Saltar al contenido

▷▷ 5 Efectos de los Porros en la Personalidad

efectos de la marihuana en la personalidad
¿De qué hablo en este artículo?

¿Cómo afecta el consumo de marihuanaa la personalidad ?

El consumo de marihuana puede afectar a la personalidad de varias maneras, dependiendo de la frecuencia de consumo, el tipo de marihuana, factores genéticos y psicológicos, circunstancias de la persona, etc. Algunos posibles efectos del uso de marihuana en la personalidad pueden ser:

  1. Alteración del estado de ánimo: cambios de humor muy bruscos, más inestabilidad emocional, ponerse irritable o ansioso sin razón aparente, etc
  2. Problemas de memoria: el uso de marihuana empeora la memoria a corto plazo, haciendo que la persona se olvide más fácilmente de las cosas, le cueste más retener información importante, pierda el hilo de las comversaciones, etc
  3. Problemas de atención: hace que les cueste más prestar atención a lo que está sucediendo a su alrededor
  4. ¿Creatividad?: algunas personas se piensan que fumar porros les vuelve más creativos, cuando en realidad es todo lo contrario, porque les hace más difícil pensar de manera creativa en el día a día.
  5. Afecta a los procesos de toma de decisiones: las personas que fuman marihuana con frecuencia son peores a la hora de tomar decisiones, porque los porros no les permiten pensar con claridad y revisar toda la información disponible para poder tomar una decisión razonable

Los mitos y verdades sobre los efectos de la marihuana en la personalidad

Hay muchos mitos y verdades sobre los efectos de la marihuana en la personalidad. Aquí hay algunos ejemplos:

Mito: «La marihuana hace que las personas sean más creativas»

Verdad: Algunas personas pueden sentir que la marihuana les ayuda a ser más creativas, pero hay poca evidencia científica para respaldar esta afirmación. Sabemos que el consumo frecuente de marihuana afecta negativamente a las capacidades cognitivas, y eso empeora la capacidad creativa de la persona, que llega a pensar que necesita fumarse un porro para ser mínimamente creativa.

Mito: «La marihuana no tiene efectos a largo plazo en la personalidad»

Verdad: El uso prolongado de marihuana puede tener efectos duraderos en la personalidad y los patrones de conducta.

Muchos estudios sugieren que el consumo prolongado de marihuana aumenta el riesgo de desarrollar trastornos mentales, como la esquizofrenia o la depresión.

También afecta a la memoria a largo plazo y la capacidad de aprendizaje, lo que interfiere directamente con el rendimiento académico y el desempeño laboral. Además, el uso prolongado de marihuana puede aumentar el riesgo de problemas de salud, como enfermedades cardíacas o problemas respiratorios.

Mito: «La marihuana es menos adictiva que otras drogas»

Verdad: La marihuana causa problemas de adicción en muchísimas personas

Aunque la tasa de dependencia de la marihuana es menor que la de otras drogas, muchas personas desarrollan dependencia psicológica sufren síntomas de abstinencia cuando intentan dejar de consumirla (ansiedad, irritabilidad, problemas de sueño, etc). Cualquiera que todavía piense que la marihuana es una «droga blanda» debería visitar un centro y desintoxicación para abrir los ojos.

Mito: «La marihuana es segura de usar porque es natural»

Verdad: La marihuana no es una planta inocua, y destroza muchísimas vidas cada día.

Los terremotos también son naturales, y eso no los hace menos problemáticos. El sol es natural, y dar cáncer de piel. El mar es natural, pero te puedes ahogar.

Consumo de marihuana y ansiedad social

La marihuana provoca más ansiedad a largo plazo, porque evita qyue la persona aprenda a lidiar con sus miedos de forma natural. Además, lo de que cause paranoia o psicosis no ayuda nada.

Fumar marihuana solo empeora la ansiedad social. He trabajado con muchas personas que eran super sociables hasta el momento en que empezaron a fumar porros.

Fue entonces cuando su vida se fue a la mierda, porque empezaron a darles paranoias cuando estaban con gente, y pasaban tanta angustia que se les quitaban las ganas de seguir interactuando, por lo que empezaron a encerrarse cada vez más en sí mismas

Artículo relacionado: ¿Fumar marihuana provoca ataques de pánico?

El uso de marihuana y la creatividad: ¿hay una conexión?

La marihuana provoca intoxicación y daños cognitivos. Eso que algunas personas describen como «creatividad» es simplemente que su cerebro no está funcionando correctamente. Además, cuando estás fumado, no puedes «crear» nada de calidad, solo escribes chorradas.

Muchas personas idealizan la marihuana como una especie de musa que va a elevar su capacidad creativa… cuando es justamente lo contrario. Si te acostumbras a tener que fumarte un porro cada vez que tienes que pensar y aprovechar tu imaginación, la has cagado. Porque llegará un momento en que te sentirás imponente si no te fumas un porro (dependencia psicológica).

Si conoces a algún artista famoso que fuma marihuana, no piensas que consiguió lo que tiene gracias a la marihuana… lo consiguió A PESAR de su consumo de marihuana, que solo le supuso un techo de cristal.

Te puede interesa: 10 consejos para dejar los porros

Fumas porros y autoestima

Las personas que fuman porros con frecuencia utilizan la marihuana para no afrontar sus miedos e inseguridades. Actúa como vía de escape, como conducta de evitación. Y cuanto más tiempo pasa, peores son los problemas de autoestima de la persona, y más indefensa y necesitada se siente si no le quedan porros.

El uso de marihuana y la toma de decisiones

Se ha demostrado que el THC (el principal componente psicoactivo de la marihuana) puede afectar negativamente a la capacidad de una persona para tomar decisiones.

Varios estudios muestran cómo el consumo de marihuana afecta a la habilidad de una persona para evaluar riesgos y beneficios, y puede llevarle a tomar decisiones imprudentes, irresponsables o peligrosas.

El consumo de marihuana y la empatía

Cualquiera que haya trabajado como psicólogo de adicciones habrá visto cientos de veces cómo las personas que consumían marihuana a menudo tenían muchos más problemas familiares y de pareja, se interesaban menos por las necesidades de los demás y se volvían más individualistas y egoístas.

Fumar porros te jode la empatía hasta convertirte en un fantasma de lo que eras.

Artículo relacionado: ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de fumar marihuana?

Fumar porros y mal humor

Fumar porros provoca irritabilidad y problemas de ira en muchas personas, y dificulta mucho la gestión de las emociones. Lo consumidores de marihuana se vuelven mucho menos pacientes, sufren cambios de humor bruscos sin razón aparente y les cuesta mucho más ser comprensivos con los demás.

Fumar porros te convierte en una persona mucho más inestable.

Cómo dejar los porros

¿Quieres dejar los porros? ¿Necesitas ayuda? Mira aquí abajo y te explico cuáles son los primeros pasos:

Cómo Dejar la Marihuana

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)