Adicciones

¿De qué hablo en éste artículo?

¿Cómo funcionan las adicciones?

Entendemos por adicción cualquier caso en el que una persona pierde el control ante una determinada acción. Puede ser consumir cocaína, alcohol, fumar, apostar en internet, etc. La persona, aún conociendo las consecuencias negativas de sus acciones, no puede parar de hacerlo.

Simplemente, no puede. Y no sabe qué más hacer.

Tener una adicción es como conducir a 240 km/h sin cinturón. No es la cuestión de si nos la vamos a pegar o no: es más una cuestión de cuando nos la vamos a pegar.

Adicciones en general:

👉 3 Conceptos clave para entender las adicciones

Hay tres conceptos principales que definen las adicciones; la tolerancia, dependencia, síndrome de abstinencia y uso a pesar las consecuencias negativas.

Cuando el sujeto consume alcohol, por ejemplo, en su cerebro se producen una serie de cambios a nivel neuronal. Estos cambios hacen que el cerebro se adapte y necesite esa sustancia, este fenómeno es conocido como neuroadaptación.

Es decir, nuestro cerebro cambia. Es el mismo principio que sigue cuando aprendemos a montar en bicicleta, a jugar a fútbol o a dividir con fracciones en el colegio. Es un aprendizaje, la constitución de un hábito.

Solo que la persona aprende algo contraproducente.

1. Tolerancia

El sujeto necesita realizar más veces la conducta, con más intensidad o más riesgo para que le provoque la misma sensación de placer.

Por ejemplo, una persona adicto al juego tendrá que apostar cantidades de dinero más grandes de las que apostaba al principio para que le provoquen la misma satisfacción. O una persona con adicción a la cocaína tendrá que consumir cada vez más cocaína para sentir las mismas sensaciones.

Y cada vez habrá más peligro de sobredosis, más deterioro por el sobreuso de la sustancia, más recursos económicos desperdiciados…

2. Síndrome de abstinencia

En adicciones químicas (a sustancias o a drogas), cuando el cerebro no detecta esa sustancia en el organismo, se produce un malestar físico; sudores, palpitaciones, náuseas, mareos, etc., (síndrome de abstinencia). La persona vuelve a consumir para compensar esa falta (alcohol, si tomamos como ejemplo el alcoholismo)

La clave radica en que ahora no consumen por puro placer, sino por aliviar el malestar que les provoca el no-consumo. La persona en ésta fase lucha constantemente por sentirse «normal». Pero el malestar acaba tomando posesión de la vida de la persona.

3. Dependencia

Este fenómeno se produce como una consecuencia de la tolerancia y el síndrome de abstinencia. La persona entonces siente una intensa necesidad por volver a realizar la conducta: este deseo es lo que se conoce con el nombre de craving.

Una persona con adicción al juego o a las apuestas (ludopatía), por ejemplo, cuando entra el bar y oye el sonido de la máquina tragaperras, activa su sistema de alerta y siente esa necesidad impulsiva por jugar. El juego se convierte en la única fuente de placer para la persona.

👉 Tipos de adicciones químicas

Los principales tipos de adicciones con drogas como objeto adictivo.

¿Qué son las adicciones químicas?

Son las adicciones tradicionales, a drogas o sustancias químicas.

Es importante que dejemos claro que una droga es cualquier sustancia que tenga un efecto en el sistema nervioso, no solamente sustancias ilegales. El alcohol es una droga, el tabaco es una droga, los medicamentos son drogas, etc.

Son adicciones porque las personas pueden experimentar pérdidas de control ante el consumo de esas sustancias.

Otra característica fundamental de las adicciones es que el sistema de recompensa cerebral queda secuestrado, siendo la actividad adictiva en cuestión la única con la que la persona experimenta placer, eclipsando todo lo demás en la vida de la persona.

Muchas personas también experimentan síndrome de abstinencia: una serie de molestias físicas y emocionales al no poder consumir (por ejemplo, el mono del tabaco)

Tipos de adicciones químicas:

🍷 Alcoholismo

Trampa del alcohol Luis Miguel Real 2

El alcohol es una droga legal, y ahí radica gran parte de su peligrosidad: la mayoría de la gente no es consciente de los riesgos del consumo habitual de alcohol, así como se normalizan o incluso se aplauden los consumos excesivos en determinadas circunstancias.

Detrás del alcohol se encuentran muchísimos problemas de cáncer, accidentes de tráfico, abusos sexuales y otros actos de violencia.

El principal problema es que el alcohol está presente en la mayoría de culturas, muy fuertemente asociado a celebraciones y todo tipo de actos sociales, así como algo que consumir «si te encuentras mal». Es una de las formas más peligrosas y dañinas de tratar con la ansiedad, pero se le quita importancia constantemente.

Casi todo el mundo conoce de sobra los efectos del abuso del alcohol.

Encima, el síndrome de abstinencia a esta sustancia puede ser mortal, lo cual pone las cosas mucho más difíciles a la hora de superar la adicción al alcohol, ya que no se puede hacer un proceso de deshabituación como se hace con otras sustancias adictivas.

A lo mejor te interesan estos artículos:

🚬 Adicción a la nicotina (tabaco)

La sustancia que causa adicción al tabaco es la nicotina. El tabaco, al igual que el alcohol, es legal, sin embargo, parece que hay una mayor conciencia social sobre sus efectos perjudiciales.

De hecho, en la mayoría de los países se ha prohibido la emisión de comerciales de tabaco, mientras que los anuncios de marcas de alcohol siguen emitiéndose como si de zumos se trataran.

La nicotina es una sustancia que altera el funcionamiento del cerebro de forma significativa, provocando la adicción. Con el paso del tiempo, si la persona no se fuma su tan deseado cigarrillo, empieza a sentir malestar en forma de ansiedad y nerviosismo.

El humo del tabaco es el responsable de enfermedades respiratorias, como cáncer tanto en los pulmones como en la laringe, y también problemas del corazón como infartos y accidentes cardiovasculares.

Cabe decir que la alternativa ‘sana’ al tabaco tradicional, el vapeo, se ha mostrado como un sustitutivo muy poco eficiente, y no son pocos los ministerios de sanidad que se están planteado regular su consumo como práctica potencialmente adictiva.

Seguro que te interesa esto:

☕️ Adicción a la Cafeína

Se ha debatido mucho sobre si se debería considerar la adicción a la cafeína como tal.

Es evidente y está demostrado que la cafeína puede  provocar dependencia, e incluso recuestrar los sistemas de recompensa y concentración de la persona. Todos conocemos a alguien que «no es persona» si no se toma varias tazas de café al día.

Pero además del consumo continuado, en una adicción se deben dar pérdidas de control ante el consumo de la sustancia, y que se den consecuencias negativas de consumo excesivo, tanto para uno mismo como para las personas del entorno cercano.

Sí, se puede abusar de la cafeína, y puede causar problemas de atención, de ansiedad y hasta enfermedades coronarias… pero es evidente que no hablamos de la misma adicción y los mismos problemas que pueden causar el alcohol o la cocaína, por ejemplo.

Un ejemplo de abuso serían los casos de las personas que abusan de las bebidas con cafeína por la tarde o incluso en la noche, aún siendo conscientes de que eso va a perturbar casi con total seguridad sus ritmos de sueño. En este sentido, se cumpliría el criterio de que el consumo y los efectos a corto plazo pudiesen valorarse mucho más que las consecuencias negativas a largo plazo.

💊 Adicción a los Psicofármacos

Vivimos en una sociedad en que se promueve el consumo de psicofármacos, muchas veces sin necesidad, y eso acaba derivando en problemas de dependencia, de adicción, o de sufrir peligrosos efectos secundarios.

Comprar psicofármacos no suele ser tan sencillo como puede ser comprar una cajetilla de tabaco, ya que en muchos casos se requiere receta médica.

Recordemos que muchas de las drogas ilegales actuales fueron comercializadas legalmente en el pasado, en farmacias y supermercados.

Muchos psicofármacos generan tolerancia si se consumen con demasiada frecuencia, por eso es esencial que los recete un psiquiatra con cabeza y sentido común, siempre buscando la retirada paulatina de la sustancia, para no hacer a la persona dependiente.

💉 Opiáceos

Los opiáceos son los derivados del opio, que tradicionalmente se consumía fumado en pipa en muchos países asiáticos. Los derivados del opio se popularizaron en Europa y América a principios del siglo XX, empezando a distribuirse después sus derivados manipulados químicamente, como la heroína.

Un paso anterior a la heroína es la morfina. Sí, esa sustancia que es tan vital y de uso tan común en medicina, es el escalón químico anterior a la heroína. Se podría decir que, cuando están sedando a alguien con morfina, es heroína lo que se le está administrando, solo que de la mayor pureza posible.

Esteroides

Los esteroides son sustancias muy utilizadas en el mundo del deporte, para aumentar el rendimiento físico o para aumentar de forma rápida y con poco esfuerzo la masa muscular.

En la mayoría de los casos se tratan de variantes sintéticas de testosterona, y que pueden causar muchas complicaciones cardíacas, o incluso la muerte.

🌿 Cannabis

Prohibir legalizar drogas

El cannabis es la droga ilegal más consumida, especialmente por su accesibilidad.  Se puede cultivar en prácticamente cualquier jardín, y aunque requiere de ciertos cuidados especiales, estos no son muy complicados. Hasta un adolescente puede mantener unas plantas.

El mayor bulo en cuanto al cannabis y sus derivados es que al ser «natural» se suele considerar menos perjudicial que otras sustancias.

Sin embargo, se ha demostrado científicamente que el consumo continuado de cannabis puede provocar sintomatología psicótica, pérdidas, de memoria, etc. El auto-engaño es muy común entre sus consumidores habituales.

Por otro lado, es verdad que se han hallado beneficios de su uso terapéutico para ciertas dolencias.

Igual te interesan estos artículos:

Drogas de síntesis

  • Popper
  • Éxtasis
  • Éstasis líquido (GHB)
  • PMMA
  • Ketamina
  • Metanfetamina
  • Etc

 

👉 Tipos de adicciones comportamentales

Los principales tipos de adicciones con actividades como objeto adictivo.

¿Qué son las adicciones conductuales?

Son las adicciones sin sustancia, o adicciones no tóxicas, que no tienen que ver con ninguna droga o sustancia química.

Son adicciones porque las personas pueden experimentar pérdidas de control ante esas actividades (en vez de al consumo de una determinada sustancia).

Otra característica fundamental de las adicciones es que el sistema de recompensa cerebral queda secuestrado, siendo la actividad adictiva en cuestión la única con la que la persona experimenta placer, eclipsando todo lo demás en la vida de la persona.

Otra similitud con las adicciones tradicionales es que algunas personas también experimentan síndrome de abstinencia: una serie de molestias físicas y emocionales al no llevar a cabo la conducta adictiva (por ejemplo, al no jugar a las máquinas tragaperras).

Para saber más:

Tipos de adicciones comportamentales:

🎲 Ludopatía (adicción al juego)

ludopatia valencia psicologo

Se van observando más y más casos de adicción al juego en varios países. No solamente en las tradicionales máquina tipo B o tragaperras, sino en juegos más típicos de casino como la ruleta o el póker, o las apuestas deportivas.

Todas estas variantes de juegos de azar tienen desde hace años sus versiones en plataformas online de las grandes casas de apuestas, que gracias a las nuevas tecnologías son cada vez más accesibles por los más jóvenes.

Se ha ido generando una gran alarma social al ver que aumentaba la popularidad de los juegos de azar entre estudiantes universitarios o incluso entre menores de edad. Y es que no es casualidad, las casas de apuestas apuntan a los más vulnerables.

Decepciona la pasividad de los gobiernos a la hora de legislar y poner limitaciones a la publicidad de las grandes casas de apuestas (al igual que las limitaciones que existen para la publicidad del tabaco o las bebidas alcohólicas).

📡 Adicciones a las nuevas tecnologías

Seamos claros: las tecnologías no son malignas ni crean adictos (por sí mismas). Otra cosa es que ciertas personas tengan un riesgo mayor de desarrollar problemas de adicción ante ciertos estímulos o situaciones.

Nuestros dispositivos electrónicos, los móviles, las consolas, las redes sociales… todas están diseñadas, como cualquier otro producto, para promover el engagement, es decir, motivarnos para seguir pegados a la pantalla, seguir interactuando (y eso los fabricantes saben muy bien cómo hacerlo).

Adicción a internet y al móvil

Los teléfonos móviles nos han facilitado muchísimo la vida, y las personas que vivieron hace 100 años no podrían ni imaginar cómo han cambiado nuestras vidas. No creo que podamos hablar realmente de adicción a los teléfonos móviles cuando la mayor parte de la población está teniendo este tipo de hábitos de uso excesivo.

Creo que estamos más hacia un cambio de la sociedad, que todavía está adaptándose a estas tecnologías que han cambiado tan abruptamente nuestro estilo de vida, con solo unos pocos años de adaptación ante tecnologías que cambian de un día para otro.

Adicción a los videojuegos

adiccion videojuegos psicologo valencia

Los videojuegos no son malos, ni crean asesinos ni vuelven loca a la gente. Al contrario, muchas veces se asocia los videojuegos a mayores capacidades de concentración, de pensamiento lateral o resolución de problemas complejos.

Como en todo, la persona que sea más vulnerable a desarrollar cualquier tipo de adicción, tendrá un mayor riesgo de tener problemas al consumir videojuegos.

Es importante que recordemos que una correlación no establece claramente la dirección causa-efecto: ¿los videojuegos causan adicción? ¿o los adictos tienden a consumir más videojuegos?

Más artículos relacionados:

🔞 Adicción al sexo (Ninfomanía)

El sexo es maravilloso. Punto.

Pero de tan maravilloso que es, algunas personas pueden permitir que esta actividad eclipse todo lo demás en sus vidas, y que se le termine de dedicar una gran parte del tiempo.

La adicción al sexo puede manifestarse mediante excesiva masturbación (utilizando pornografía para llegar a la eyaculación), sexo en grupo, actividades sexuales de riesgo, o incluso en forma de abusos sexuales.

El sexo es una necesidad básica del ser humano, sin embargo, el hacerlo se vuelve en un problema cuando se dedica gran parte del tiempo a esta actividad, ya sea en compañía o solo, utilizando la pornografía para llegar a la excitación sexual.

Un riesgo del uso excesivo de pornografía es la hipersexualización que se hace de las personas en los videos, mostrando imágenes muy sesgadas y fantasiosas sobre la sexualidad, los roles de género, etc.

Esto último puede ser muy perjudicial a largo plazo, sobre todo para los adolescentes, que no tienen experiencia como para contrastar, y pueden tomar como realidad o doctrina lo que ven en el porno, asentando expectativas erróneas o incluso peligrosas sobre el sexo.

Tanto en adolescentes como en adultos, por el uso excesivo de pornografía, la persona puede llegar a encontrar dificultades para excitarse en el sexo con otras personas: puede que la realidad ya difícilmente supere a la ficción. También pueden surgir problemas como disfunción erectil, eyaculación precoz, o anorgasmia.

💻 Adicción al trabajo

A lo largo de los años, se ha popularizado mucho el término «workaholic», haciendo referencia a esa cultura de sacrificio en el lugar de trabajo.

Llevando al extremo ese eslógan de «el trabajo dignifica», una persona puede identificarse tanto con el trabajo que puede poner en riesgo su vida.

Vivimos en una sociedad que glorifica y ensalza el vivir con ansiedad, con frases bonitas de Mr Wonderful, esa mentalidad neoliberal de «ponle pasión a todo lo que haces», un discurso que intenta endulzar y justificar el aumento de la producción.

Claro, esto es mucho más barato que simplemente subir el salario a los trabajadores u ofrecerles mejores condiciones laborales.

La verdad es que el trabajo no lo es todo en la vida, es solamente una parte de esta, y podemos hablar de una situación problemática cuando el trabajo entra en conflicto con el tiempo dedicado a otras actividades, como pasar tiempo con la familia, con amistades, o simplemente disfrutar de tiempo libre.

🎁 Adicción a las compras

adiccion compras psicologo valencia

Esta no es una adicción muy conocida, en parte porque el consumismo excesivo está aceptado y normalizado en las sociedades occidentales.

De una manera parecido al trabajo, muchas personas asocian su ideal de «felicidad» o «libertad» al consumir y comprar productos de manera impulsiva (independientemente de que los necesiten o no).

Plataformas como Amazon los facilitan cada vez más, que uno pueda comprar compulsivamente por cada vez menos dinero y con más facilidades. En un par de clicks se ha cargado a mi tarjeta, y en uno o dos días lo puede tener ya en casa.

🍔 Adicción a la comida

Todos necesitamos comer para seguir viviendo (y comer bien para vivir bien). El problema viene cuando esta actividad se va de los manos, llegando al extremo y derivando en conductas adictivas, con poco o ningún control sobre lo que se come o cuándo se come.

Si hablamos de trastornos de conducta alimentaria, podemos hablar directamente del trastorno por atracón, un derivado de la ansiedad en que la estrategia principal de la persona para gestionar su ansiedad es comer de forma compulsiva.

A veces, después de los atracones puede venir la culpabilidad y pueden darse conductas de purga, como provocar el vómito para «limpiarse». En estos casos hablaríamos de un trastorno de bulimia.

La consecuencia más grave de la adicción a la comida es, especialmente, la obesidad, algo que en las últimas décadas se ha transformado en la auténtica epidemia en el mundo occidental. Otros problemas relacionados con tener unos malos hábitos alimenticios son la diabetes, problemas gastrointestinales, problemas de movilidad y también diversos tipos de cáncer en el esófago, el estómago, el cólon…

Posibles síntomas de adicción

Podemos sospechar que existe un problema de adicción cuando se dan los siguientes patrones desadaptativos:

-Tolerancia: la persona necesita una cantidad de sustancia cada vez mayor para alcanzar los mismos efectos. Es decir, va aumentando sus dosis gradualmente a lo largo del tiempo. Lo que antes era una copa, ahora necesitan ser bastantes más.

-Síndrome de abstinencia: la persona experimenta una serie de sensaciones desagradables al dejar de consumir la sustancia (los síntomas de abstinencia dependen de la sustancia)

-Pérdidas de control: la persona tiende a consumir más de lo que había dicho, o a gastar más tiempo del planeado. Se sigue consumiendo a pesar de ser consciente de las posibles consecuencias negativas de sus acciones.

-Intentos fallidos de control: se realizan esfuerzos infructuosos por controlar o interrumpir el consumo de la sustancia (o la conducta problemática)

-Eje de la vida diaria: la sustancia o la actividad se convierten en uno de los principales centros de atención de la persona en el día a día, desplazando otras actividades (incluso comprometiendo la funcionalidad de la persona). Abandono de otras actividades importantes

👉 Etapas del tratamiento de adicciones

Repasamos las fases del proceso de cambio en adicciones, según el modelo de Prochaska y DiClemente.

Entender estas fases es vital para poder ayudar a cualquier persona a superar su adicción, pasando por el trabajo con las motivaciones personales, trabajando con los hábitos de consumo y haciendo una correcta prevención de recaídas y mantenimiento de los resultados.

¿Qué es lo que hace cambiar a las personas cuando pretenden modificar alguna situación indeseable o problemática?

James Prochaska y Carlo Diclemente crearon un modelo para intentar comprender qué, cómo, cuándo y por qué cambian las personas.

A través de investigaciones enfocadas en estudiar el fenómeno del cambio intencional, desarrollaron su modelo transteórico, compuesto por estadios, procesos y niveles. Este modelo se usa como referencia para el tratamiento de las adicciones en todo el mundo.

Los estadios del cambio de Prochaska y DiClemente representan la dimensión temporal, es decir, cuándo cambia la gente. Al ayudar a alguien se debe considerar el momento particular en el que se encuentra.

Se postula que para lograr el cambio, una persona debe pasar por etapas bien definidas y predecibles, las cuales deben ser respetadas para facilitar el proceso.

Para alcanzar el éxito en el cambio, resulta fundamental saber en qué etapa se encuentra la persona con relación a su problema, con el fin de diseñar procedimientos específicos que se adecuen a cada sujeto.

En otras palabras, lo que se busca es la relación terapéutica y el tipo de intervención adecuados para cada persona dependiendo del estadio en que se encuentre.

Imagen relacionada

1. Pre-contemplación

Básicamente, la persona no piensa que tenga un problema, no lo contempla. En esta fase es habitual que los familiares o la pareja o los amigos de la persona sean conscientes de los problemas, y que incluso hayan hecho llamadas de atención o advertencias.

Pero por unas razones o por otras, la persona no ve el problema (o no lo quiere ver).

En esta fase es muy habitual que tengamos que trabajar con muchas excusas y distorsiones cognitivas. La persona tendrá muy poca o ninguna conciencia de riesgo, y se tranquilizará a sí misma con pensamientos del tipo «todos mis amigos lo hacen», «mi mujer es una exagerada, lo que pasa es que no lo ha hecho nunca», o «siempre están encima mío, no pueden aguantar que me divierta»

Es probable que el paciente acuda a terapia por presión familiar, o incluso por alguna orden judicial; manifestando negación del problema y sin considerar realmente el cambio.

Esta es la fase con una mayor tasa de abandono del tratamiento, y el terapeuta tiene que trabajar con resistencia al cambio.

Es esencial trabajar la motivación de la persona para el cambio.

Un error muy habitual en terapia es el intentar avanzar en el proceso cuando la persona solo aporta razones «externas» para el cambio, como que su pareja le ha amenazado con el divorcio, o que va a ir a terapia para que sus padres estén tranquilos.

Hay que tener cuidado aquí, porque si la persona no conecta con motivaciones personales para el cambio, es probable que el proceso terapéutico se estanque en futuras fases. Aquí es importante sembrar para después recoger.

2. Contemplación

El sujeto ya es consciente de los problemas que le causan sus acciones y de las pérdidas que supone en su vida; acepta la realidad y decide que ya es hora de hacer algo al respecto. Ya sopesa las posibles soluciones, aunque vacila en cuanto al momento de iniciar el cambio, dudando aún sobre sus beneficios.

Cuando la persona es plenamente consciente y sincera sobre el problema, es habitual que nos encontremos con sentimientos de culpabilidad y un diálogo interno muy negativo, con una fuerte voz crítica.

Es probable que la persona se juzque y castigue mucho, arrepintiéndose de errores pasados y entrando en un bucle interno de auto-castigo.

Es importante que la persona se sienta apoyada y promovamos la comprensión, y sobre todo una actitud responsable hacia el cambio (no castigadora ni culpabilizadora).

3. Preparación

En esta etapa la persona se encuentra lista para tomar acción, habiendo dado algunos pasos en pos del objetivo.

Aquí es donde, con el psicólogo, se plantean estrategias de cambio, siempre en función de las características concretas del caso, teniendo en cuenta la persona, su historia de consumo y su contexto, así como cualquier otra dinámica que pueda ser relevante.

4. Acción

En ésta fase, la persona da pasos con un impacto en el mundo físico. No hablamos solo de ideas y planes, sino de acciones reales. Esta fase suele durar varios meses, y es cuando se llevan a cabo la mayor parte de acciones propuestas en terapia.

5. Mantenimiento

Sigue a la acción y suele durar varios meses, pudiendo ser la fase más larga del tratamiento. El propósito de este estadio es consolidar los cambios logrados a través de la modificación del estilo de vida y la prevención de recaídas.

Es natural y esperable que haya recaídas. Lo esencial es ayudar a la persona a «levantarse» del golpe y que no se estanque en los sentimientos de culpabilidad o fracaso. El terapeuta ayudará a la persona a analizar qué factores han facilitado la recaída, y se revisa el plan de acción, adaptándolo a las circunstancias y a los nuevos desafíos.

Es importante que se hable de esto al principio del proceso terapéutico: las recaídas, por mucho que nos pese, son parte del proceso.

6. Finalización

El paciente ya no necesita de la utilización de ningún proceso de cambio a fin de impedir la recaída o el regreso al problema. Es el momento de dar cierre al proceso terapéutico.

Es importante destacar que, al intentar cambiar un problema, gran parte de los sujetos recaen al menos una vez en el proceso, pero la mayoría de ellos suele volver a empezarlo desde la etapa de contemplación o preparación, para luego pasar a la acción.

Es por esto que se dice que el cambio no sigue un patrón lineal, sino que más bien sigue un patrón en espiral. La mayoría de los sujetos incorporan nuevas estrategias y conocimientos a partir de los experimentado en las recaídas.

Por qué la psicoterapia es la mejor opción para superar una Adicción

psicoterapia psicologo valencia

1. Gestionar tu motivación para el cambio

Un psicólogo o psicoterapeuta te ayudará a gestionar tu motivación para crear un cambio en tu vida, y así planificar un procesos sistemático. Te ayudará a adquirir conciencia sobre el problema, y a visualizar todos los beneficios que ese cambio podría tener en tu vida si vas a por ello.

2. Controlar el consumo de forma sistemática

Un psicólogo especialista en adicciones te ayudará a hacer un mapa de tu consumo y a entender cómo es tu adicción. Así, juntos, elaboraréis una estrategia, paso por paso, para implementar cambios en tu estilo de vida, y así vencer a la adicción.

3. Consejos y perspectiva de un experto

Para muchas cosas importantes en la vida, nuestro punto de vista nos proporciona solo una parte de la información disponible, y otras personas a nuestro alrededor pueden aportar otras perspectivas, ver obstáculos y oportunidades que nosotros no hayamos visto al primer vistazo. Un psicólogo experimentado en el campo de las adicciones puede ayudarte a ver con antelación muchas piedras del camino, y así prepararte para evitarlas, o reducir el daño.

4. Marcarte metas y objetivos sostenibles

Un psicólogo puede ayudarte a establecer un plan de cambio que sea realista, y que tenga grandes opciones de éxito. Este plan estará adaptado completamente a ti y a tus necesidades. ¿No es genial tener atención personalizada de un experto?

5. Ayudarte a prevenir las recaídas

Es humano cometer errores y volver al consumo en un momento dado del tratamiento, en que nuestra motivación decaiga o perdamos el rumbo de alguna manera. Tu psicólogo no te juzgará por ello, al contrario, te ayudará a analizar lo que ha ocurrido y a buscar soluciones. Toda caída es una oportunidad para nuevos aprendizajes y levantarnos más fuertes que antes.

6. Mantener cambios duraderos

Es fácil establecer cambios y hacer cosas nuevas, pero es complejo el hacerlo de forma que los cambios se hagan duraderos, y creemos hábitos que cambien nuestro estilo de vida. Un psicólogo te ayudará a llevar un proceso de cambio sostenible y duradero. ¡Una vida nueva!

7. Trabajar con la raíz del problema

Un buen psicólogo no se conformará con trabajar de manera superficial con los síntomas y conductas adictivas. Te ayudará a trabajar aspectos de tu vida que han podido promover que desarrollaras esa adicción. Entenderás cómo llegaste a eso, y cómo puedes mejorar tu estilo de vida, tus relaciones sociales y familiares, etc, para evitar volver a caer en otra adicción en el futuro, a la vez que desarrollar más bienestar emocional y crecer en lo persona. a muchos niveles.

8. Disfrutar tus éxitos, y aprender de las recaídas

Con un psicólogo, aprenderás a dejar de lado el victimismo, y a celebrar tus pequeños (o grandes) éxitos, y a aprender de los errores y traspies del camino.

Psicólogo Especialista en Adicciones en Valencia

La fuerza de voluntad no es suficiente, de lo contrario no habría adictos en el mundo. Lo mejor que puedes hacer es contactar con un profesional para que te guíe en el proceso y te ayude a dar los pasos más adecuados en tu caso.

Soy psicólogo especialista en adicciones, y trabajo todos los días con personas que quieren volver a sentirse libres de la adicción. Para saber más de mis servicios, visita www.luismiguelreal.es/psicologo-adicciones-valencia/

Otros artículos sobre Adicciones

👉 Porqué las adicciones no son solo una cuestión de química

En este artículo comentamos una serie de experimentos que demostraron que el tratamiento para adicciones no puede reducirse a una mera cuestión farmacológica, sino que es imprescindible tener en cuenta el contexto de la persona así como su mundo interior para poder recuperar el control sobre el consumo.

👉 El sistema de recompensa en las adicciones

Una de las principales razones de que las personas no adicciones tengan problemas para dejar de consumir es que no disfrutan de nada más en la vida. En este artículo te explico el fenómeno por el cual la adicción secuestra el sistema de recompensa cerebral, y las implicaciones que esto tiene en la vida de la persona.

👉 Cómo saber si estás desarrollando una adicción

Repasamos algunas señales de alarma, ante las cuales deberías ir a consultar con un profesional especialista en adicciones.

👉 Qué hacer si sospechas que tienes una adicción

Qué pasos seguir si sospechas si puedes haber desarrollado una adicción

👉 Porqué la psicoterapia es la mejor opción ante una adicción

En este artículo te cuento los claros beneficios de la psicoterapia, concretamente para casos de adicciones, y porqué debería ser tu primera opción.

👉 Familiares de personas con adicciones: cómo apoyarles

El apoyo de los familiares y la pareja suelen ser cruciales a la hora de superar una adicción. En este artículo te cuento algunas pautas generales a tener en cuenta si convives con una persona que sufre una adicción. ¿De qué maneras se puede apoyar a la persona mientras va a terapia?

👉 El enfoque de reducción de daños en adicciones

Hace mucho que se perdió la guerra contra las drogas. Desde hace años, el enfoque más efectivo ha sido el de «reducción de daños»: tolerar la posesión y consumo de drogas hasta cierto punto, a la vez que se centran más esfuerzos en la prevención y la ayuda a los usuarios que desarrollan problemas.

👉 Resultados de la nueva ley de drogas en Portugal

Portugal fue un país pionero en hacer cambios legislativos, despenalizando la posesión de muchas drogas. Al contrario de lo que se temían muchos prohibicionistas tradicionales, en Portugal consiguieron reducir el consumo de drogas y las cifras de sobredosis, gracias a «relajar» la guerra contra las drogas.

👉 ¿Legalización de las drogas?

En este artículos repasamos los argumentos principales a favor y en contra de la prohibición de las drogas, así como las alternativas más razonables que hay hasta el momento.

 

🍷 Adicción al alcohol (Alcoholismo)

👉 Falsos mitos sobre el alcohol

👉La mayoría de la gente no sabe cómo funciona el alcohol

👉El mejor consejo para un alcohólico

 

🎲 Ludopatía (adicción al juego)

👉Adicción a las apuestas online

👉Famosos en las campañas publicitarias de las casas de apuestas

👉Las casas de apuestas se concentran en los barrios obreros

📡 Adicción a las Nuevas Tecnologías

👉 Adicción a los videojuegos

👉 Adicción a internet o al móvil

👉 Apps para reducir la dependencia del teléfono móvil

🚭 Adicción al tabaco

🚬 Razones por las que la gente empieza a fumar

Hace falta mucha fuerza de voluntad para empezar a fumar y hacer de ello un hábito, a pesar de las toses y las advertencias que nos hace nuestro cuerpo. En este artículo te cuento algunas de las principales razones por las que la mayoría de personas empiezan a fumar.

🚬 Guía para dejar de fumar

En este artículo te cuento algunas de las pautas generales más básicas para dejar de fumar con éxito. Obviamente, son pautas generales que no tienen porqué servir a todo el mundo, pero sí que pueden servir como punto de referencia para cualquier persona que se esté planteando en serio el quitarse ese hábito mortal de encima.

🚬 Consejos de expertos para dejar de fumar

En este artículo he recopilado algunas de las pautas generales en que muchos expertos coinciden. Echarles un vistazo te puede dar ideas para aplicar en tu contexto.

🚬 Mitos sobre el tabaco que hacen imposible dejar de fumar

Da igual cuantas veces una persona intente dejar el tabaco, si no se quieta de la cabeza ciertas ideas erróneas, recaerá mil y una veces. Si te planteas dejar de fumar, es esencial e imprescindible que conozcas estas mentiras sobre el tabaco.

🚬 Dejar de fumar NO engorda

Este es otro de los falsos mitos más extendidos sobre el tabaco. Dejar de fumar ni adelgaza ni engorda, lo que puede engordarte en otra cosa… de la que te hablo en el artículo, y así entenderás un aspecto muy importante para dejar de fumar con éxito.

🚬 Cómo superar la ansiedad al dejar de fumar

Más de un 30% de la población fuma tabaco, y muchos no dan el paso para dejar de fumar definitivamente por el miedo a la ansiedad que les puede provocar el proceso. En este artículo te explico cómo funciona la ansiedad en el tabaquismo, y cómo manejarla.

🚬 El mejor libro del mundo para dejar de fumar

Como psicólogo especialista en adicciones, he leído muchos libros sobre el tabaquismo, pero este libro es sin duda el mejor que se ha escrito nunca sobre el tema. Sin tecnicismos y directo al grano, es la mejor lectura para acompañarte mientras te deshaces del «bicho» asqueroso del tabaco.

🚬 ¿Cuánto dinero te gastas en tabaco?

Para muchas personas no es suficiente con saber que fumar cigarrillos es peligrosísimo para la salud. Algunas solo se toman el tema en serio cuando se dan cuenta de lo que les duele en el bolsillo a corto y a largo plazo. ¿A lo mejor a ti también?

🚬 ¿Porqué los parches y vaporizadores no sirven para dejar de fumar?

En la mayoría de los casos, sustituir el tabaco por otra cosa solo hace que el dinero cambie de manos (y muchas veces que vaya a los bolsillos de las mismas empresas). Los sustitutivos como parches de nicotina o vaporizadores no funcionan para dejar de fumar, en muchos casos incluso terminas volviendo a fumar tabaco a la vez que utilizas los sustitutivos.

🚬 Síndrome de abstinencia del tabaco

El síndrome de abstinencia o «mono» del tabaco es el conjunto de molestias físicas y emocionales que una persona siente cuando corta o reduce el consumo de la sustancia. Y claro, la forma más sencilla de calmar las molestias es volver a fumar. En este artículo te cuento cómo funciona el mono del tabaco y qué hacer para no recaer.

🚬 Algo políticamente incorrecto sobre el tabaquismo

En este artículo te doy un argumento muy incómodo a la vez que poderoso para dejar de fumar. Algunas personas se enfadan al leerlo, otras lo utilizan a su favor para espabilar y empezar a tomar medidas de una vez. Lo veo como una cuestión de madurez. ¿De qué tipo serás tú?

🚬 Porqué muchas campañas anti-tabaco convencionales no funcionan

Se han hecho y se hacen muchísimos esfuerzos institucionales para disuadir a la gente de fumar. En algunos casos, estas estrategias funcionan, en muchos otros no. En este artículo repaso algunas de las estrategias más habituales de las campañas de prevención y porqué sigue habiendo tantos fumadores a pesar de esas campañas.

🚬 La acupuntura no funciona para dejar de fumar

Desgraciadamente, vivimos en un mundo en que los timos y estafas se pueden extender fácilmente. En éste artículo te cuento porqué la acupuntura no sirve para dejar de fumar, y cómo si alguien lo deja así, ha sido por pura casualidad: el efecto placebo.

🚬 El mejor truco para dejar de fumar

Si has estado buscando por internet trucos para dejar de fumar, aquí tengo uno, y es el mejor que conozco. Funciona en más del 93% de los casos. Ahora bien, requiere que la persona haga algo, no es un truco mágico para dejar de fumar en 5 minutos.

🚬 Las 4 principales empresas tabacaleras

Muchas personas piensan que las empresas tabacaleras son el diablo, porque ganan dinero a costa de un producto que saben perfectamente que mata. Yo estoy de acuerdo. No todo vale para ganar dinero. ¿Tienes curiosidad por saber quiénes son estas empresas que se lucran de muerte?

🚬 La nueva Ley Antitabaco

La Ley Antitabaco de 2011 está obsoleta. En este artículo repaso algunas de las mejoras que pueden llegar con próximas revisiones de esta ley. Recordemos: el propósito es disuadir a los fumadores, hacer del fumar algo un poquito más incómodo, con la esperanza de que estos decidan terminar con el hábito y salvar su vida.

🚬 Más páginas y recursos útiles para dejar de fumar

En este artículo recopilo algunas de las plataformas oficiales más útiles, con información y recursos para dejar de fumar.

¡Salud y resistencia!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)