▷ Motivación para dejar de fumar

La gente no te lo suele decir a la cara, pero la gente normal se ríe de los fumadores por parecer payasos.

La mayoría de la gente normal siente lástima por los fumadores, también.

Y mucha gente normal también se siente super feliz por no estar metidos en la mierda del tabaco.

La vida ya es bastante complicada sin que te la compliques tú gastándote dinero en papillos venenosos, ¿verdad?

Cualquier persona con el graduado escolar sabe estas cosas, pero por si acaso, vamos a repasarlas.

Por cierto, si quieres dejar de fumar, haz clic aquí:

¿Cuáles son las principales razones para dejar de fumar?

1.Fumar mata.

Aunque imagino que esta te la sabías. Desgraciadamente, la mayoría de la gente no se lo toma en serio hasta que les diagnostican un problema serio de salud.

2. Mejorar tu salud en el día a día.

Al poco de dejar el tabaco, se empiezan a notar los efectos beneficiosos, reduciéndose la tos, la fatiga o los riesgos de enfermedades coronarias.

3. Volver a disfrutar del deporte.

Recuperar la forma física, la capacidad respitatoria… son placeres por los que mucha gente pagaría todo el oro del mundo.

4. Ahorrarse casi 2000 euros al año.

Sí, has leído bien.

Un fumador medio puede gastarse alrededor de 150 euros cada mes, lo que asciende a más de 1800 euros al año. Joder, de ahí salen unas buenas vacaciones de verano, ¿no te parece?

5. Dejar de parecer un muerto viviente.

El tabaquismo te destroza la piel, pues acelera los procesos de envejecimiento. Se puede deducir que algunas personas fuman solo por lo pálida que tienen la piel.

6. Presión social.

Por un lado, cada vez es más complicado fumar en lugares públicos. Por el otro, los fumadores se convierten en parias sociales en muchos ambientes, sintiéndose excluidos. A veces la presión familiar o por parte de la familia es suficiente para convencer a la persona de que empiece a cuidarse.

7. Proteger a otras personas.

Muchas personas desarrollan enfermedades por ser fumadores pasivos (respirar el humo de otras personas que sí fuman).

8. Tus hijos te miran mientras fumas.

Desgraciadamente, las estadísticas nos muestran que tienes muchas más probabilidades de hacerte fumador si tus padres fumaban.

Nuestros hijos toman ejemplo de sus padres, son sus principales referentes y modelos en conducta en muchas cosas. Si no quieres un futuro negro para tus hijos,  deja de fumar lo antes posible. Si no lo haces por ti, hazlo por ellos.

9. A los fumadores les apesta el aliento.

Si fumas, probablemente no lo notes ya, porque has perdido el olfato. Pero la gente a tu alrededor lo huele muy bien (o muy mal).

Además te deja los dientes amarillos y contribuye a muchísimas enfermedades bucodentales, sangrado de las encías, etc.

10. No mola nada sentirte como un yonki.

Tener una adicción es una gran desgracia, sentir dependencia por la nicotina… muchos fumadores se sienten como verdaderos esclavos, y están hartos de tener que «escaparse» de los sitios para fumar cada poco tiempo.

¿Te cansa que se rían de ti por hacer algo tan estúpido como fumar?

Lo mejor es que lo dejes, cuanto antes.

¿Y cómo dejar de fumar sin volver a recaer constantemente?

Te lo cuento al detalle en la siguiente página:

>>> Quiero dejar de fumar

La FUERZA de voluntad no siempre basta para dejar de fumar ❌🚬
Cualquiera puede dejar de fumar, aunque fume 40 al día. Eso sí, necesita una BUENA estrategia.
No conozco ningún truco mágico, pero te cuento algo tan raro como efectivo que he aprendido en mis años trabajando como psicólogo especialista en Adicciones. Esto no está en el blog, te lo cuento (brevemente) por email.
Te llegarán por email un par de regalos 😉
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.