambiado nuestras vidas. No creo que podamos hablar realmente de adicción a los teléfonos móviles cuando la mayor parte de la población está teniendo este tipo de hábitos de uso excesivo.

Creo que estamos más hacia un cambio de la sociedad, que todavía está adaptándose a estas tecnologías que han cambiado tan abruptamente nuestro estilo de vida, con solo unos pocos años de adaptación ante tecnologías que cambian de un día para otro.

Adicción a los videojuegos

Los videojuegos no son malos, ni crean asesinos ni vuelven loca a la gente. Al contrario, muchas veces se asocia los videojuegos a mayores capacidades de concentración, de pensamiento lateral o resolución de problemas complejos.

Como en todo, la persona que sea más vulnerable a desarrollar cualquier tipo de adicción, tendrá un mayor riesgo de tener problemas al consumir videojuegos.

Es importante que recordemos que una correlación no establece claramente la dirección causa-efecto: ¿los videojuegos causan adicción? ¿o los adictos tienden a consumir más videojuegos?

Más artículos relacionados:

Adicción al sexo (Ninfomanía)

El sexo es maravilloso. Punto.

Pero de tan maravilloso que es, algunas personas pueden permitir que esta actividad eclipse todo lo demás en sus vidas, y que se le termine de dedicar una gran parte del tiempo.

La adicción al sexo puede manifestarse mediante excesiva masturbación (utilizando pornografía para llegar a la eyaculación), sexo en grupo, actividades sexuales de riesgo, o incluso en forma de abusos sexuales.

El sexo es una necesidad básica del ser humano, sin embargo, el hacerlo se vuelve en un problema cuando se dedica gran parte del tiempo a esta actividad, ya sea en compañía o solo, utilizando la pornografía para llegar a la excitación sexual.

Un riesgo del uso excesivo de pornografía es la hipersexualización que se hace de las personas en los videos, mostrando imágenes muy sesgadas y fantasiosas sobre la sexualidad, los roles de género, etc.

Esto último puede ser muy perjudicial a largo plazo, sobre todo para los adolescentes, que no tienen experiencia como para contrastar, y pueden tomar como realidad o doctrina lo que ven en el porno, asentando expectativas erróneas o incluso peligrosas sobre el sexo.

Tanto en adolescentes como en adultos, por el uso excesivo de pornografía, la persona puede llegar a encontrar dificultades para excitarse en el sexo con otras personas: puede que la realidad ya difícilmente supere a la ficción. También pueden surgir problemas como disfunción erectil, eyaculación precoz, o anorgasmia.

 

Adicción al trabajo

A lo largo de los años, se ha popularizado mucho el término «workaholic», haciendo referencia a esa cultura de sacrificio en el lugar de trabajo.

Llevando al extremo ese eslógan de «el trabajo dignifica», una persona puede identificarse tanto con el trabajo que puede poner en riesgo su vida.

Vivimos en una sociedad que glorifica y ensalza el vivir con ansiedad, con frases bonitas de Mr Wonderful, esa mentalidad neoliberal de «ponle pasión a todo lo que haces», un discurso que intenta endulzar y justificar el aumento de la producción.

Claro, esto es mucho más barato que simplemente subir el salario a los trabajadores u ofrecerles mejores condiciones laborales.

La verdad es que el trabajo no lo es todo en la vida, es solamente una parte de esta, y podemos hablar de una situación problemática cuando el trabajo entra en conflicto con el tiempo dedicado a otras actividades, como pasar tiempo con la familia, con amistades, o simplemente disfrutar de tiempo libre.

Adicción a las compras

Esta no es una adicción muy conocida, en parte porque el consumismo excesivo está aceptado y normalizado en las sociedades occidentales.

De una manera parecido al trabajo, muchas personas asocian su ideal de «felicidad» o «libertad» al consumir y comprar productos de manera impulsiva (independientemente de que los necesiten o no).

Plataformas como Amazon los facilitan cada vez más, que uno pueda comprar compulsivamente por cada vez menos dinero y con más facilidades. En un par de clicks se ha cargado a mi tarjeta, y en uno o dos días lo puede tener ya en casa.

adiccion a las comprar psicologo en valencia luis miguel real

Adicción a la comida

Todos necesitamos comer para seguir viviendo (y comer bien para vivir bien). El problema viene cuando esta actividad se va de los manos, llegando al extremo y derivando en conductas adictivas, con poco o ningún control sobre lo que se come o cuándo se come.

Si hablamos de trastornos de conducta alimentaria, podemos hablar directamente del trastorno por atracón, un derivado de la ansiedad en que la estrategia principal de la persona para gestionar su ansiedad es comer de forma compulsiva.

A veces, después de los atracacones puede venir la culpabilidad y pueden darse conductas de purga, como provocar el vómito para «limpiarse». En estos casos hablaríamos de un trastorno de bulimia.

La consecuencia más grave de la adicción a la comida es, especialmente, la obesidad, algo que en las últimas décadas se ha transformado en la auténtica epidemia en el mundo occidental. Otros problemas relacionados con tener unos malos hábitos alimenticios son la diabetes, problemas gastrointestinales, problemas de movilidad y también diversos tipos de cáncer en el esófago, el estómago, el cólon…

 

Psicólogo Especialista en Adicciones en Valencia

Soy Luis Miguel Real, psicólogo especialista en adicciones, y hago psicoterapia presencial en mi consulta en Valencia, además de terapia online para todo el mundo.

Si quieres ponerte en contacto conmigo, visita mi página web www.luismiguelreal.es

Las frases de Mr. Wonderful solo sirven para limpiarte el culo 💩
Todos queremos sufrir menos. Tengo una newsletter, y comparto herramientas para disfrutar más de la vida, sin tener que graparte una sonrisa falsa en la cara como si fueses el Joker.
Te llegará un regalo por email, que no le mola a todo el mundo 😉

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.