síndrome burn out estres laboral

Síndrome de Burn Out: Síntomas y Cómo Superar el Estrés Laboral

Posted by

El síndrome de burn out o estrés laboral es un problema de ansiedad cada vez más frecuente en lugares de trabajo de todo el mundo. En este artículo vamos a repasar en qué consiste el síndrome de burn out, cuáles son sus causas principales y cómo superarlo (pista: casi nunca es cuestión de actitud)

¿Qué es el síndrome de burnout?

El síndrome de burnout (o síndrome de estar “quemado” en el trabajo) consiste en sentir estrés, ansiedad o agotamiento emocional en el entorno laboral. El síndrome de burnout suele ser la causa principal de absentismo y bajas laborales, y puede derivar en problemas de ansiedad o incluso depresión serios si no se trata psicológicamente a tiempo.

Los casos más graves de burn out o estrés laboral pueden poner patas arriba la vida de la persona, afectando directamente a su vida personal y familiar, así como provocar depresión, problemas de ansiedad graves, o incluso ideación suicida.

Principales síntomas de burn out

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de burn out?:

  • Menor productividad
  • Pérdida de la motivación
  • Sensación de fracaso
  • Problemas de sueño (insomnio)
  • Problemas de concentración
  • Agotamiento mental
  • Nerviosismo o irritabilidad
  • Estrés y ansiedad (incluso ataques de pánico)
  • Tristeza, apatía y desesperanza
  • Problemas de autoestima

Causas del síndrome de burnout

¿Cómo surge el síndrome de burn out?

Si sufres burnout o estrés laboral, probablemente no sea culpa tuya. La principal causa del estrés laboral siempre son las malas condiciones laborales. La persona se siente abrumada, saturada por niveles de exigencia demasiado altos. Estas son algunas posibles causas de burnout o estrés laboral:

  • Demasiada carga de trabajo
  • Muchas tareas para poco tiempo
  • Formación insuficiente para tareas especializadas
  • Poca o nula libertad y autonomía para manejar las tareas
  • Pocas facilidades para compaginar el trabajo con la vida personal o familiar
  • Jornadas laborales muy largas o poco respeto por los horarios de descanso del trabajador
  • Exceso de exigencia (o incluso acoso) por parte de los jefes o compañeros de trabajp
  • Actitud demasiado perfeccionista

Como ves, el síndrome de burn out casi nunca es un problema de actitud, sino un problema con el contexto de la persona. Un entorno laboral ultra-exigente, demasiado enfocado en la productividad (capitalismo salvaje), sin importar realmente el bienestar de los trabajadores (personas). Sufrir mucho en un puesto de trabajo puede incluso provocar síntomas de estrés postraumático.

El síndrome de burnout también puede confundirse fácilmente con otros problemas psicológicos como el trastorno de ansiedad generalizada.

Consecuencias del burnout

El burn out o estrés laboral no cae del cielo. Se desarrolla de manera progresiva, poco a poco, a lo largo de meses o años, sobre todo si no se toman medidas para prrevenirlo.

El desgaste laboral puede hacer que la persona sienta dificultades para percibir sus propios logros, y que se sienta desesperanzada para afrontar problemas y situaciones del día a día, tanto en su vida personal como en la familiar.

La frustración y el agotamiento pueden sumir a la persona en una fuerte sensación de indefensión, y que termine desarrollando síntomas de depresión o incluso ideación suicida.

Muchas personas que sufren de ansiedad laboral o burn out terminan abusando de psicofármacos, alcohol y otras drogas como intentos de lidiar con la ansiedad.

Fases del síndrome de burnout

Las personas que sufren estrés laboral o burnout suelen atravesar varias fases o etapas:

1. Etapa de entusiasmo

En esta fase se siente optimismo y mucha ilusión por el trabajo. Uno se imagina nuevos aprendizajes y tiene ganas de empezar a trabajar, conocer gente, superar retos y ascender en la empresa.

2. Etapa de estancamiento

La persona empieza a sentir estrés, a encontrarse con tareas muy exiggentes, e incluso empieza a dudar de sus propia capacidad para superar los desafíos que le salgan por delante (síndrome del impostor).

3. Etapa de frustración

La persona se siente saturada y frustrada a menudo. 

4. Etapa de apatía

Esta es la fase principal del síndrome de burnout. La gente suele empezar a somatizar (molestias y malestar físico derivados del estrés laboral, la ansiedad, la irritabilidad, como la hipocondría, etc). El estrés o ansiedad pueden ser tan intensos que la persona deje de ir al trabajo (absentismo) o incluso tenga que pedir la baja laboral.

5. Etapa de quemado

Esta es la fase más grave del síndrome de burn out, es cuando la persona suele colapsar emocionalmente. Las consecuencias psicológicas más graves del burn out (ansiedad social, depresión, pensamientos suicidas, etc) afectan directamente a la familia y personas cercanas, así como pueden incapacitar a la persona hasta el punto de que abandone el trabajo o su vida corra peligro. 

En muchos casos, la persona generaliza su sentimiento de apatía a su vida personal, llegando a creer que la vida no tiene sentido (en los casos más graves nos encontramos con síntomas de depresión o incluso ideación suicida). El síndrome de burn out es un problema psicológico muy serio.

Diferencia entre el síndrome de burnout y estrés laboral

Sentir estrés no siempre es malo.

El estrés es una respuesta natural del organismo para ayudarnos a afrontar amenazas y peligros. La respuesta de estrés está ahi para ayudarnos a sacar el máximo partido a nuestros recursos físicos y mentales, y ayudarnos a sobrevivir mejor. 

El estrés es una herramienta de supervivencia, probablemente la más poderosa que tenemos. Sin estrés, probablemente no estaríamos aquí. El estrés nos ayuda a prepararnos para situaciones difíciles, como exámenes (o incluso salvarnos la vida en situaciones físicamente peligrosas).

El estrés laboral es algo habitual, dependiendo del puesto de trabajo y de las responsabilidades asociadas… Por ejemplo, no puedo imaginarme trabajar como bombero, policía o coordinador de un gran equipo de personas sin encontrar situaciones estresantes en el día a día.

La principal diferencia entre el estrés laboral y el síndrome de burnout es que el estrés laboral es esporádico y asociado a situaciones concretas y no tan frecuentes, y el síndrome de burnout se produce cuando el estrés laboral se ha cronificado y extendido a casi todas las áreas del trabajo, así como a la vida personal.

Por eso, no se deberían patologizar ciertos niveles de estrés que pueden ser totalmente naturales según el contexto (como se hace cada año con el síndrome posvacacional).

¿Existe relación entre el teletrabajo y el síndrome de burn out?

¿Hay alguna relación entre el teletrabajo y el burn out?

La respuesta es sí.

Te voy a poner un ejemplo muy fácil de entender.

Durante la pandemia de 2020, muchísimas personas se vieron obligadas a trabajar desde casa, online o de forma remota, para respetar los confinamientos y frenar la propagación del covid.

El problema es que la mayoría de la gente nunca había trabajado online en su vida. Por lo que empezaron a sufrir las consecuencias de la falta de adaptación a esas nuevas circunstancias. Por ejemplo, mucha gente tuvo que empezar a trabajar desde su salón, o la cocina, de la noche a la mañana, teniendo a sus hijos pequeños correteando por la casa.

Y muchas personas experimentaron problemas para respetar sus propios horarios y separar psicológicamente la jornada de trabajo y los tiempos de descanso. Terminaron trabajando muchas más horas de las que les tocaban, con la consiguiente sensación de saturación.

Los síntomas de burn out al teletrabajar se debían principalmente a:

  • Problemas para conciliar la vida familiar con la laboral
  • Extender los horarios de trabajo hasta quedarse sin tiempo libre
  • No tener espacios de trabajo adecuados (tener que trabajar desde la cocina o el salón, con los niños jugando o la pareja cocinando)
  • Sentirse menos productivos y tener dificultades para «desconectar» de las tareas y preocupaciones del trabajo
  • Tener la sensación de que se está trabajando constantemente

A eso habrá que añadir también los estresores naturales del contexto de una pandemia, por supuesto.

Si hay algo que aprendimos como sociedad, es que el teletrabajo no es para todo el mundo (ni para todos los puestos de trabajo y situaciones). Y si se decide trabajar de forma remota, uno se tiene que preparar y asegurarse de que cuenta con las condiciones apropiadas.

Conclusión: algunas personas se sienten muy cómodas y contentas trabajando desde casa, y hay otras que, si pueden elegir, prefieren ir a la oficina presencialmente.

Lo más importante es que tengamos tiempo para adaptarnos apropiadamente al teletrabajo, y que las condiciones laborales y la empresa se adapten a las necesidades de sus trabajadores.

¿Cómo superar el síndrome de burnout?

Para superar el síndrome de burnout y hacer frente al estrés laboral, es esencial la comunicación entre los empleados y la dirección de la empresa. Por supuesto que hay algunos rasgos o patrones de comportamiento que nos predisponen a sufrir problema de ansiedad, pero nunca debemos olvidar el papel del contexto.

No hay que poner toda la responsabilidad del estrés laboral en el trabajador (culpar a la víctima), porque gran parte de esa responsabilidad será de la empresa, de los jefes, de la cultura de empresa, de los gestores de recursos humanos, de las condiciones laborales, etc.

Aquí tienes algunas pautas y consejos para prevenir el burnout o ansiedad laboral (sin descargar toda la responsabilidad en el trabajador):

-Respetar los horarios de trabajo y de descanso, y las vacaciones (evitar mandar emails o llamadas fuera de los horarios de trabajo)

-Delegar tareas (o reducir la carga de trabajo de las personas que empiecen a saturarse)

-Ser menos perfeccionistas (o ser menos exigentes con los trabajadores)

-Descansar más a menudo y evitar «llevarse trabajo a casa»

-Hablar abiertamente de las dificultades en el puesto de trabajo (o promover una cultura de feedback y escucha)

-Priorizar las tareas más importantes, y reducir la burocracia lo más posible

-Evaluar a los jefes y coordinadores de equipos, detectar las dinámicas tóxicas y corregir a los directivos con estilos de liderazgo más autoritarios o tóxicos

-Hacer más ejercicio y llevar una alimentación sana

-Evitar el alcohol o el café

-Dormir bien (alrededor de 8 horas diarias en la mayoría de los casos)

¿Cuándo acudir a un profesional?

Hay que acudir al psicólogo ante las primeras señales de estrés laboral. lo antes posible. El síndrome de burnout es un problema muy serio que se puede cronificar o provocar problemas psicológicos más graves (como otros trastornos de ansiedad, depresión o incluso intentos de suicidio).

Si sospechas que estés sufriendo burn out, pide cita online lo antes posible.

Por cierto, cada día mando un email compartiendo historias y reflexiones sobre salud mental y cómo sobrevivir a nuestra propia mente.

Y es gratis. Suscríbete aquí abajo:

Newsletter sobre la ansiedad

Referencias y lecturas recomendadas

🤫 Mis infames emails
Envío historias que a mucha gente le encanta leer. Consejos y estrategias psicológicas para el día a día. TODOS LOS DÍAS. Si quieres averiguar por qué más de 25000 personas me leen día a día, apúntate.
Síndrome de Burn Out: Síntomas y Cómo Superar el Estrés Laboral 1
Te puedes salir en cualquier momento, obviamente.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.