▷ Los 5 Pasos Imprescindibles para Dejar el Tabaco

Fumar es una mierda

Sino, no habría tanta gente luchando por dejarlo todos los días, ni las instituciones sanitarias de todo el mundo destinarían tanto dinero a las campañas de prevención.

Los expertos en adicciones tenemos diferentes modelos de referencia para trabajar la adicción al tabaco con los fumadores

Te lo cuento a continuación

Por cierto, si quieres dejar de fumar, haz clic aquí:

🚭 Los 5 pasos imprescindibles para dejar de fumar

Los estudiosos Prochaska y DiClemente acuñaron un modelo para describir las fases de un proceso de cambio, que se tiene muy en cuenta en el mundo de las adicciones.

En cuanto al tabaco, toda fumador se encuentra en alguna de estas 5 fases, y deberá superar la última para liberarse del tabaco definitivamente:

Fase 1: Pre-contemplación

Esta es la fase en la que se encuentran la gran mayoría de fumadores primerizos.

En esta fase, la persona no es consciente de las consecuencias negativas que la adicción está teniendo en su vida, o al menos no las asocia con el tabaco.

Estas personas no se plantean dejar de fumar, piensan que están muy bien así, y no se dan cuenta de cómo les está limitando en la vida.

En esta fase en muy común que la persona tenga muchas creencias irracionales o falsos mitos sobre el tabaquismo. Y la ignorancia la mantiene atrapada.

Cuando escuchas a alguien decir cosas como «a mí no me va a pasar nada», «de algo hay que morirse» o se pone a la defensiva si sale el tema de dejar de fumar… ¡la persona está en esta fase!

Pura negación, que lleva a la perdición.

Fase 2: Contemplación

En esta fase, la persona ya es consciente del problema, hay un deseo hacia la mejoría y la salud. Aquí es habitual que la persona vaya investigando y preguntándose cómo podría dejar de fumar. Pone en duda algunas de las creencias tóxicas que le impiden dejar de fumar.

Probablemente tú estás en esta fase, o más avanzado en el proceso. Si estás leyendo esto, es porque está investigando y te planteas lo de dejar el tabaco.

Es un buen momento para repasar tus razones para querer dejarlo 😉

Fumar es como conducir a 240 km/h sin cinturón. No es la cuestión de si nos la vamos a pegar o no: es más una cuestión de cuando nos la vamos a pegar.

Fase 3: Preparación

En esta fase, la persona ya se plantea diferentes alternativas para dejar de fumar. Preguntar a amigos, leerse un libro sobre el tema, consultar con un médico, ir a una charla grupal sobre el tema, investigar por internet… La persona sopesa diferentes opciones, antes de decidir hacer algo.

El mayor peligro de esta fase es que uno se dedique a posponer la acción durante mucho tiempo, por miedo al fracaso.

Fase 4: Acción

Con la ayuda de un profesional, la persona ya da pasos reales que supongan cambios de hábitos y estilo de vida. Ya no solo es una idea en su cabeza, el dejar de fumar se ha hecho real, ya es un proceso en movimiento.

Muchas de las acciones o «intentos de solución» pueden terminar fracasando. Es decir, los diferentes métodos que esté siguiendo la persona pueden terminar en una recaída (volver a fumar). Es muy común que la gente se frustre en esta fase, al interpretar la recaída como un fracaso, y no como otra parte más del proceso de aprendizaje.

El mayor riesgo de esta fase es que la persona se frustre y retroceda a alguna de las fases anteriores.

Fase 5: Mantenimiento

Aquí la persona ya ha conseguido estabilizarse, ya tiene una visión global de qué funcione y qué no, y toma decisiones estratégicas para evitar las recaídas a largo plazo. Los cambios de hábitos ya se han consolidado, y los resultados ya son duraderos. Algunos expertos consideran que uno ha «dejado de fumar» cuando alcanza una abstinencia de al menos un año.

Cómo dejar de fumar para siempre

Si lo que quieres es aprender a dejar de fumar sin dejarte cabos sueltos y sin terminar recayendo a los pocos días o semanas…

Aquí tengo algo que te interesará:

>>> El error más común entre los fumadores

La FUERZA de voluntad no siempre basta para dejar de fumar ❌🚬
Cualquiera puede dejar de fumar, aunque fume 40 al día. Eso sí, necesita una BUENA estrategia.
No conozco ningún truco mágico, pero te cuento algo tan raro como efectivo que he aprendido en mis años trabajando como psicólogo especialista en Adicciones. Esto no está en el blog, te lo cuento (brevemente) por email.
Te llegarán por email un par de regalos 😉
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.