Saltar al contenido

▷▷ ¿Qué Pasa Si Mezclas Cocaína y Alcohol?

que pasa si mezclas alcohol y cocaina
¿De qué hablo en este artículo?

¿Qué ocurre cuando se consume alcohol y cocaína?

Como psicólogo especialista en adicciones, puedo decirte que cuando se consumen alcohol y cocaína juntos, se produce una interacción farmacológica que puede ser muy peligrosa. El alcohol y la cocaína tienen efectos diferentes sobre el cuerpo y el cerebro, pero cuando se consumen juntos, estos efectos se potencian y pueden causar problemas graves de salud.

Muchísimas personas mueren cada año por haber combinado alcohol y cocaína. El alcohol es un depresor del sistema nervioso, por lo que algunas personas acuden a la cocaína (un estimulante) para intentar compensar los efectos del alcohol (un depresor) y aguantar más tiempo de fiesta.

Por ejemplo, el alcohol puede disminuir los efectos de la cocaína, lo que puede llevar a que la persona consuma más cocaína para sentir los mismos efectos, aumentando el riesgo de sobredosis. Por otro lado, la cocaína puede hacer que la persona se sienta más alerta y energética, lo que puede hacer que consuma más alcohol de lo que debería, aumentando el riesgo de intoxicación.

Además, el consumo combinado de alcohol y cocaína puede aumentar el riesgo de accidentes y comportamientos peligrosos, ya que afecta directamente a la capacidad de juicio y la coordinación motora. También puede causar problemas cardíacos, respiratorios y neurológicos (muchas personas han muerto de infarto o ictus al mezclar cocaína y alcohol).

En mis años de experiencia, he visto a muchas personas que han tenido problemas graves debido al consumo combinado de alcohol y cocaína. Si no te sientes capaz de disfrutar de una fiesta o de cualquier otra actividad social sin drogarte, necesitas ayuda profesional urgente (tienes dependencia o incluso adicción).

Artículo relacionado: 7 beneficios de una vida sin alcohol

Consecuencias físicas

Algunas de las consecuencias físicas del consumo combinado de alcohol y cocaína incluyen:

  1. Riesgo de sobredosis: La combinación de alcohol y cocaína puede aumentar el riesgo de sobredosis, ya que ambas sustancias afectan al sistema nervioso central.
  2. Problemas cardíacos: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas cardíacos, como arritmias, hipertensión y dolores en el pecho, además de infartos.
  3. Problemas respiratorios: La cocaína puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que puede causar  dificultad para respirar, asfixia o parada cardiorrespiratoria.
  4. Problemas neurológicos: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas neurológicos, como convulsiones, alteraciones del estado de conciencia y trastornos mentales.
  5. Problemas gastrointestinales: El alcohol y la cocaína pueden causar problemas gastrointestinales, como náuseas, vómitos y diarrea.
  6. Problemas hepáticos: El consumo excesivo de alcohol puede causar problemas hepáticos, como cirrosis y hepatitis.
  7. Problemas renales: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas renales, como inflamación o insuficiencia renal.

Es importante tener en cuenta que estas consecuencias pueden variar dependiendo de la cantidad y frecuencia del consumo, y cada persona puede tener una respuesta diferente al consumir alcohol y cocaína.

Artículo relacionado: 10 soluciones para el alcoholismo

Consecuencias psicológicas

Algunas de las consecuencias psicológicas del consumo combinado de alcohol y cocaína incluyen:

  1. Alteraciones en el estado de ánimo: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar alteraciones en el estado de ánimo, como ansiedad, depresión, irritabilidad y agresividad.
  2. Problemas cognitivos: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas cognitivos, como dificultad para concentrarse, problemas de memoria y en la capacidad de toma de decisiones (si te drogas, tomarás decisiones más estúpidas, cosas que no haría si tu cerebro funcionase correctamente)
  3. Problemas psicóticos: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas psicóticos, como alucinaciones, delirios y trastornos esquizofrénicos.
  4. Adicción: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede aumentar el riesgo de desarrollar adicción a estas sustancias, pues intensifica los efectos, haciéndolas más adictivas aún
  5. Cambios de personalidad: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas de personalidad, como impulsividad, falta de responsabilidad y problemas relacionales.
  6. Problemas de conducta: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas de conducta, como comportamiento violento o agresivo, y problemas legales.
  7. Problemas de salud mental: El consumo combinado de alcohol y cocaína puede causar problemas de salud mental, como trastornos de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, depresión y trastornos de la alimentación.

Alcohol y cocaína: una mezcla explosiva

El alcohol y la cocaína ya son sustancias peligrosísimas por sí solas. Pero se hacen mucho más peligrosas al combinarse, pues resultan en la sustancia química cocaetileno.

El cocaetileno es un compuesto químico que se forma cuando la cocaína y el etanol (alcohol) se metabolizan en el cuerpo humano. Es un metabolito de la cocaína y el etanol y se cree que es responsable de algunos de los efectos negativos de la mezcla de estas dos sustancias.

El cocaetileno se produce en el hígado, como resultado de mezclar alcohol y cocaína. El cocaetileno se produce en el hígado aproximadamente dos horas después de consumir alcohol y cocaína.

Aproximadamente un 20% de la cocaína consumida se convierte en cocaetileno en el hígado. El cocaetileno pasa al torrente sanguíneo y a dañar otros tejidos del organismo.

Artículo relacionado: ¿Puedes beber cerveza «sin alcohol» si tienes alcoholismo?

Efectos del cocaetileno

Los efectos físicos del cocaetileno incluyen:

-Aumento de la presión arterial

-Aumento de la frecuencia cardíaca

-Problemas cardíacos, arritma e infartos

-Euforia

-Ansiedad

-Paranoia

-Alucinaciones

Cómo dejar la cocaína y el alcohol

Para dejar la cocaína y el alcohol, primero tienes que comprender cómo funciona tu problema de dependencia. Solo así encontrarás la manera de dejar de sentir la nacesidad de hacer cosas tan peligrosas como mezclar cocaína y alcohol (aún sabiendo que es algo sumamente estúpido). Necesitas un tratamiento psicológico para dejar el alcohol y superar la adicción a la cocaína.

¿Has intentado dejar la cocaína y el alcohol sin conseguirlo? ¿Te has cansado de tropezar constantemente con la misma piedra? Pida ayuda aquí abajo:

Cómo dejar el alcohol y la cocaína

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)