Saltar al contenido

▷▷ Eneagrama de la Personalidad: la Estafa del Horóscopo Moderno

eneagrama de la personalidad
Muy bien, preparen las palomitas, porque hoy nos vamos a meter en un campo de minas. ¿Alguna vez has oído hablar del Eneagrama de la Personalidad?

Sí, ese sistema místico que clasifica a las personas en nueve tipos diferentes de personalidad. Pero ¿es una herramienta útil para el autoconocimiento o simplemente una pseudociencia inteligente vestida de sabiduría antigua?

Veamos.

¿De qué hablo en este artículo?

¿Qué Es el Eneagrama?

El Eneagrama es un sistema que afirma que todos pertenecemos a uno de nueve tipos de personalidad. Un poco como el horóscopo, pero sin la necesidad de comprobar tu signo zodiacal cada mañana. Aunque parezca una idea novedosa, el Eneagrama ha estado entre nosotros durante siglos, recogiendo conceptos de diversas tradiciones místicas.

El eneagrama de la personalidad es un sistema de clasificación basado en nueve tipos. Cada tipo representa características y patrones específicos. Además, el eneagrama permite el desplazamiento de la personalidad hacia otros tipos dentro del mismo centro.

Y como todo lo místico, viene con un aura de misterio y esoterismo. Pero, ¿es realmente una herramienta válida para el autoconocimiento o simplemente una bonita ilusión?

Antecedentes históricos del eneagrama

La historia del eneagrama se remonta alrededor del 2500 a.C. y fue traído a principios de la década de 1930 por Georges I. Gurdjieff desde una escuela esotérica en Afganistán. Ese fue el punto de partida para que Óscar Ichazo, discípulo de Gurdjieff, utilizara nueve pecados para describir los tipos de ego en su protoanálisis.

Posteriormente, Claudio Naranjo, estudiante de psiquiatría en Estados Unidos, tomó las enseñanzas de Ichazo y las desarrolló en Berkeley en los años 70.

Claudio Naranjo, por cierto, fue un auténtico gurú de las drogas psicodélicas. Y practicó muchas de las dinámicas sectarias que hoy en día han mandado a más de uno a prisión.

El Eneagrama y la Psicología

Es momento de ser honestos. El Eneagrama, por muy interesante que parezca, no tiene respaldo científico. En el mundo de la psicología, donde nos basamos en evidencias y estudios replicables, el Eneagrama es como un unicornio: atractivo y emocionante, pero finalmente inexistente.

Puedes buscar en todos los manuales de psicología que quieras, pero no encontrarás al Eneagrama. No está en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, ni tampoco lo encontrarás en ninguna investigación seria sobre personalidad.

¿Entonces, Qué es Realmente el Eneagrama?

Ah, aquí viene la parte divertida. El Eneagrama, aunque intrigante y muy vendido, es en esencia una pseudociencia. A pesar de sus afirmaciones, no ha demostrado ser una herramienta válida o confiable para el autoconocimiento o la comprensión de los demás.

Clasificar a las personas en nueve tipos distintos puede sonar atractivo y ordenado, pero ¿no es eso demasiado simplista?

Somos seres complejos, con una multitud de factores que influyen en nuestras personalidades, desde nuestra genética hasta nuestras experiencias de vida. Reducir toda esa complejidad a un tipo de personalidad único es, en el mejor de los casos, simplista y, en el peor, engañoso.

Definición de los nueve tipos de personalidad del eneagrama

El eneagrama consta de nueve tipos de personalidad, cada uno con características y motivaciones propias:

  • El Reformador: Persona perfeccionista, idealista y con una gran vocación de mejora y corrección.
  • El Ayudador: Individuo amable, generoso y empático, cuyo propósito principal es ayudar a los demás.
  • El Triunfador: Persona motivada por el éxito, con un enfoque en lograr metas y destacar en su campo.
  • El Individualista: Individuo creativo, auténtico y que busca su propia identidad y sentido de pertenencia.
  • El Investigador: Persona curiosa, analítica e intelectualmente orientada hacia la búsqueda de conocimiento.
  • El Leal: Individuo leal, responsable y comprometido con sus relaciones y deberes.
  • El Entusiasta: Persona entusiasta, optimista y enérgica, que busca nuevas experiencias y emociones.
  • El Desafiador: Individuo seguro de sí mismo, directo y que desafía los límites establecidos.
  • El Pacificador: Persona amigable, conciliadora y que busca evitar conflictos y promover la armonía.

Cada tipo de personalidad tiene sus propias características y formas de interactuar con el mundo, lo que permite una comprensión más profunda de uno mismo y de los demás.

Quizás te interesa: Terapia Gestalt (una pseudoterapia peligrosa)

Los nueve tipos de personalidad del eneagrama

El eneagrama de la personalidad se compone de nueve tipos distintos, cada uno con sus características y patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento propios.

Estos tipos se dividen en tres grupos principales: instintivos, sentimentales y del pensamiento. A continuación, exploraremos en detalle cómo describe el eneagrama cada uno de éstos grupos

Primer grupo de tipos: Instintivos

Los tipos de personalidad pertenecientes al primer grupo, los instintivos, comparten una orientación hacia la acción impulsiva y espontánea. Son personas enérgicas y motivadas por el deseo de obtener lo que necesitan para sobrevivir y tener éxito en el mundo.

Eneatipo 1: El Reformador

El Reformador es un individuo dedicado a la perfección y la mejora constante. Tiene una fuerte ética personal y busca la justicia y la equidad en todos los aspectos de la vida. Son personas autodisciplinadas y comprometidas con sus ideales.

Para profundizar: Eneagrama 1

Eneatipo 2: El Ayudador

El Ayudador es alguien orientado a cuidar y servir a los demás. Tienen una gran capacidad empática y su mayor satisfacción proviene de ayudar y apoyar a quienes les rodean. Son generosos y compasivos, siempre dispuestos a prestar una mano amiga.

Para profundizar: Eneagrama 2

Eneatipo 3: El Triunfador

El Triunfador tiene una gran motivación por destacar y alcanzar el éxito en todo lo que se proponen. Son personas seguras de sí mismas, ambiciosas y orientadas hacia el logro. Les inspira la superación personal y el reconocimiento social.

Para profundizar: Eneagrama 3

Segundo grupo de tipos: Sentimentales

Los tipos de personalidad del segundo grupo, los sentimentales, se caracterizan por su enfoque en las emociones y los vínculos afectivos. Son personas sensibles y profundamente conectadas con sus propios sentimientos y los de los demás.

Eneatipo 4: El Individualista

El Individualista es alguien que busca la autenticidad y la originalidad en todo lo que hace. Tienen una sensibilidad artística y una profunda necesidad de expresar su singularidad. Son personas creativas, introspectivas y en busca de significado.

Para profundizar: Eneagrama 4

Eneatipo 5: El Investigador

El Investigador tiene una sed insaciable de conocimiento y comprensión. Son personas curiosas, analíticas y orientadas a la investigación. Disfrutan explorando nuevos conceptos y descubriendo la verdad en todas las áreas de la vida.

Para profundizar: Eneagrama 5

Eneatipo 6: El Leal

El Leal es alguien altamente comprometido con sus relaciones y responsabilidades. Son personas leales, confiables y orientadas hacia el apoyo y la protección de aquellos a quienes consideran parte de su grupo. Su lealtad es una de sus principales fortalezas.

Para profundizar: Eneagrama 6

Tercer grupo de tipos: del Pensamiento

Los tipos de personalidad del tercer grupo, los del pensamiento, se caracterizan por su enfoque en la lógica y el razonamiento. Son personas analíticas y objetivas, que valoran el conocimiento y la precisión en todas sus actividades.

Eneatipo 7: El Entusiasta

El Entusiasta es alguien apasionado y extrovertido, que busca constantemente nuevas experiencias y emociones. Son personas enérgicas, optimistas y con una gran capacidad para inspirar a los demás. Les encanta la variedad y la estimulación.

Para profundizar: Eneagrama 7

Eneatipo 8: El Desafiador

El Desafiador es alguien que tiende a cuestionar y desafiar las normas establecidas. Son personas valientes, directas y determinadas, dispuestas a enfrentarse a cualquier obstáculo que se les presente. Les motiva la independencia y la libertad personal.

Para profundizar: Eneagrama 8

Eneatipo 9: El Pacificador

El Pacificador es alguien que busca la armonía y la paz en sus relaciones y entorno. Son personas amables, comprensivas y capaces de mediar en situaciones conflictivas. Valoran la estabilidad y trabajan para mantener el equilibrio en todas las áreas de su vida.

Para profundizar: Eneagrama 9

Relación entre la pasión y la fijación en el eneagrama

La relación entre la pasión y la fijación es un aspecto fundamental en el eneagrama de la personalidad. Esto se debe a que cada tipo de personalidad del eneagrama está asociado tanto a una pasión como a una fijación.

La pasión como foco emocional

Cada eneatipo del eneagrama tiene una pasión específica que representa su foco emocional dominante. Esta pasión es la emoción básica que guía y motiva las acciones, pensamientos y comportamiento de cada tipo de personalidad.

  • Eneatipo 1 – El Reformador: Tiende a ser impulsado por la ira, siempre buscando la perfección y la justicia.
  • Eneatipo 2 – El Ayudador: Siente una pasión por la necesidad de ser valorado y querido, buscando constantemente la aprobación y el apoyo de los demás.
  • Eneatipo 3 – El Triunfador: Experimenta una pasión por el éxito y el reconocimiento, buscando constantemente destacarse y ser admirado.
  • Eneatipo 4 – El Individualista: Se caracteriza por una pasión por la envidia, sintiéndose constantemente insatisfecho e inferior a los demás.
  • Eneatipo 5 – El Investigador: Se ve impulsado por una pasión por el conocimiento, siempre buscando información y respuestas para comprender el mundo que le rodea.
  • Eneatipo 6 – El Leal: Experimenta una pasión por el miedo y la inseguridad, buscando estabilidad y apoyo en las relaciones y situaciones.
  • Eneatipo 7 – El Entusiasta: Siente una pasión por el placer y la gratificación, siempre buscando nuevas experiencias y emociones intensas.
  • Eneatipo 8 – El Desafiador: Tiene una pasión por el poder y el control, buscando siempre confrontaciones y desafíos para mantener su autoridad.
  • Eneatipo 9 – El Pacificador: Experimenta una pasión por la evitación y la pasividad, buscando la paz y evitando cualquier tipo de conflicto.

La fijación como foco intelectual

Además de la pasión, cada eneatipo también se relaciona con una fijación específica que representa su enfoque intelectual dominante. La fijación es un patrón de pensamiento y comportamiento que caracteriza la forma en que cada tipo de personalidad procesa y interpreta la información.

  • Eneatipo 1 – El Reformador: Tiende a estar fijado en la perfección, buscando constantemente mejorar y corregir tanto a sí mismo como a los demás.
  • Eneatipo 2 – El Ayudador: Está fijado en las necesidades de los demás, siempre enfocado en cuidar y satisfacer las necesidades de los demás antes que las propias.
  • Eneatipo 3 – El Triunfador: Está fijado en el éxito y en destacar por encima de los demás, siempre buscando lograr metas y obtener reconocimiento y admiración.
  • Eneatipo 4 – El Individualista: Su fijación está en la idealización y en la búsqueda de una identidad única y auténtica, sintiéndose a menudo diferente y especial.
  • Eneatipo 5 – El Investigador: Está fijado en el pensamiento y la observación, siempre buscando entender y analizar el mundo desde un punto de vista científico y lógico.
  • Eneatipo 6 – El Leal: Se encuentra fijado en la seguridad y en establecer vínculos leales y estables con los demás, buscando protección y apoyo.
  • Eneatipo 7 – El Entusiasta: Tiene una fijación en el placer y la búsqueda constante de nuevas experiencias y estimulación, evitando el aburrimiento y la monotonía.
  • Eneatipo 8 – El Desafiador: Está fijado en el poder y en la confrontación, buscando desafiar y resistir cualquier tipo de autoridad o control.
  • Eneatipo 9 – El Pacificador: Tiene una fijación en mantener la paz y evitar el conflicto, buscando armonía y calma en todas las situaciones.

Esta relación entre la pasión y la fijación en el eneagrama nos muestra cómo estos aspectos emocionales e intelectuales influyen profundamente en la forma en que cada tipo de personalidad percibe y responde al mundo que le rodea.

Quizás te interese: Por Qué NO Eres una Persona Altamente Sensible (PAS)

Desplazamiento de la personalidad en el eneagrama

En el eneagrama de la personalidad, cada uno de los nueve tipos se encuentra agrupado en uno de los tres centros: el instintivo, el sentimental y el del pensamiento. Estos centros están relacionados con las respuestas emocionales dominantes de cada eneatipo.

Los tres centros del eneagrama: instintivo, sentimental y del pensamiento

El primer centro del eneagrama es el instintivo, el cual incluye a los eneatipos del Reformador, el Ayudador y el Triunfador. Estos tipos de personalidad suelen estar más conectados con sus instintos y suelen tomar decisiones basadas en sus necesidades básicas y deseos.

El segundo centro es el sentimental, que agrupa al Individualista, el Investigador y el Leal. Los eneatipos de este centro tienden a ser más sensibles emocionalmente y suelen enfocarse en sus sentimientos y relaciones interpersonales.

El tercer centro es el del pensamiento, que comprende al Entusiasta, el Desafiador y el Pacificador. Estos eneatipos suelen ser más racionales y suelen tomar decisiones basadas en análisis y pensamiento lógico.

Desplazamiento hacia otros eneatipos dentro del mismo centro

Una de las características interesantes del eneagrama es que permite el desplazamiento de la personalidad hacia otros eneatipos dentro del mismo centro. Esto implica que una persona puede adoptar temporalmente características y patrones de pensamiento de otro eneatipo perteneciente al mismo centro.

Por ejemplo, una persona con un eneatipo del primer centro (instintivo) podría experimentar momentos en los que se identifique más con las características de otro eneatipo instintivo, como el Ayudador o el Triunfador.

Este desplazamiento puede ser causado por diversas circunstancias y factores, como experiencias de vida, situaciones estresantes o cambios en la forma de pensar. Es importante destacar que el desplazamiento no implica un cambio permanente en la personalidad, sino una adaptación momentánea.

  • En el centro instintivo, un Reformador podría desplazarse hacia el Ayudador o el Triunfador.
  • En el centro sentimental, un Individualista podría desplazarse hacia el Investigador o el Leal.
  • En el centro del pensamiento, un Entusiasta podría desplazarse hacia el Desafiador o el Pacificador.

Este desplazamiento dentro del mismo centro puede brindar a las personas una mayor flexibilidad en su forma de pensar, sentir y comportarse, permitiéndoles adaptarse a diferentes situaciones y desafíos de la vida.

Utilidad del eneagrama para el autoconocimiento y crecimiento personal

El eneagrama es una chorrada de tres pares de narices.

No es más que un horóscopo moderno y maquillado para infiltrarse en las consultas de psicología. Igual que cualquier otra pseudociencia, utiliza términos como “personalidad” para dar la sensación de que tiene alguna evidencia o legitimidad.

El eneagrama solo es un sacacuartos que hace que la gente se gaste muchísimo dinero en libros, cursos, terapias y demás productos del embudo de venta de charlatanes como Borja Vilaseca.

Comprender las motivaciones y formas de actuar propias

Una de las principales mentiras del eneagrama es que nos permite comprender nuestras propias motivaciones y formas de actuar. Cada uno de los nueve tipos de personalidad tiene características y patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento específicos. Al identificar nuestro eneatipo dominante, podemos comprender las razones detrás de nuestras acciones y reacciones en diferentes situaciones. Esa es la lógica.

Conocer nuestras motivaciones nos ayuda a tomar decisiones más conscientes y alineadas con nuestros valores y objetivos. Además, nos brinda la oportunidad de reconocer nuestros patrones negativos o limitantes, y trabajar en su transformación.

El problema es que el eneagrama se aprovecha del efecto Forer para, mendiante sus mensajes y contenidos ambiguos a más no poder, hacer que cualquier persona se sienta identificada.

Identificar puntos fuertes y áreas de crecimiento de cada eneatipo

Otra presunta utilidad del eneagrama es que nos permite identificar los puntos fuertes y las áreas de crecimiento de cada eneatipo. Cada tipo de personalidad tiene dones y habilidades particulares, así como aspectos en los que puede haber oportunidades de mejora.

Al conocer los puntos fuertes de nuestro eneatipo, podemos potenciarlos y utilizarlos de manera consciente en nuestro día a día. Esto nos permite aprovechar al máximo nuestras fortalezas y utilizarlas en beneficio propio y de los demás.

Además, al identificar las áreas de crecimiento de nuestro eneatipo, podemos enfocar nuestros esfuerzos en desarrollar habilidades y capacidades que nos ayuden a superar nuestros desafíos. Mediante la autoobservación y el autoconocimiento, podemos trabajar en nuestros puntos débiles y transformarlos en fortalezas.

  • Aprovechar los puntos fuertes de cada eneatipo.
  • Identificar las áreas de crecimiento y oportunidades de mejora.
  • Trabajar en el desarrollo personal y transformación de los puntos débiles.

Básicamente, los “expertos” en eneagrama fomentan que la gente se fije en hechos aislados y anecdóticos para auto-diagnosticarse lo que les dé la gana.

Lo único que les importa es que la persona se sienta identificada con algo (cualquier cosa), y así siga avanzando por el embudo de venta a base de sesgo de confirmación (me pasó esto, entonces debo ser un eneatipo 6, o el otro día sentí esto, entonces tal vez sea un eneatipo 5).

Críticas y controversias del eneagrama

El eneagrama de la personalidad, aunque ampliamente utilizado en el ámbito del crecimiento personal y la psicología clínica, también ha sido objeto de críticas y controversias. Algunos puntos de discusión se centran en:

Falta de validez científica

Una de las principales críticas hacia el eneagrama radica en su falta de validez científica. El sistema de clasificación se basa en nueve tipos de personalidad, pero su construcción y fundamento carecen de un respaldo científico sólido.

Aunque hace años que se puso de moda (sobre todo gracias a personajes como Claudio Naranjo o Borja Vilaseca), muchos investigadores y psicólogos demandan una rigurosidad metodológica mayor y la aplicación de estudios de validación más exhaustivos.

Simplificación y etiquetado de las personas

Otra crítica presente en torno al eneagrama es su tendencia a simplificar la complejidad de la personalidad humana y a etiquetar a las personas de manera limitada. Al asignar un tipo de personalidad específico a cada individuo, se corre el riesgo de reducir su unicidad y de encasillarlo en estereotipos. Además, existe una preocupación respecto a la falta de flexibilidad del sistema, ya que no contempla las variaciones y matices propios de cada persona.

Es importante tener en cuenta estas críticas al utilizar el eneagrama como herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal. Si bien puede ofrecer insights valiosos, es esencial abordarlo con una actitud crítica y complementarlo con otros enfoques y metodologías respaldados por investigación científica sólida.

Conclusión: El Eneagrama Como Pseudociencia

Como psicólogo, debo ser claro: el Eneagrama no tiene lugar en la psicología basada en la evidencia. Puede ser tentador sucumbir a su encanto místico, pero al final del día, la ciencia es clara. No hay evidencia que respalde sus afirmaciones y, como tal, debe ser tratado con escepticismo.

Puede ser divertido analizar tu tipo de personalidad en el Eneagrama o incluso usarlo para comprender mejor a tus personajes de ficción favoritos. Pero cuando se trata de entender nuestra personalidad real y compleja, hay mejores herramientas disponibles que están respaldadas por décadas de investigación rigurosa.

Preguntas Frecuentes sobre el Eneagrama

¿El Eneagrama es científicamente válido? No, el Eneagrama no cuenta con respaldo científico y su uso en la psicología basada en la evidencia es limitado.

¿Es el Eneagrama una pseudociencia? Sí, a pesar de su popularidad, el Eneagrama no cuenta con la suficiente evidencia científica para ser considerado como una ciencia.

¿El Eneagrama puede ser útil de alguna manera? Si bien puede ser interesante desde un punto de vista de entretenimiento o autodescubrimiento superficial, no se recomienda usar el Eneagrama como una herramienta para el autoconocimiento profundo o el diagnóstico psicológico.

¿Qué alternativas hay al Eneagrama? Hay muchas herramientas de evaluación de la personalidad respaldadas por la ciencia, como el Modelo de los Cinco Factores o el Inventario de Personalidad de Minnesota, que son utilizados por los profesionales de la psicología.

Libros recomendados (para no volver a caer en el eneagrama)

Cada eneatipo del eneagrama:

Luis Miguel Real
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)