Saltar al contenido

▷▷ 15 Trucos para Dejar de Fumar Porros de Marihuana (Cannabis)

como dejar de fumar porros
Seamos claros:

Si estás leyendo esto, probablemente estás fumando marihuana. Y además, mucha. Probablemente fumas lo suficiente como para preocuparte e irte a Google a buscar algo del tipo «cómo dejar de fumar marihuana»

Y claro, estarás teniendo problemas para dejarlo

Mucha gente se pregunta cómo dejar la marihuana, porque dejar los porros no es nada fácil, sobre todo si llevas años enganchado.

Coño, si no lo fuese, nadie tendría problemas.

Y hay mucha gente teniendo problemas por fumar demasiados porros.

Bueno, nada que no sepas ya.

Vamos al grano.

¿Cómo dejar de fumar porros? ¿Cómo dejar de fumar marihuana?

Te voy a explicar algunas cosas importantes

Artículo relacionado: ¿Qué son las adicciones?

¿De qué hablo en este artículo?

10 Trucos para Dejar de Fumar Porros de Marihuana

Y ahora, unos consejos generales para dejar de fumar porros.

No olvides que ningún consejo genérico de internet puede sustituir un tratamiento personalizado con un psicólogo especializado en adicciones.

1. Rompe los mitos y creencias erróneas: investiga

Una de las principales razones por las que la gente se queda enganchada a los porros es su ignorancia sobre sus verdaderos efectos a largo plazo.

¿Y la solución para la ignorancia? No es enfadarte contigo mismo ni sentir vergüenza, sino hacer algo para remediarlo. Lee, investiga, desmonta los mitos que te tenían enganchado a los porros y que solo beneficiaban a tu camello.

¿Qué efectos tiene la marihuana en el cerebro?

  • Ansiedad
  • Dificultad para concentrarse
  • Mala memoria o perder el hilo de conversaciones
  • Problemas de sueño
  • Irritabilidad
  • Paranoia
  • Psicosis

Artículo relacionado: Efectos a largo plazo de la marihuana

Lo mejor es mantener el consumo al mínimo, o dejarla completamente si ya has llegado al punto de haber experimentado problemas.

Artículo relacionado: Test de Adicción al Cannabis

2. Deja otras drogas, o al menos reduce su consumo

Es muy común que asociemos el consumo de unas sustancias a otras por tomarlas juntas (policonsumo). Si te acostumbraste, por ejemplo, a fumar después de unas cervezas, dejar de beber te ayudará a cortar tu patrón de consumo habitual.

Sin embargo, si la persona que asoció el consumo de cannabis al de otras drogas vuelve a consumir otras cosas, es muy probable que termine recayendo en los porros.

Es imprescindible un cambio de estilo de vida a nivel integral, dirigido hacia la salud física y mental.

3. Hazte una rutina, y cúmplela aunque no tengas ganas

Lo peor que puedes hacer es quedarte en el pozo. No confíes en fórmulas mágicas, salir de esto requiere algo de disciplina, o al menos ir caminando despacio en la dirección correcta.

Vuelve a retomar poco a poco las actividades y relaciones que abandonaste por culpa de los porros. Lo más probable es que al principio no tengas ganas. Y es normal. Pero las ganas y la motivación por hacer cosas no llegará hasta que empieces a hacerlas. Empieza poco a poco, aunque no sientas ganas, y entonces empezarás a sentir la sensación de victoria y de avance.

4. Haz ejercicio

La actividad física te hará sentirte mejor contigo mismo, segregarás endorfinas y drogas naturales que harán que poco a poco dejes de echar de menos los mareos de los porros. El ejercicio moderado y frecuente genera reforzadores sanos en tu vida, así como tu salud.

Además, el ejercicio físico ayudará a compensar rápidamente los daños neurológicos de la marihuana, como en la memoria, la atención o el estado de ánimo. Las funciones ejecutivas (lo que muchas veces conocemos como «inteligencia») se ven muy dañadas por el consumo abusivo de marihuana.

La buena noticia es que uno se puede recuperar si abandona completamente el consumo de cannabis.

Además, el ejercicio se convertirá en una fuente de reforzadores que reducirá las ganas de fumar a largo plazo, mejorará el estado de ánimo y multiplicará las probabilidades de mantener la abstinencia y no necesitar desintoxicarse.

5. Haz actividades mentales

Para paliar o contrarrestar el deterioro cognitivo provocado por los canutos. Sudokus, crucigramas, puzzles, algún proyecto que tenías aparcado… re-activa tu cerebro y volverás a ser la persona de antes.

6. No fumes tabaco de liar

Liar cigarros de tabaco te recordará a liar porros. Es un ritual con muchas claves motoras (movimientos de los dedos) al que la gente se acostumbra, y terminan desarrollando dependencia, porque la experiencia de liar un cigarro puede parecer relajante de por sí.

Así que corta con eso ya.

7. Mejora tu alimentación

De la misma manera que con el ejercicio, si vuelves a una dieta equilibrada, tu cuerpo se recuperará de la adicción más rápidamente y sentirás muchas menos ganas de consumir (además de vivir más años y mejor, que tampoco está nada mal).

Además del ejercicio frecuente, otro hábito para ayudar a recuperarse de la dependencia a la marihuana es mantener una alimentación sana.  Esto significa alejarnos en la medida de lo posible de alimentos ultra-azucarados e industriales y priorizar el consumo de frutas y verduras.

En lo que respecta al cuerpo humano, todo está conectado. Una buena alimentación ayudará a recuperarse más deprisa de los daños producidos por el consumo excesivo de cannabis, y también ayudará a reducir las ansias por fumar.

De la misma manera, las personas con una mala alimentación tienen más tendencia hacia los problemas psicológicos y a las recaídas (en el caso de las adicciones).

¿Qué comer? Yo soy psicólogo, así que de eso no te aconsejaré. Una fuente muy fiable de información sobre alimentación es el gran nutricionista Julio Basulto.

8. Levántate temprano

Fumar porros deja a la gente sin ganas de hacer cosas (es un depresor del sistema nervioso). Si te acostumbras a levantarte temprano y hacer cosas, te entrarán menos ganas de fumar.

9. Aléjate de los ambientes donde fumabas porros

Si sigues yendo a los mismos sitios donde fumabas, el ambiente te recordará tanto al consumo que aumentará tu riesgo de recaídas. Aléjate de ciertos lugares (y personas) al menos durante un tiempo, hasta que hayas pasado el mono.

10. Declara públicamente que «ya no fumas»

No lo mantengas en secreto, anúncialo orgulloso, no tienes nada que esconder. Al contrario, al contárselo a la gente, te sentirás más legitimado en tu decisión, la gente te dará apoyo y ánimo (algunos incluso confesarán su admiración al considerarte una persona muy valiente y decidida).

11. Recupera otras actividades (sanas)

Fumar porros te fue quitando las ganas de hacer otras cosas. Haz una lista de cosas que te gustaría hacer, y empieza a hacerlas aunque no tengas ganas.

12. Desházte de la parafernalia fumeta

Tira a la basura las camisetas, pipas, grinders y demás chorradas relacionadas con los porros. Así no tendrás que verlas ni te recordarán el consumo. Además, empezarás a vivir una vida más coherente con tus valores y tu salud.

13. Pide ayuda a tus personas de confianza

Los pensamientos o recuerdos sobre los porros casi nunca desaparecerán completamente. Siempre habrá un cierto riesgo de recaída, sea por reencuentros con personas de su pasado con la droga, sea una gran crisis emocional en la vida que deje a la persona en una situación muy vulnerable…

Por eso es importante recordar que un estilo de vida sano no garantiza el éxito. Aquí es donde la ayuda y apoyo de familiares y amigos puede ser esencial para que la persona no vuelva a sentir la necesidad de volver al consumo de porros en su vida.

Tener una red de apoyo y confianza de amigos y familiares hará que dejar el cannabis sea mucho más fácil.

No podrán ayudarte si tú no se lo pides. Si os habéis enemistado porque estaban en contra de tu consumo, nunca es tarde para arreglar las cosas y reconstruir vuestra relación. Sin drogas de por medio.

14. Aléjate de personas y cosas que te recuerden a los porros

Cachimbas, camisetas de fumetas, chorradas que comprases en festivales… Cosas que ya no necesitas y que solo te recordarán a tu vida anterior cuando eso era el centro de tu vida. Deshacerte de la parafernalia fumeta reducirá las tentaciones en tu vida diaria, así como los recordatorios.

Ya no las necesitas, así que un gesto muy poderoso puede ser deshacerte de toda esta parafernalia y merchandising.

Mucha gente se pregunta cómo dejar de fumar porros, cuando deberían centrarse en hacer que su vida deje de girar alrededor de los porros.

Otro aspecto espinoso es el de las personas y antiguas amistades consumidoras de marihuana. Alejarse de viejas amistades no siempre va a ser la solución, pues puede crear en la persona una profunda sensación de pérdida (en lo social y emocional), y una consiguiente recaída.

Por otro lado, muchas personas que deciden dejar los porros se dan cuenta de que algunas de sus «amistades» de ese mundillo eran en realidad amistades muy tóxicas y que no aportaban nada positivo a sus vidas.

Depende de ti tomar esa decisión, pero no olvides que lo importante es pensar en lo que tú necesitas.

15. Pide ayuda a un especialista: Tratamiento psicológico para dejar la marihuana

La fuerza de voluntad sola no suele ser suficiente. Habla con un profesional para que te ayude a dar los mejores pasos en función de tu caso. Nadie quiere estar 20 años enganchado a los porros.

Si tú o un familiar necesitáis ayuda para dejar los porros, puedo ayudarte mediante terapia online.

¿Fumar marihuana causa adicción?

Te dejo aquí una entrevista que me hicieron los compañeros del Engrama Podcast sobre el tema:

En la entrevista contestamos a las siguientes preguntas:

  • El cannabis como forma de evasión de la realidad
  • ¿Cuál es el perfil típico de consumidor de cannabis?
  • ¿Cómo se desarrolla la dependencia al cannabis?
  • ¿Se puede sufrir una sobredosis de cannabis?
  • ¿Cuáles son las principales secuelas por consumo de cannabis?
  • ¿Qué supondría la legalización del cannabis?

¿Es verdad que el cannabis puede causar adicción?

¿Los gatos dicen miau?

Cualquier persona que empiece a experimentar problemas con la marihuana habrá seguido estos pasos a lo largo del tiempo:

  1. Fumar porros muy a menudo o en grandes cantidades
  2. Desarrollar tolerancia (menos efectos con cada dosis)
  3. Escalar el consumo para disfrutar que los mismos efectos que antes
  4. Desarrollar síndrome de abstinencia por marihuana
  5. Seguir escalando el consumo, hasta que los problemas se multipliquen

La mayoría de fumadores de cannabis deciden dejar de fumar cuando han tenido «un susto», ha pasado algo muy desagradable en su vida por consecuencia del consumo abusivo de la marihuana. Por ejemplo:

  • Fuertes discusiones con familiares o pareja
  • Problemas en el trabajo (incluso ser despedido por venir fumado)
  • Ansiedad y otros efectos adversos del consumo a largo plazo

El error que cometen la mayoría de personas es intentar dejar la droga de la noche a la mañana. El cerebro está tan enganchado al THC que termina provocando un síndrome de abstinencia muy fuerte, que termina es fuertes recaídas, o simplemente un potente «efecto rebote».

Marihuana: ¿Causa Psicosis y Esquizofrenia? | Efectos del Cannabis

Y después están los fumadores de porros que fantasean con seguir fumando en el futuro de manera esporádica. En terapia, en la primera sesión, casi siempre me preguntan si hay alguna forma en que puedan volver a fumar porros «igual que antes», de manera moderada y disfrutando de sus efectos sin ningún tipo de dependencia.

Yo también quiero un unicornio.

Es esencial que la persona tome su decisión centrándose en la insatisfacción que siente por cómo el consumo abusivo de marihuana ha empeorado su vida, y las mejoras que espera experimentar. Si la persona sigue idealizando el consumo y deseando volver, es casi seguro que tendrá recaídas muy pronto, con toda la frustración que eso conlleva.

Si se toma la decisión a medio gas, no llegará a ninguna parte.

¿Cómo dejar de fumar porros? 

Sigue leyendo

Cómo funciona la Adicción al cannabis

Beneficios de dejar los porros

Cuando una persona empieza a depender de la marihuana para sentirse bien, comienza una peligrosa espiral cuesta abajo.

Con el tiempo, el consumo de cannabis y sus efectos empezarán a comprometer el estilo de vida de la persona, volviéndose más importante que otras cosas (familia, pareja, amigos, trabajo). Fumar demasiados porros es peligroso, por eso tantas personas se preguntan cómo dejar los porros.

Simplemente, todo girará en torno a fumar porros. Hay personas que tienen tantos problemas para dejar la marihuana (les dan ataques de ansiedad) que terminan necesitando que los internen en centros de desintoxicación para alcanzar cierta abstinencia y volver a ser funcionales en el día a día.

Pero no todo está perdido.

Cuando una persona se da cuenta del problema y decide hacer algo al respecto, es muy probable que se recupere de los daños cerebrales del consumo excesivo de cannabis, así como de la adicción. Es decir, la persona puede recuperar un estilo de vida igual o mejor que antes de empezar a fumar porros.

¿Cuáles son los beneficios de dejar la marihuana?

  1. Dormir mejor
  2. Más energía
  3. Menos ansiedad
  4. Menos irritabilidad
  5. Más estabilidad emocional
  6. Ahorrar dinero
  7. Mejorar la capacidad de atención y la memoria
  8. Mejores relaciones con los demás
  9. Menos pensamientos paranoicos o que te dé el temido «amarillo»
  10. Disfrutar de cada momento de manera auténtica
  11. No oler mal ni avergonzarte de ello
  12. Respirar mejor y tener los pulmones más limpios
  13. Menos probabilidades de desarrollar enfermedades derivadas del consumo (cardíacas o respiratorias, incluso cáncer)
  14. Rendir mejor en el trabajo
  15. Avanzar mucho mejor en proyectos personales
  16. No estar constantemente preocupado por la hierba que te queda en casa o tener que ir constantemente a comprar
  17. Sentirte bien la mayor parte del tiempo, no solo cuando fumas

¿Cuál es la forma más saludable de fumar marihuana?

No existe una forma saludable de fumar marihuana.

El cannabis es una planta muy compleja con todo tipo de sustancias diferentes, que afectarán de manera distinta a cada personas, dependiendo de su genética, su metabolismo, sus hábitos de consumo, las cantidades que consuma, la variedad de la planta, aspectos psicológicos, etc…

No existe el consumo seguro de porros. Cuanto más fumes, más probabilidades habrá de que te pase algo (ansiedad, brotes psicóticos, problemas personales, etc).

Cómo dejar la marihuana

La marihuana y sus derivados es la droga más consumida después del alcohol.

No nos engañemos: sigue siendo una droga, y aunque muchos jóvenes (y no tan jóvenes) viven engañados pensando que el cannabis es inocuo, esta droga sigue produciendo suficientes problemas como para que tanta gente decida dejar de fumar porros.

¿Cómo dejar de fumar marihuana? 

Si quieres dejar la marihuana, tendrás que entender tu adicción, de qué emociones desagradables estás huyendo en el día a día y cómo tu vida gira alrededor de los porros. Cuando entiendas eso, podrás hacer cambios en tu vida para no volver a necesitar fumarte un porro para disfrutar de la vida.

Para eso funciona muy bien ir al psicólogo.

¿Cómo dejar de fumar porros?

La mejor manera de dejar los porros es tomar una decisión firme, y alejarnos de las personas que fuman porros o que promueven nuestro consumo. Si hacemos eso y creamos un estilo de vida libre de porros, será mucho más difícil que tengamos una recaída.

¿Dejar de fumar porros de golpe o progresivamente?

¿Es mejor dejar la marihuana de golpe o poco a poco? 

Como solemos decir los psicólogos, «depende».

Una persona que fuma relativamente poco, no tendrá problemas para dejar los porros de golpe, de un día para otro. Solo tendrá que tomar la decisión y mentalizarse para ello.

Sin embargo, dejar los porros de golpe no es fácil para todo el mundo. Si fumas diariamente, y además desde hace años, es casi seguro que al intentar dejar de fumar, sufrirás el síndrome de abstinencia de la marihuana.

¿Cómo dejar de fumar marihuana rápido?

La mejor manera de dejar de fumar marihuanas rápido es tirar a la basura la marihuana que nos quede, avisar a nuestra familia y amigos para que nos ayuden a estar en abstinencia (incluso puedes darles tu dinero para aguantar la tentación de salir corriendo a comprar).

Pero esto no siempre es fácil, y en algunas personas activa síntomas de abstinencia muy intensos. Lo mejor es que consultes tu caso con algún psicólogo de adicciones, para que te aconseje y te dé pautas en función de tus necesidades.

El síndrome de abstinencia de la marihuana

Los síntomas más frecuentes del síndrome de abstinencia o mono de la marihuana suelen ser:

  • Ansiedad
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Dificultad para dormir
  • Dolores de cabeza

Estos síntomas serán diferentes dependiendo de la persona, de cuánto fume o cuánto tiempo lleve. Son un conjunto de sensaciones desagradables que hacen que muchas personas tengan recaídas. En algunos casos, el único tratamiento posible pasa por utilizar psicofármacos para aliviar el síndrome de abstinencia, o incluido recluir a la persona en un centro de desintoxicación.

¿Cuánto se tarda en dejar los porros?

Depende de la persona, del tiempo que lleve consumiendo y de las cantidades. Algunas personas tardan más y otras menos. Lo más importante es tomar la decisión, y pedir ayuda a profesionales de las adicciones.

¿Cómo calmar la ansiedad de fumar porros?

La única forma de reducir la ansiedad que produce fumar porros es dejar de fumarlos. No busques «métodos caseros» ni tonterías de ese tipo para seguir manteniendo el consumo. Eso es solamente auto-engaño.

Igual te interesa este otro artículo:

Cómo dejar los porros después de 10 años

¿Por qué es difícil dejar el cannabis?

El cannabis es una planta adictiva, lo mires como lo mires. Además, en algunos casos puede causas brotes psicóticos.

Dejar la marihuana es difícil porque provoca dependencia, ni más ni menos. Por eso, lo mejor que puedes hacer es consultar con algún psicólogo especialista en adicciones.

5 pasos para dejar los porros

Fase 1: Pre-contemplación

La persona consume sin preocupación, no es consciente del daño que hace en su vida, ni tampoco se plantea la posibilidad de dejarlo. La persona vive cegada a la realidad.

Fase 2: Contemplación

En esta fase, la persona ya es más consciente de los daños que el consumo hace en su vida (alejarse de personas que le quieren, daños cerebrales, que los porros eclipsen otras cosas bellas de la vida, etc).

Fase 3: Preparación

En esta fase la persona ya ha tomado la decisión de dejar la marihuana, y se dispone a investigar sobre el tema. Leer libros, consultar información en internet, plantearse profesionales.

Fase 4: Acción

Aquí la persona ya lleva a cabo acciones reales para reducir su consumo de marihuana, para fumar menos porros. En el mejor de los casos, lo hace con información, después de haber consultados con especialistas en la materia de las adicciones.

Fase 5: Mantenimiento y prevención de recaídas

Esta es la fase más importante de todas, y que muchísima gente comete el error de saltarse.

En esta fase, la persona se dedica a trabajar con un profesional sobre las diferentes situaciones que promueven el consumo de marihuana en su vida, así como las situaciones con más riesgo de recaída. La persona pondrá en práctica nuevas estrategias, cambios de hábitos, mejorará su vida de tal manera que la marihuana no tenga lugar de nuevo.

En resumen, hacer los cambios estables y duraderos en el tiempo. Cambios reales.

Tratamiento natural para dejar los porros

El mejor tratamiento natural para dejar los porros siempre será la psicoterapia (con un psicólogo especializado en problemas de adicción).

En la mayoría de los casos, no se necesitas medicamentos ni psicofármacos (así no te complicarás la vida añadiendo más efectos secundarios de otras drogas que también pueden generar dependencia).

Remedios caseros para dejar de fumar marihuana

Los mejores remedios caseros para dejar de fumar marihuanas son:

  • Hacer ejercicio con frecuencia
  • Comer de forma saludable
  • Ponerse metas y proyectos
  • Pasar tiempo con personas que nos quieran
  • Hablar con un psicólogo (que sea especialista en adicciones)

Si quieres que un profesional te ayude a dejar los porros, haz clic aquí abajo:

Cómo Dejar la Marihuana

¿Cuál es el té que sirve para dejar de fumar mariguana?

No busques tés ni cosas raras para dejar la marihuana. Es una adicción, y la única forma de superarla de verdad es hacer trabajo personal, entender nuestros patrones tóxicos y comprometernos a cambiar de hábitos. No busques soluciones mágicas, solo te harán perder el tiempo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 52 Promedio: 4.6)