▷ 10 consejos para dejar los porros | Cómo dejar la marihuana

Seamos claros:

Si estás leyendo esto, probablemente estás fumando marihuana

Y además, mucha

Probablemente fumas lo suficiente como para preocuparte e irte a Google a buscar algo del tipo «cómo dejar de fumar marihuana»

Y claro, estarás teniendo problemas para dejarlo

Porque dejar los porros puede ser difícil

Coño, si no lo fuese, nadie tendría problemas.

Y hay mucha gente teniendo problemas por fumar demasiados porros.

Bueno, nada que no sepas.

Vamos al grano.

Cómo dejar la marihuana y los porros

La marihuana y sus derivados es la droga más consumida después del alcohol.

No nos engañemos: sigue siendo una droga, y aunque muchos jóvenes (y no tan jóvenes) viven engañados pensando que el cannabis es inocuo, esta droga sigue produciendo suficientes problemas como para que tanta gente decida dejar de fumar porros.

Te dejo aquí una entrevista que me hicieron los compañeros del Engrama Podcast sobre el tema (también puedes ver la entrevista separada por temas haciendo clic aquí). 

En la entrevista contestamos a las siguientes preguntas:

  • El cannabis como forma de evasión de la realidad
  • ¿Cuál es el perfil típico de consumidor de cannabis?
  • ¿Cómo se desarrolla la dependencia al cannabis?
  • ¿Se puede sufrir una sobredosis de cannabis?
  • ¿Cuáles son las principales secuelas por consumo de cannabis?
  • ¿Qué supondría la legalización del cannabis?

Cómo se desarrolla la adicción a los porros

¿Es verdad que el cannabis puede causar adicción?

¿Los gatos dicen miau?

Cualquier persona que empiece a experimentar problemas con la marihuana habrá seguido estos pasos a lo largo del tiempo:

  1. Fumar porros muy a menudo o en grandes cantidades
  2. Desarrollar tolerancia (menos efectos con cada dosis)
  3. Escalar el consumo para disfrutar que los mismos efectos que antes
  4. Desarrollar síndrome de abstinencia por marihuana
  5. Seguir escalando el consumo, hasta que los problemas se multipliquen

Beneficios de dejar los porros

Cuando una persona empieza a depender de la marihuana para sentirse bien, comienza una peligrosa espiral cuesta abajo. Con el tiempo, el consumo de cannabis y sus efectos empezarán a comprometer el estilo de vida de la persona, volviéndose más importante que otras cosas (familia, pareja, amigos, trabajo).

Simplemente, todo girará en torno a fumar porros.

Pero no todo está perdido.

Cuando una persona se da cuenta del problema y decide hacer algo al respecto, es muy probable que se recupere de los daños cerebrales del consumo excesivo de cannabis, así como de la adicción. Es decir, la persona puede recuperar un estilo de vida igual o mejor que antes de empezar a fumar porros.

¿Cuáles son los beneficios de dejar la marihuana?

  1. Dormir mejor
  2. Más energía
  3. Menos ansiedad
  4. Menos irritabilidad
  5. Más estabilidad emocional
  6. Ahorrar dinero
  7. Mejorar la capacidad de atención y la memoria
  8. Mejores relaciones con los demás
  9. Menos pensamientos paranoicos o que te dé el temido «amarillo»
  10. Disfrutar de cada momento de manera auténtica
  11. No oler mal ni avergonzarte de ello
  12. Respirar mejor y tener los pulmones más limpios
  13. Menos probabilidades de desarrollar enfermedades derivadas del consumo (cardíacas o respiratorias, incluso cáncer)
  14. Rendir mejor en el trabajo
  15. Avanzar mucho mejor en proyectos personales
  16. No estar constantemente preocupado por la hierba que te queda en casa o tener que ir constantemente a comprar
  17. Sentirte bien la mayor parte del tiempo, no solo cuando fumas

Igual te interesa este otro artículo:

10 Consejos para Dejar de Fumar Porros

Y ahora, unos consejos generales para dejar de fumar porros.

No olvides que ningún consejo genérico de internet puede sustituir un tratamiento personalizado con un psicólogo especializado en adicciones.

1. Rompe los mitos y creencias erróneas: investiga

Una de las principales razones por las que la gente se queda enganchada a los porros es su ignorancia.

¿Y la solución para la ignorancia? No es enfadarte contigo mismo ni sentir vergüenza, sino hacer algo para remediarlo.

Lee, investiga, desmonta los mitos que te tenían enganchado a los porros y que solo beneficiaban a tu camello.

2. Deja otras drogas, o al menos reduce su consumo

Es muy común que asociemos el consumo de unas sustancias a otras por tomarlas juntas (policonsumo).

Si te acostumbraste, por ejemplo, a fumar después de unas cervezas, dejar de beber te ayudará a cortar tu patrón de consumo habitual.

3. Hazte una rutina, y cúmplela aunque no tengas ganas

Lo peor que puedes hacer es quedarte en el pozo. No confíes en fórmulas mágicas, salir de esto requiere algo de disciplina, o al menos ir caminando despacio en la dirección correcta.

Vuelve a retomar poco a poco las actividades y relaciones que abandonaste por culpa de los porros.

4. Haz ejercicio

La actividad física te hará sentirte mejor contigo mismo, segregarás endorfinas y drogas naturales que harán que poco a poco dejes de echar de menos los mareos de los porros.

Genera reforzadores sanos en tu vida, así como tu salud.

5. Haz actividades mentales

Para paliar o contrarrestar el deterioro cognitivo provocado por los canutos. Sudokus, crucigramas, puzzles, algún proyecto que tenías aparcado… re-activa tu cerebro y volverás a ser la persona de antes.

6. No fumes tabaco de liar

Liar cigarros de tabaco te recordará a liar porros. Así que corta con eso ya.

7. Mejora tu alimentación

De la misma manera que con el ejercicio, si vuelves a una dieta equilibrada, tu cuerpo se recuperará de la adicción y sentirás muchas menos ganas de consumir (además de vivir más años y mejor, que tampoco está nada mal).

Una fuente muy fiable de información sobre alimentación es el gran nutricionista Julio Basulto.

8. Pide ayuda a tu familia

No podrán ayudarte si tú no se lo pides. Si os habéis enemistado porque estaban en contra de tu consumo, nunca es tarde para arreglar las cosas y reconstruir vuestra relación. Sin drogas de por medio.

9. Deshazte de cosas que te recuerden a los porros

Cachimbas, camisetas de fumetas, chorradas que comprases en festivales… Cosas que ya no necesitas y que solo te recordarán a tu vida anterior cuando eso era el centro de tu vida.

Ya no las necesitas, así que un gesto muy poderoso puede ser deshacerte de toda esta parafernalia y merchandising.

10. Pide ayuda a un especialista

La fuerza de voluntad sola no suele ser suficiente. Habla con un profesional para que te ayude a dar los mejores pasos en función de tu caso. Nadie quiere estar 20 años enganchado a los porros.

Tratamiento para dejar la marihuana

Si tú o un familiar necesitáis ayuda para dejar los porros, puedo ayudarte mediante terapia en mi consulta de Valencia, o mediante terapia online.

Fase 1: Pre-contemplación

La persona consume sin preocupación, no es consciente del daño que hace en su vida, ni tampoco se plantea la posibilidad de dejarlo. La persona vive cegada a la realidad.

Fase 2: Contemplación

En esta fase, la persona ya es más consciente de los daños que el consumo hace en su vida (alejarse de personas que le quieren, daños cerebrales, que los porros eclipsen otras cosas bellas de la vida, etc).

Fase 3: Preparación

En esta fase la persona ya ha tomado la decisión de dejar la marihuana, y se dispone a investigar sobre el tema. Leer libros, consultar información en internet, plantearse profesionales.

Fase 4: Acción

Aquí la persona ya lleva a cabo acciones reales para reducir su consumo de marihuana, para fumar menos porros. En el mejor de los casos, lo hace con información, después de haber consultados con especialistas en la materia de las adicciones.

Fase 5: Mantenimiento y prevención de recaídas

Esta es la fase más importante de todas, y que muchísima gente comete el error de saltarse.

En esta fase, la persona se dedica a trabajar con un profesional sobre las diferentes situaciones que promueven el consumo de marihuana en su vida, así como las situaciones con más riesgo de recaída. La persona pondrá en práctica nuevas estrategias, cambios de hábitos, mejorará su vida de tal manera que la marihuana no tenga lugar de nuevo.

En resumen, hacer los cambios estables y duraderos en el tiempo. Cambios reales.

Por cierto, si lo que quieres es dejar la marihuana, sé bastante bien cómo hacerlo:

¿Quieres dejar la Marihuana? 🌿🌿
Te cuento cómo (solo para suscriptores)
Igual te mola lo que te mando por email 😉
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 14 Promedio: 4.2)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.