Saltar al contenido

▷▷ ¿Qué es la Bulimia Nerviosa? Síntomas y Tratamiento

bulimia nerviosa
¿De qué hablo en este artículo?

¿Qué es la bulimia nerviosa?

La bulimia nerviosa es un trastorno de conducta alimentaria (TCA) grave que se caracteriza por episodios recurrentes de atracones de comida seguidos de conductas de compensación para evitar ganar peso, como el vómito autoinducido, el uso excesivo de laxantes o diuréticos, o el ayuno.

Las personas con bulimia nerviosa pueden tener un peso normal o incluso sobrepeso, pero a menudo tienen una imagen corporal distorsionada y pueden sentir un miedo extremo a ganar peso.

La bulimia nerviosa es una enfermedad grave y peligrosa, y desgraciadamente cuesta la vida de muchas personas cada año.

¿Cuáles son los diferentes tipos de bulimia?

Hay 2 tipos principales de bulimia nerviosa: la bulimia nerviosa con comportamientos purgativos y la bulimia nerviosa sin comportamientos purgativos.

Bulimia nerviosa con conductas purgativas

La bulimia nerviosa con comportamientos purgativos se caracteriza por episodios recurrentes de atracones de comida seguidos de conductas purgatorias o compensatorias para evitar ganar peso. Por ejemplo los vómitos autoinducidos o los laxantes.

Bulimia nerviosa sin conductas purgativos

La bulimia nerviosa sin comportamientos purgativos se caracteriza por episodios recurrentes de atracones de comida, pero en lugar de utilizar métodos purgativos, las personas con este tipo de bulimia pueden controlar su peso a través de otras formas de comportamiento, como hacer ejercicio en exceso o ayunar.

Es importante tener en cuenta que estos dos tipos de bulimia nerviosa no son mutuamente excluyentes y algunas personas pueden presentar características de ambos tipos. También es posible que algunas personas con bulimia nerviosa presenten síntomas que no se ajustan a estas categorías específicas.

Síntomas de bulimia nerviosa

Los síntomas de bulimia nerviosa pueden incluir:

  1. Atracones de comida seguidos de comportamientos para evitar ganar peso, como vomitando después de comer, usando laxantes o diuréticos, o haciendo ejercicio excesivo.
  2. Preocupación excesiva por el peso y la apariencia física.
  3. Cambios en el patrón de alimentación, como saltarse comidas o comer a escondidas
  4. Sensación de pérdida de control durante los atracones de comida.
  5. Usar la comida como medio para lidiar con la ansiedad o como recompensar
  6. Sentimientos de vergüenza o culpa después de comer.
  7. Usar la comida para controlar el peso o la apariencia física.
  8. Cambios en el peso corporal
  9. Deshidratación o desequilibrio electrolítico (debido al vomitar o al uso excesivo de laxantes o diuréticos)

Quizás te interesa: ¿Qué es la Anorexia nerviosa?

¿Qué consecuencias tiene la bulimia nerviosa?

La bulimia nerviosa puede tener graves consecuencias para la salud física y mental. Algunas de las posibles consecuencias de la bulimia nerviosa son:

  1. Daños en los dientes y las encías (debido al ácido del vómito)
  2. Deshidratación
  3. Trastornos del sueño
  4. Fatiga.
  5. Dolores de cabeza.
  6. Déficit de hierro en la sangre (anemia).
  7. Trastornos menstruales o infertilidad.
  8. Mayor riesgo de enfermedades cardíacas y trastornos digestivos.
  9. Mayor riesgo de lesiones durante ejercicio excesivo (debilidad, huesos menos fuertes)
  10. Problemas de salud mental, como depresión, ansiedad y problemas de autoestima

¿Cuáles son las causas de bulimia nerviosa?

Cada caso es diferente, y la bulimia nerviosa es un problema psicológico muy complejo, por eso es difícil señalar una sola causa. Estos son algunos de los factores más comunes:

  1. Trastornos alimentarios en la familia: las personas que tienen familiares cercanos con trastornos alimentarios tienen mayor riesgo de desarrollar bulimia nerviosa.
  2. Trastornos mentales: las personas con trastornos mentales, como depresión o ansiedad, tienen mayor riesgo de desarrollar bulimia nerviosa.
  3. Problemas de imagen corporal: las personas con trastornos de imagen corporal, como una percepción distorsionada de sí mismas, pueden tener mayor riesgo de desarrollar bulimia nerviosa.
  4. Factores culturales y sociales: la presión social para tener un cuerpo delgado o atractivo puede contribuir al desarrollo de trastornos alimentarios, incluyendo la bulimia nerviosa.
  5. Experiencias traumáticas: las personas que han experimentado eventos traumáticos, como abusos sexuales o violencia doméstica, pueden tener mayor riesgo de desarrollar bulimia nerviosa.

Es importante tener en cuenta que la bulimia nerviosa es un trastorno complejo y que no se debe a una sola causa.

¿Qué hacer para prevenir la bulimia?

Es importante recordar que la bulimia nerviosa es un trastorno complejo y que no se puede prevenir completamente. Sin embargo, hay algunas cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo de desarrollar bulimia nerviosa o evitar que empeore:

  1. Cultivar una actitud saludable hacia la alimentación y el ejercicio: es importante tratar de llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio de manera regular, pero sin obsesionarse con el peso o la apariencia física.
  2. Aprender a manejar el estrés: es importante encontrar maneras saludables de manejar el estrés, como hacer ejercicio, meditar o hablar con un amigo o un buen psicólogo
  3. Evitar la exposición a mensajes negativos sobre el cuerpo: tratar de limitar la exposición a mensajes que promuevan estereotipos de belleza irrealistas o que denigren la apariencia física.
  4. Buscar apoyo (familiar y profesional)
  5. Aprender a decir «no»: no tengas miedo de decir «no» a las presiones externas para cambiar tu apariencia o comportamiento de manera in saludable. Aprende a poner límites a otras personas.

Igual te interesa descargar esta guía:

Guía para Calmar los Pensamientos Negativos

Tratamiento psicológico de la bulimia nerviosa

El tratamiento psicológico para la bulimia nerviosa ha de ser multidisciplinar:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): La TCC se centra en cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos y en ayudar a las personas a desarrollar estrategias saludables para manejar el estrés y las emociones.
  • Terapia familiar: La terapia familiar puede ser útil para ayudar a las personas con bulimia nerviosa a mejorar sus relaciones con sus familias y a trabajar juntos para apoyar el proceso de recuperación.
  • Terapia de grupo: La terapia de grupo puede ser útil para ayudar a las personas con bulimia nerviosa a sentirse menos solas y a aprender de otras personas que están pasando por experiencias similares.
  • Nutrición: hay que trabajar también con expertos en alimentación para re-educar a la persona en hábitos alimenticios saludables.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de la bulimia?

El tratamiento de la bulimia nerviosa puede durar meses o incluso años, dependiendo de la gravedad del caso. Se puede hacer crónico y poner en peligro la vida de la persona, por eso es importantísimo trabajar el tema con profesionales cuanto antes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)