▷ ¿Dejar de fumar de golpe o poco a poco? ¿Qué es mejor?

Muchos fumadores han intentado dejar de fumar, sin éxito.

No nos engañemos: a nadie le gusta fumar. Todos los fumadores se han planteado alguna vez el dejarlo, o han llevado a cabo intentos.

Claro, es que no todas las personas son iguales, y eso lo entienden hasta los niños de la guardería.

La pregunta que se hacen muchos fumadores es: ¿Qué método es mejor para dejar el tabaco? ¿Dejarlo de golpe, o bajando poco a poco?

Seguro segurísimo que has oído hablar alguna vez de alguien que dice haber dejado de fumar de golpe.

Es cierto, algunas personas lo han conseguido, de un día para otro, aún fumando grandes cantidades.

La realidad nos muestra que no a todo el mundo le funciona «echarle fuerza de voluntad y a partir de hoy ya no fumo y ya está»

Ojalá fuese tan sencillo. Pero no. Es más complejos

Entonces… ¿todo el mundo puede dejar de fumar de golpe? ¿Y mejor siempre que dejar de fumar poco a poco?

Te lo cuento en este artículo 😉

¿Es mejor dejar de fumar de golpe o poco a poco?

Hay muchos factores a tener en cuenta, y te los resumo en este corto vídeo:

Por cierto, puedes ver más vídeos sobre cómo dejar de fumar suscribiéndote a mi canal de Youtube.

¿Qué pasa cuando una persona deja de fumar de golpe?

¿Qué pasa si dejo de fumar de un día para otro?

Se van a enfrentar a los síntomas de abstinencia del tabaco, de golpe, y en algunas ocasiones será un sufrimiento que se pase muy rápido, pero en otras ocasiones será mucho más duro que lo que la persona se imagina.

Es una lástima, pero es que la fuerza de voluntad no siempre basta. En muchos casos, es necesario utilizar la cabeza, porque lo que le ha funcionado a una persona no tiene porqué funcionarle a la otra.

El mayor riesgo al que se enfrentan los fumadores que intentan dejar el tabaco de golpe es un «efecto rebote» que pueda provocarles una gran recaída.

No es culpa suya. Simplemente, no eran conscientes de la complejidad de la mente humana y del trabajo con adicciones.

No contaron con la ayuda de un profesional.

Intentar dejar el tabaco de golpe puede parecer fácil. En la mayoría de los casos, no lo es.

El problema viene cuando fracasan, y no saben qué más intentar. Se frustran, se rinden, terminan creyendo que su adicción será para toda la vida y que no depende de ellos el liberarse de ese asesino de masas que es el tabaco.

Si te pones a buscar por internet, encontrarás todo tipo de «curas milagrosas» o trucos caseros o métodos «infalibles» para dejar de fumar. En la mayoría de esas páginas web, si alguien dice que probó el método y no le funcionó, le van a contestar que es culpa suya porque «no le puso suficiente convicción o fuerza de voluntad».

Claro, es muy fácil echar la culpa a la persona cuando el «truco infalible» que le has contado no da resultado.

Los defensores del método de la fuerza de voluntad te dirán que lo mejor es dejar de fumar de golpe. Hincharte de convicción y simplemente aguantar lo peor del síndrome de abstinencia de la nicotina hasta que se te pase.

HA HA HA

Ojalá siempre fuese tan fácil.

La realidad es que la «fuerza de voluntad» (lo que porras signifique eso) no funciona para todo el mundo. Si fuese siempre tan fácil, ya nadie fumaría.

El problema con intentar dejarlo de golpe es que uno se puede enfrentar a las molestias del mono, o a mucha ansiedad.

No todos los casos son iguales. Si una persona consiguió dejar el tabaco de golpe y porrazo, no quiere decir que el resto de personas vayan a conseguirlo por el mismo método.

La Sociedad Americana contra el Cáncer informa que solo entre el 4% y el 7% de los fumadores consiguen dejarlo a largo plazo sin ayuda

El fumador que intente dejarlo de repente tendrá que haber trabajado antes muchas creencias tóxicas y falsos mitos sobre el tabaco y sobre sus propios hábitos de consumo. Si la persona no ha procesado bien todo esto antes, no va a tener éxito.

¿Y qué significa tener éxito dejando el tabaco?

Dejar el tabaco para siempre.

Ni más ni menos.

La mayoría de personas que intentan dejarlo de golpe y sin ayuda, consiguen dejarlo durante unos días, semanas o incluso meses. Pero invariablemente, terminan teniendo recaídas, frustrándose, y a veces resignándose a fumar el resto de su vida.

Además, muchos fumadores que fracasan en sus primeros intentos se lo toman a lo personal y empiezan a dudar de su valía o compromiso consigo mismos. Piensan que su problema es «no tener fuerza de voluntad suficiente».

Es una de las mayores mamarrachadas del mundo, pero así lo piensan muchos fumadores.

Simplemente, dejar el tabaco a palo seco no funciona para todo el mundo, y mucho menos si no se ha hecho un trabajo personal previo o no se cuenta con ayuda profesional.

Hey, igual te interesa este otro artículo del blog:

¿Qué pasa cuando alguien deja de fumar poco a poco?

Para muchas personas esta es la opción más realista, sin construir castillos en el aire ni intentar ir demasiado deprisa a lo «yo lo dejo ahora mismo por mis cojones morenos«.

Lo que esta opción permite a la gente es poder poner en perspectiva sus consumos, poco a poco, así como ir cambiando su hábito paso a paso. Lento pero seguro.

Además de dar tiempo para que la persona asimile cambios de creencias y de costumbres, le dará tiempo a observar sus potenciales situaciones de recaída, y así preparar estrategias para prevenirlas.

Esto se hace de puta madre con un psicólogo que te acompañe en el proceso y te ayude a ver tus puntos débiles y cómo ir superándolos.

Pero por supuesto, no existe ninguna panacea ni método perfecto. Esta opción también tiene sus contras.

Si la persona no cuenta con algún tipo de apoyo o sistema de seguimiento, es probable que le puedan la impaciencia o las prisas o las ansias y recaiga también. Un buen trabajo se ha de hacer despacio y con ritmo.

Igual te interesa este otro artículo:

¿Cuánto tiempo se tarda en pasar la ansiedad cuando dejas de fumar?

Normalmente, después de fumar el último cigarrillo, la persona se va a enfrentar al temido síndrome de abstinencia de la nicotina.

Para algunas personas no es nada, y para otras… es una cuestión casi terrorífica.

Normalmente, los síntomas físicos de las abstinencia no durarán más que unos pocos días, y entonces se calmarán.

Sin embargo, la dependencia psicológica puede quedar ahí durante mucho más tiempo, originando también la ansiedad.

He trabajado con personas que pasaron varios meses de ansiedad por dependencia psicológica antes de volver a recaer en el tabaco, porque era la única forma que conocían de calmar esa ansiedad… como ves, cada caso es diferente, y es importante fijarse bien en los detalles a la hora de trabajarlo.

Al final va a depender completamente de las herramientas de gestión de estrés con las que cuente la persona.

Déjame ponerte un ejemplo

Algunas personas dicen que engordan después de haber dejado el tabaco

El hecho de dejar de fumar no cambia tu cuerpo. La persona engorda porque, en respuesta a la ansiedad, come más. Y eso no tiene nada que ver con el tabaco. Es una estrategia de gestión del estrés de la propia persona. Que no es la más idónea, ya que estamos.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para ser ex fumador?

El punto de corte general entre profesionales de la salud y de las adicciones es de entre 6 y 12 meses sin fumar.

Esto es así porque a lo largo de ese tiempo, si la persona no ha fumado, significa que ha puesto en práctica estrategias de prevención de recaídas y cambios de hábitos de manera exitosa. Es decir, ha cambiado su estilo de vida de tal manera que le ha protegido contra recaer en el tabaco.

Es algo que no pueden decir todas esas personas que intentan dejar de fumar de un día para otro y vuelven a recaer a los pocos días o semanas.

¿Cuál es la mejor forma de dejar de fumar?

A mucha gente le da miedo dejar de fumar poco a poco porque les aterroriza pensar que puedan sentir la ansiedad por fumar muy a menudo.

Están anticipando el dolor, y eso les impide pensar con claridad.

Porque esa es la clave de dejar el tabaco poco a poco. Requiere más tiempo y una preparación previa:

  • Conocer tus excusas y justificaciones
  • Planificar el ritmo al que vas a reducir tus cigarros
  • Estrategias de prevención de recaídas
  • Cambios de hábitos

El problema es que hay fumadores que no están dispuestos a hacer ese trabajo previo, prefieren ir con prisas y terminan haciendo mal las cosas.

Cada fumador tiene una historia de consumo diferente, unos hábitos diferentes, un contexto diferente (¿otros fumadores entre sus familiares, pareja, amigos o compañeros de trabajo?). Por eso no hay ningún método que vaya a funcionar con todo el mundo.

Entonces, si yo quiero dejar de fumar: ¿qué hago?

«Quienes desean dejar de fumar y cuentan con ayudas y terapias para hacerlo tienen más posibilidades de éxito si abandonan radicalmente su hábito. Sin embargo, en nuestra investigación hemos descubierto que hay individuos para los que es imposible dejarlo de golpe: en ese caso, es mejor reducir la dosis que no hacer nada»

Doctora Nicola Lindson-Hawley

No hay una respuesta que valga para todo el mundo.

Hay personas que podrían dejar de fumar de un día para otro, independientemente de lo que fumen.

Y otras que da igual que fumen 3 que 33 cigarros al día, no van a saber sostener el estrés de dejarlo el tabaco de un día para otro, por mucha conferencia de coach barato que se traguen.

No te lo creas si no quieres. A mí me da igual, lo he visto cientos de veces.

Si estás pensando en dejar de fumar, lo que necesitas es el asesoramiento de un profesional, que te pueda aconsejar para tu caso.

Lo mejor que puedes hacer, siempre, es buscar ayuda profesional, que te asesoren y te den unas pautas, y así ver cuál es la mejor opción para tu caso concreto.

Por cierto, esto que te voy a contar igual te interesa, igual no

Soy un psicólogo especializado en adicciones, y he ayudado ya a cientos de personas a dejar el tabaco.

¿Quieres saber cómo lo enfoco yo?

Entonces haz clic aquí y te explico cómo hacerlo:

¿Quieres dejar de fumar? ❌🚬
Te cuento cómo (solo para suscriptores)
Te llegarán por email un par de regalos 😉
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.