▷ Tipos de adicciones químicas

¿Qué son las adicciones químicas?

Son las adicciones tradicionales, a drogas o sustancias químicas.

Es importante que dejemos claro que una droga es cualquier sustancia que tenga un efecto en el sistema nervioso, no solamente sustancias ilegales. El alcohol es una droga, el tabaco es una droga, los medicamentos son drogas, etc.

Son adicciones porque las personas pueden experimentar pérdidas de control ante el consumo de esas sustancias.

Otra característica fundamental de las adicciones es que el sistema de recompensa cerebral queda secuestrado, siendo la actividad adictiva en cuestión la única con la que la persona experimenta placer, eclipsando todo lo demás en la vida de la persona.

Muchas personas también experimentan síndrome de abstinencia: una serie de molestias físicas y emocionales al no poder consumir (por ejemplo, el mono del tabaco)

Para saber más:

Tipos de adicciones químicas:

Adicción al Alcohol

El alcohol es una droga legal, y ahí radica gran parte de su peligrosidad: la mayoría de la gente no es consciente de los riesgos del consumo habitual de alcohol, así como se normalizan o incluso se aplauden los consumos excesivos en determinadas circunstancias.

Detrás del alcohol se encuentran muchísimos problemas de cáncer, accidentes de tráfico, abusos sexuales y otros actos de violencia.

El principal problema es que el alcohol está presente en la mayoría de culturas, muy fuertemente asociado a celebraciones y todo tipo de actos sociales, así como algo que consumir «si te encuentras mal». Es una de las formas más peligrosas y dañinas de tratar con la ansiedad, pero se le quita importancia constantemente.

Casi todo el mundo conoce de sobra los efectos del abuso del alcohol.

Encima, el síndrome de abstinencia a esta sustancia puede ser mortal, lo cual pone las cosas mucho más difíciles a la hora de superar la adicción al alcohol, ya que no se puede hacer un proceso de deshabituación como se hace con otras sustancias adictivas.

A lo mejor te interesan estos artículos:

Adicción a la nicotina (tabaco)

La sustancia que causa adicción al tabaco es la nicotina. El tabaco, al igual que el alcohol, es legal, sin embargo, parece que hay una mayor conciencia social sobre sus efectos perjudiciales.

De hecho, en la mayoría de los países se ha prohibido la emisión de comerciales de tabaco, mientras que los anuncios de marcas de alcohol siguen emitiéndose como si de zumos se trataran.

La nicotina es una sustancia que altera el funcionamiento del cerebro de forma significativa, provocando la adicción. Con el paso del tiempo, si la persona no se fuma su tan deseado cigarrillo, empieza a sentir malestar en forma de ansiedad y nerviosismo.

El humo del tabaco es el responsable de enfermedades respiratorias, como cáncer tanto en los pulmones como en la laringe, y también problemas del corazón como infartos y accidentes cardiovasculares.

Cabe decir que la alternativa ‘sana’ al tabaco tradicional, el vapeo, se ha mostrado como un sustitutivo muy poco eficiente, y no son pocos los ministerios de sanidad que se están planteado regular su consumo como práctica potencialmente adictiva.

Seguro que te interesa esto:

Cafeína

Se ha debatido mucho sobre si se debería considerar la adicción a la cafeína como tal.

Es evidente y está demostrado que la cafeína puede  provocar dependencia, e incluso recuestrar los sistemas de recompensa y concentración de la persona. Todos conocemos a alguien que «no es persona» si no se toma varias tazas de café al día.

Pero además del consumo continuado, en una adicción se deben dar pérdidas de control ante el consumo de la sustancia, y que se den consecuencias negativas de consumo excesivo, tanto para uno mismo como para las personas del entorno cercano.

Sí, se puede abusar de la cafeína, y puede causar problemas de atención, de ansiedad y hasta enfermedades coronarias… pero es evidente que no hablamos de la misma adicción y los mismos problemas que pueden causar el alcohol o la cocaína, por ejemplo.

Un ejemplo de abuso serían los casos de las personas que abusan de las bebidas con cafeína por la tarde o incluso en la noche, aún siendo conscientes de que eso va a perturbar casi con total seguridad sus ritmos de sueño. En este sentido, se cumpliría el criterio de que el consumo y los efectos a corto plazo pudiesen valorarse mucho más que las consecuencias negativas a largo plazo.

Dormir bien es fundamental para vivir bien:

Psicofármacos

Vivimos en una sociedad en que se promueve el consumo de psicofármacos, muchas veces sin necesidad, y eso acaba derivando en problemas de dependencia, de adicción, o de sufrir peligrosos efectos secundarios.

Comprar psicofármacos no suele ser tan sencillo como puede ser comprar una cajetilla de tabaco, ya que en muchos casos se requiere receta médica.

Recordemos que muchas de las drogas ilegales actuales fueron comercializadas legalmente en el pasado, en farmacias y supermercados.

Muchos psicofármacos generan tolerancia si se consumen con demasiada frecuencia, por eso es esencial que los recete un psiquiatra con cabeza y sentido común, siempre buscando la retirada paulatina de la sustancia, para no hacer a la persona dependiente.

 

Opiáceos

Los opiáceos son los derivados del opio, que tradicionalmente se consumía fumado en pipa en muchos países asiáticos. Los derivados del opio se popularizaron en Europa y América a principios del siglo XX, empezando a distribuirse después sus derivados manipulados químicamente, como la heroína.

Un paso anterior a la heroína es la morfina. Sí, esa sustancia que es tan vital y de uso tan común en medicina, es el escalón químico anterior a la heroína. Se podría decir que, cuando están sedando a alguien con morfina, es heroína lo que se le está administrando, solo que de la mayor pureza posible.

 

Esteroides

Los esteroides son sustancias muy utilizadas en el mundo del deporte, para aumentar el rendimiento físico o para aumentar de forma rápida y con poco esfuerzo la masa muscular.

En la mayoría de los casos se tratan de variantes sintéticas de testosterona, y que pueden causar muchas complicaciones cardíacas, o incluso la muerte.

 

Cannabis

El cannabis es la droga ilegal más consumida, especialmente por su accesibilidad.  Se puede cultivar en prácticamente cualquier jardín, y aunque requiere de ciertos cuidados especiales, estos no son muy complicados. Hasta un adolescente puede mantener unas plantas.

El mayor bulo en cuanto al cannabis y sus derivados es que al ser «natural» se suele considerar menos perjudicial que otras sustancias.

Sin embargo, se ha demostrado científicamente que el consumo continuado de cannabis puede provocar sintomatología psicótica, pérdidas, de memoria, etc. El auto-engaño es muy común entre sus conumidores habituales.

Por otro lado, es verdad que se han hellado beneficios de su uso terapéutico para ciertas dolencias.

Igual te interesa este artículo:

 

Drogas de síntesis

  • Popper
  • Éxtasis
  • Éstasis líquido (GHB)
  • PMMA
  • Ketamina
  • Metanfetamina
  • Etc

 

Psicólogo Especialista en Adicciones en Valencia

Soy Luis Miguel Real, psicólogo especialista en adicciones, y hago psicoterapia presencial en mi consulta en Valencia, además de terapia online para todo el mundo.

Si quieres ponerte en contacto conmigo, visita mi página web www.luismiguelreal.es

La FUERZA de voluntad no siempre basta para dejar de fumar ❌🚬
Cualquiera puede dejar de fumar, aunque fume 40 al día. Eso sí, necesita una BUENA estrategia. No conozco ningún truco mágico, pero te cuento algo tan raro como efectivo que he aprendido en mis años trabajando como psicólogo especialista en Adicciones. Esto no está en el blog, te lo cuento (brevemente) por email.
Te llegarán por email un par de regalos 😉

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.