▷ Las adicciones como un problema de salud pública

Las adicciones no son solamente un problema de salud individual: son un auténtico problema de salud pública.

¿Pero qué es una adicción?

Vamos a resumirlo como cuando una persona pierde el control ante una determinada actividad o el consumo de una sustancia. Es algo bastante más complejo que eso, pero así basta.

En este artículo te voy a contar por qué las adicciones son un problema de salud pública de primer nivel, que en muchos países no se está tratando como debería.

La adicción es el mayor problema de salud pública en España

ABC

Las adicciones como problema de salud pública:

Las adicciones son el ejemplo perfecto de problema del que todo el mundo sabe, pero casi nadie quiere hablar.

La mayoría de personas, cuando les hablas de adicciones, se imaginan al típico yonki tirado en la calle, rodeado de jeringuillas usadas, sin familia ni amigos ni trabajo, como un vagabundo.

En la mayoría de los casos, nada de eso.

La mayoría de personas con adicciones en nuestra sociedad son adictas a sustancias legales y aprobadas por el Estado. Es más, la mayoría de estos adictos cuentan con el apoyo colectivo por parte de la sociedad.

Hablo de las drogas de uso legal como el tabaco o el alcohol.

Échale un vistazo a este video sobre algunos casos de adicciones que arruinaron vidas.

3 formas en que las adicciones perjudican la sociedad

1. Las adicciones destruyen vidas y familias

La persona que ha desarrollado una adicción (sea a drogas, a apuestas o lo que sea) ha perdido el control de su vida de forma importante.

El ansia por la conducta adictiva eclipsará todo lo demás en su vida, y pagará el precio tarde o temprano.

Llegará un momento en que la adicción se haga más poderosa que la familia, los amigos, la pareja o incluso la propia salud.

He trabajado con cientos de personas con adicciones, que han visto su vida completamente destrozada, y a veces sin posibilidad de recuperación.

2. Las adicciones son caras para los gobiernos (a largo plazo)

Los gobiernos ganan mucho dinero con las adicciones.

Con las legales (alcohol o tabaco) sacan muchísimo dinero a base de impuestos sobre esos productos.

Sin embargo, a largo plazo, las adicciones de una sociedad suelen salir muy caras.

Piénsalo.

Por muchos impuestos que saques cada vez que alguien compra cerveza o un paquete de tabaco, no compensa por otros muchos daños sociales (y económicos) derivados de las adicciones:

  • El sistema de salud pública se satura: Las personas con adicciones tienen que acudir tarde o temprano al sistema de salud pública para que corra con los gastos de su recuperación
  • Pérdidas de empleo que afectan a la economía general

3. Las adicciones causan daños inter-generacionales

Las adicciones pueden iniciar un bucle sin fin de dolor entre generaciones.

Piénsalo, si una persona desarrolla una adicción, va a suponer un grandísimo sufrimiento para su familia, su pareja, sus hijos…

Además, las adicciones pueden provocar o agravar otros problemas psicológicos, como ansiedad, depresiones, maltratos, conductas suicidas…

Con las consecuencias y secuelas que eso pueda suponer para los hijos.

El ciclo de dolor puede ser infinito.

Conclusiones

Las adicciones son un problema de todos, por mucho que uno decida mirar a otro lado.

Si conoces a alguien que está teniendo problemas, anímale a que pida ayuda profesional, cuanto antes. Puedes ayudar a evitar muchísimo dolor.

Si necesitas ayuda, contáctame y pide cita para terapia en www.luismiguelreal.es

https://www.youtube.com/watch?v=IS5FHDr5eec

❌ NO te apuntes a mi newsletter
Comparto herramientas para disfrutar más de la vida, sin tener que graparte una sonrisa falsa en la cara como si fueses el Joker. Psicología práctica, de la que funciona.
Si te apuntas, seguro que te aporta mucho más (bastante) que las frases enlatadas de Paulo Coelho y Mr Wonderful juntos. No es difícil.
Te llegará un regalo por email, que no le mola a todo el mundo 😉

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.