Cómo Dejar de Fumar

¿De qué hablo en éste artículo?

🚭 Cómo Dejar de Fumar tabaco: Guía Definitiva

El tabaco es la droga más mortal del mundo (con diferencia), responsable de más de 8 millones de muertes al año (muchas más que el alcohol, la cocaína y todas las demás drogas juntas). Dejar de fumar es una batalla global.

Es una realidad bastante incómoda para muchas personas que todavía fuman.

Fumar es como conducir a 240 km/h sin cinturón. No es la cuestión de si nos la vamos a pegar o no: es más una cuestión de cuando nos la vamos a pegar.

Y a pesar de todos los esfuerzos a nivel institucional o gubernamental, todavía hay millones de personas envenenándose con el tabaco cada día.

Parece de ciencia ficción, pues no hay duda alguna a nivel científico de que fumar mata (por medio del cáncer, enfermedades cardíacas, etc).

Aún así, multitud de personas inteligentes se dejan engañar y caen en la tela de araña que tejen las empresas tabacaleras.

Uno de cada cinco españoles se declara exfumador y son cada vez más lo que se plantean dejar lo que muchos llaman el peor vicio del mundo.

Te cuento algunas de las preguntas más frecuentes que hacen los fumadores antes de plantearse dejar el tabaco completamente.

Las empresas tabacaleras matan a sus mejores clientes

🚬 Preguntas y respuestas sobre el tabaco

1. ¿Por qué el primer cigarrillo del día es el que más disfruto?

Cuando pasan muchas horas sin que nos hayamos administrado una dosis de nicotina (mediante los cigarros), nuestro cuerpo nos pide más. Eso es el síndrome de abstinencia del tabaco, esas ansias por fumar que son tan desagradables para tantas personas.

Piensa que al levantarte después de una noche de sueño, habrás pasado como mínimo 8 horas sin fumar. Al producirse un pico de ansiedad por falta de nicotina, el placer percibido al re-administrarse nicotina y aliviar el síndrome de abstinencia puede ser muy fuerte. Por eso dicen que el primer cigarro del día es «el mejor».

2. Si sólo fumo menos de 10 cigarrillos al día, ¿merece la pena dejarlo?

No existe un nivel de consumo seguro.

Con solo un cigarrillo al día, los riesgos de desarrollar una enfermedad se disparan. Piensa que es una lotería, y que con cada cigarrillo estás comprando un número. A más números compres, más fácil es que te toque (ahora bien, es un «premio» que absolutamente nadie quiere).

Y seguro que conoces a alguien que fuma esporádicamente y «todavía» no le ha pasado nada. Desgraciadamente, es solo cuestión de tiempo, lo estudios ya han demostrado que los fumadores pasivos (que no fuman, pero respiran el humo de los fumadores) y los fumadores esporádicos (lo que fuman «de vez en cuando»).

 Lo mejor es dejarlo del todo. Sin duda.

3. ¿Es mejor reducir el número de cigarrillos antes de dejar de fumar completamente?

Es obvio que fumando menos, tienes menos riesgo de tener problemas. Pero como en todas las adicciones, la diferencia está entre fumar y no fumar.

Un error que cometen muchas personas es resignarse a simplemente fumar menos y condenarse a continuar siendo fumadores el resto de su vida.

La forma correcta de enfocarlo es esta: reducir los cigarros que fumas debe ser solo un paso previo que te ayude a prepararte para dejarlo del todo. No debe ser el fin, debe ser el medio.

4. ¿Es verdad que fumar envejece?

dejar de fumar 28

Sí. Maltratar tu cuerpo y envenenarlo diariamente hace que envejezcas peor que la gente que, por ejemplo, sale a correr o con la bici en vez de dar un paseo fumando.

Fumar te deja los dedos y las uñas amarillas. El cuerpo intenta eliminar la nicotina y otros miles de tóxicos a través de la piel, y esta va cogiendo peor color con los años.

La buena noticia es que esto es relativamente reversible. Al dejar de fumar, tu cuerpo empieza a sanar, y poco a poco recuperarás la vitalidad de antes.

El tabaco es veneno

5. ¿Porqué suele recaer la gente?

La gente suele recaer en el tabaco después de un tiempo sin fumar (días, semanas, o meses) por diversas razones.

La mayoría de las veces es porque han tirado solo de fuerza de voluntad para no fumar, pero han hecho esto sin trabajar sus creencias erróneas y falsos mitos sobre el tabaco. Sin trabajar bien esas ideas a nivel cognitivo, tarde o temprano le fallará la fuerza de voluntad y terminará generando aluna excusa para volver al cigarro.

Otras veces es porque viven en un entorno lleno de fumadores (familia, amigos, pareja, compañeros de trabajo), y no han trabajado estrategias de afrontamiento para cada uno de esos entornos de riesgo.

Esas situaciones son bombas de relojería, y lo mejor es trabajar el tema con un especialista.

6. ¿Dejar de fumar engorda?

No, no, y no.

Dejar de fumar no engorda. Algunas personas engordan, peor no es por haber dejado de fumar, sino porque comen compulsivamente para calmar las ansias de fumar. Entonces, el problema es otro, son las estrategias de afrontamiento de la persona, sus formas desadaptativas de enfrentarse a la ansiedad o al malestar.

Si decides dejar de fumar y cambias de hábitos adecuadamente, no engordarás.

A la mayoría de gente les preocupa engordar porque le importa su imagen corporal. La verdad es que dejar de fumar mejora tu imagen externa: desaparecerá el aliento a tabaco y el mal olor corporal, tus dientes recuperarán su blanco natural y tanto tu piel como tu pelo recuperarán brillo y vitalidad.

7. ¿Fumar relaja?

No, absolutamente no.

La nicotina y la mayoría de sustancias que tiene el tabaco son estimulantes del sistema nervioso. De manera objetiva y científica, es imposible relajarse fumando un cigarrillo: te activa, te pone más nervioso.

La sensación subjetiva de relajación que sienten los fumadores al administrarse su dosis, no es más que el alivio de las molestias del síndrome de abstinencia. Es decir, es el cese temporal de las molestias que te ha provocado el cigarro anterior.

Por eso es un negocio tan rentable para las empresas tabacaleras. Es el negocio perfecto. El tabaco no aporta absolutamente nada a la persona que lo consume, pero piensa que sí, y siguen viniendo a por más, por las razones erroneas.

8. ¿Es mejor cambiar a cigarrillos «light»?

Eso es una estafa.

Es verdad que cada cigarrillo tiene menos nicotina, pero precisamente los eso la gente sueñe inhalar más fuerte. Como «sacian» menos, la persona termina fumando más deprisa y más cigarrillos. A veces, uno termina fumando mucho más que con los cigarrillos normales.

9. ¿Qué pasa si ya he intentado dejar de fumar varias veces sin éxito?

Lo siento, nunca podrás dejar de fumar, quemaste tus intentos.

Es broma 🙂

Las recaídas forman parte del proceso y suponen oportunidades para mejorar nuestro sistema. No te voy a decir que celebres tener recaídas, pero sí que las enfoques como oportunidades de aprendizaje, oportunidades para aprender detalles sobre tus hábitos de consumo y puntos ciegos.

Es decir, usa tus recaídas de manera estratégica, te ayudará a evitar caer en los mismos errores del pasado. No todo el mundo lo consigue a la primera, y es lo más normal del mundo.

10. ¿Por qué dejar de fumar si no tengo problemas de salud?

Fumar cigarrillos es una epidemia silenciosa que va produciendo efectos negativos en el organismo poco a poco, sin que se detecten sus efectos hasta que en muchas ocasiones ya es tarde. Dejando de fumar se gana en salud y se evitan riesgos de padecer graves enfermedades.

11. Llevo muchos años fumando, ¿no soy demasiado viejo para dejar el tabaco?

Dicen que perro viejo no aprende trucos nuevos, y eso es una mierda como un elefante de grande.

Nunca es tarde para dejar de fumar.

Por muchos años que uno lleves fumando, al poco tiempo de dejarlo experimentarás las mejoras a nivel de salud. Incluso si tienes más de 65 años y estás jubilado, dejar de fumar te ayudará a vivir más y mejor. No está mal, ¿no?

12. ¿Es menos peligroso si fumo en pipa o puros en vez de cigarrillos?

Es cierto que los fumadores que fuman pipas o puros no tragan tanto el humo. Sin embargo, al fumar pipas o puros exponen más su cavidad bucal al humo del tabaco, muchísimo más que los fumadores de cigarrillos con lo que aumenta el riesgo de un cáncer de boca.

Además, los fumadores de cigarrillos que se pasan a los puros o las pipas suelen mantener su hábito y siguen fumando de la misma manera de inhalar el humo (es inconsciente), por lo que encima aumentan los riesgos de pillar algo.

Convéncete, no existen formas seguras de fumar tabaco. Si no te da cáncer de pulmón, te dará de boca, o alguna enfermedad del corazón, o a saber qué más (cada vez se descubren más enfermedades relacionadas con el tabaquismo).

13. ¿Es mejor dejar de fumar de golpe o poco a poco?

Mucha gente deja de fumar de golpe y porrazo. Eligen un día, y a partir de ahí ya no fuman.

Otra personas no lo consiguen de esa manera, por lo que pasan a hacer una reducción progresiva de sus cigarrillos diarios, hasta que llega el gran día.

Lo importante es tomar la decisión firme de dejarlo (recuerda, no existe un consumo de tabaco seguro). Muchas personas pueden llegar al mismo lugar siguiendo sendas diferentes. Un profesional especializado en tabaquismo te podrá ayudar a elaborar un plan que se adapte a tus necesidades.

14. ¿Dejando de fumar evitaré las enfermedades cardíacas?

Dejar de fumar no te hace inmortal. Eso sí, te da (bastantes) más papeletas para tener una vida larga y de calidad.

Está comprobado que dejar de fumar disminuye el riesgo de padecer enfermedades graves (infarto de miocardio o ataque al corazón) y mortales (cáncer), pero además dejar de fumar aporta calidad de vida, ya que mejora el funcionamiento del aparato respiratorio y del sistema cardiovascular.

«No se trata sólo de dar más años a la vida, sino también de dar más vida a los años«

dejar de fumar 19

15. ¿Las terapias con láser, hipnosis o acupuntura funcionan para dejar de fumar?

Las guías desaconsejan los tratamientos que no están respaldados por la evidencia científica. No existe suficiente evidencia como para recomendar ninguno de estos tratamientos.

El problema con estos métodos es que funcionan en casos muy contados, y simplemente por el efecto placebo. Es decir, si funcionan, es por casualidad. Intentar dejar de fumar con acupuntura es el ejemplo perfecto de método que no ha demostrado efectividad de ninguna manera, pero la gente sigue acudiendo por pura ignorancia.

16. ¿Es verdad que ser fumador da problemas para encontrar trabajo?

Seamos sinceros: es un marrón tener muchos fumadores en la plantilla. No ser fumador da ventajas en muchos puestos de trabajo.

No se puede fumar en el lugar de trabajo. Además, tener muchos empleados fumadores trae problemas, como tener más absentismo, tener a la gente más ansiosa o nerviosa en ciertos momentos del día, que estén constantemente «escapándose» del puesto de trabajo para darse su dosis, como los yonkis que son.

También supone un riesgo de accidente en ciertos trabajos, pues una colilla mal apagada puede provocar un incendio. Entonces, lo mejor es que no haya gente fumando alrededor.

Es menos problemático contratar a no-fumadores, y muchos responsables de RRHH lo tienen en cuenta para descartar perfiles cuando tienen una montaña de CVs que revisar.

17. ¿Qué es la dependencia física de la nicotina?

La nicotina es una sustancia muy adictiva que produce dos tipos de dependencia: la dependencia física y la dependencia psicológica.

La dependencia física afecta a tu organismo: cuando cortas el suministro, tu organismo sufre los síntomas del síndrome de abstinencia: sensación desagradable con ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, nerviosismo, aumento del apetito…

18. ¿Qué es la dependencia psicológica del tabaco?

Es básicamente cuando la persona se dedica a pensar continuamente en lo todo lo que echa de menos fumar, y lo mal que lo está pasando, y que ojalá pudiera fumarse uno y ya está y no pasaría nada…

Son esos bucles de pensamientos que solo llevan a generar excusas y acelerar la recaída.

19. ¿Qué pasa cuando se deja de fumar de golpe?

Los síntomas de abstinencia pueden ser bastante desagradables, pero nadie se ha muerto por ello. Una persona puede sufrir los síntomas típicos de ansiedad, como irritabilidad, problemas para conciliar el sueño, sentir apatía…
Seamos claros, nada de eso es peor que morir de cáncer por unos palillos.

🚭 Beneficios de dejar de fumar

A mucha gente le asusta la idea de siquiera plantearse el dejar de fumar, muchas veces porque creen que el proceso va a ser muy largo y duro, y que los resultados tardarán en llegar.

Incluso piensan que ya no hay esperanza, pues llevan muchos años fumando y no creen que puedan recuperar la salud perdida.

Que lo pienses no significa que sea verdad.

Uno ya mejora su salud sustancialmente a las pocas horas, días y semanas de haber dejado de fumar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos recuerda que dejar de fumar tiene múltiples beneficios sobre la salud a corto plazo.

-A los 20 minutos se normalizan la frecuencia cardíaca y la presión arterial

-A las 8 horas mejora la salud pulmonar, ya que dejamos de inhalar sustancias tóxicas del humo del tabaco. Mejora la oxigenación, nuestros pulmones empiezan a trabajar con mayor normalidad.

-A las 24 horas se recupera el gusto y el olfato. Estos sentidos se atrofian al poco de empezar a fumar, y es fácil recuperarlos y volver a disfrutar de los sabores y olores de la comida, y de muchas otras cosas más.

A los dos días de dejar de fumar, empiezas a percibir y a disfrutar la vida de manera diferente. Mejor.

-A las 72 horas se normalizan las funciones respiratorias

-A los 6 meses  la salud en general se estabiliza.

Piensa que, además de aumentar el riesgo de desarrollar distintos tipos de cáncer, las sustancias tóxicas del tabaco nos predisponen a sufrir todo tipo de infecciones, enfermedades inflamatorias y sintomatologías varias.

Medio año después de dejar el tabaco, tu sistema inmune se fortalece y te protege de todo tipo de dolencias que antes dabas por «normales».

-Al año se reduce hasta la mitad el riesgo de infartos y otras enfermedades cardiovasculares, como las anginas de pecho, los infartos de miocardio, los ictus o incluso la muerte súbita.

-A los 4 años de haber dejado de fumar, tienes el mismo riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que el resto de personas que no fuman.

-A los 15 años de haber dejado el tabaco, tu estado de salud te pone en el mismo riesgo de padecer cáncer que el resto de no-fumadores. El cuerpo se ha recuperado casi por completo del vicio venenoso.

🚭 Motivación para dejar el tabaco

joker-fumando

¿Cuáles son las principales razones para dejar de fumar?

1.Fumar mata.

Aunque imagino que esta te la sabías. Desgraciadamente, la mayoría de la gente no se lo toma en serio hasta que les diagnostican un problema serio de salud.

2. Mejorar tu salud en el día a día.

Al poco de dejar el tabaco, se empiezan a notar los efectos beneficiosos, reduciéndose la tos, la fatiga o los riesgos de enfermedades coronarias.

3. Volver a disfrutar del deporte.

Recuperar la forma física, la capacidad respitatoria… son placeres por los que mucha gente pagaría todo el oro del mundo.

4. Ahorrarse casi 2000 euros al año.

Sí, has leído bien.

Un fumador medio puede gastarse alrededor de 150 euros cada mes, lo que asciende a más de 1800 euros al año. Joder, de ahí salen unas buenas vacaciones de verano, ¿no te parece?

5. Dejar de parecer un muerto viviente.

El tabaquismo te destroza la piel, pues acelera los procesos de envejecimiento. Se puede deducir que algunas personas fuman solo por lo pálida que tienen la piel.

6. Presión social.

Por un lado, cada vez es más complicado fumar en lugares públicos. Por el otro, los fumadores se convierten en parias sociales en muchos ambientes, sintiéndose excluidos. A veces la presión familiar o por parte de la familia es suficiente para convencer a la persona de que empiece a cuidarse.

7. Proteger a otras personas.

Muchas personas desarrollan enfermedades por ser fumadores pasivos (respirar el humo de otras personas que sí fuman).

8. Tus hijos te miran mientras fumas.

Desgraciadamente, las estadísticas nos muestran que tienes muchas más probabilidades de hacerte fumador si tus padres fumaban.

Nuestros hijos toman ejemplo de sus padres, son sus principales referentes y modelos en conducta en muchas cosas. Si no quieres un futuro negro para tus hijos,  deja de fumar lo antes posible. Si no lo haces por ti, hazlo por ellos.

9. A los fumadores les apesta el aliento.

Si fumas, probablemente no lo notes ya, porque has perdido el olfato. Pero la gente a tu alrededor lo huele muy bien (o muy mal).

Además te deja los dientes amarillos y contribuye a muchísimas enfermedades bucodentales, sangrado de las encías, etc.

10. No mola nada sentirte como un yonki.

Tener una adicción es una gran desgracia, sentir dependencia por la nicotina… muchos fumadores se sienten como verdaderos esclavos, y están hartos de tener que «escaparse» de los sitios para fumar cada poco tiempo.

🚭 ¿Porqué es tan difícil dejar de fumar?

Falsos mitos sobre dejar de fumar

Si eres un fumador, probablemente creas estos mitos sobre la adicción al tabaco.

1. ❌ Disfruto de fumar, me gusta el sabor

3105

Esta es sin duda la mentira más extendida de todas. Millones de personas a lo largo y ancho del mundo se creen a pies juntillas que disfrutan con un cigarrillo en la boca.

Sin embargo, si alguien les pregunta si le comprarían a sus hijos su primer paquete de tabaco, todos contestan que no.

Va en serio, no conozco a nadie que contestase que sí.

La industria cinematográfica de Hollywood también ha extendido la falsa creencia de que fumar se disfruta. Y las empresas tabacaleras están encantadas con ello.

Muchísimos personajes del cine han ensalzado el consumo de tabaco, asociándolo a ideas como el éxito, la fuerza, la sensualidad… Eso se llama publicidad encubierta, y es de la mejor que se puede tener (sobre todo cuando las campañas publicitarias están tan limitadas).

Nos hacen pensar que el personaje que tanto admiramos disfruta del tabaco, es más feliz por fumar, o es más interesante, más sexy, más misterioso, más duro… Y esto es un timo, y de los buenos.

Sin embargo, si apartamos todos esos adornos y publicidad engañosa, nos encontramos con que el cigarrillo en sí no aporta absolutamente nada a la persona que lo usa (excepto vaciarle el bolsillo y llenar sus pulmones de veneno). Es un proceso adictivo disfrazado de placer.

¿Recuerdas tus comienzos al fumar? ¿Recuerdas tus primeros cigarrillos? No conozco a nadie a quien le gustase su primer cigarro. Eso sería como disfrutar del sabor del cianuro.

Luego pasan las semanas, los años, desarrollamos tolerancia y nuestro cuerpo se blinda ante el veneno: por eso dejamos de toser tanto como la primera vez. El tabaco nos sigue matando, pero de forma más silenciosa, más mortal.

2. ❌ Dejar de fumar engorda

El dejar de fumar no hace ningún daño a tu salud física.

Al contrario, solo la puede mejorar.

Existen varias razones por las que la gente aumenta de peso cuando deja de fumar tabaco. Algunas tienen que ver con la manera en la que la nicotina afecta el cuerpo.

Para empezar, la nicotina reduce el apetito.

Sí, eso es verdad, la nicotina tiene ese efecto a nivel químico (entre otras cosas).

Pero el que tú tengas un problema con tu forma de responder a la sensación de hambre o al estrés o a los impulsos de picoteo entre horas, es una cosa.

Básicamente, la persona que engorda al dejar de fumar tiene muchas papeletas para engordar también en muchas otras situaciones estresantes de la vida.

Porque esa persona tiene la tendencia de comer mal cuando se encuentra mal.

Y haciendo cuentas, vale más la pena aprender a gestionar tu ansiedad de picoteo que seguir fumando.

Básicamente porque, sin aprender lo primero, no puedes dejar lo segundo.

De lo contrario, tendrás mil y una recaídas y frustración (y el cáncer).

La razón por la que algunas personas engordan al dejar de fumar es simple: sienten el malestar del síndrome de abstinencia los primeros días, esto les hace sentir estresados, y comen más comida (o con más grasa) para calmar esa sensación subjetiva de estrés.

Las personas engordan porque utilizan la comida para calmar el estrés del síndrome de abstinencia: no es el dejar de fumar lo que les hace ganar kilos.

3. ❌ Fumar me relaja y me ayuda a sentirme mejor

bizarre-tobacco-advertising-16Los cigarrillos están llenos de multitud de sustancias estimulantes que favorecen la adicción. Desde el punto de vista químico, el fumar tabaco solamente provoca más estrés.

Es cierto que muchas personas experimentan una sensación (subjetiva) de relajación.

Pero esto no ocurre porque el tabaco les relaje, sino porque se calma el síndrome de abstinencia de la nicotina.

La nicotina es la sustancia adictiva que mantiene a las personas fumando sin parar. A los 30 minutos de encender el cigarro y administrarnos nuestra dosis de droga, los niveles de nicotina en sangre empiezan a disminuir, porque el cuerpo empieza a eliminar esta sustancia del organismo.

Nuestro cerebro, cuando detecta que los niveles de nicotina en sangre son más bajos, activa la respuesta del síndrome de abstinencia o “mono”.

Son unas sensaciones corporales desagradables (parecidas al hambre) para motivar a la persona a buscar más nicotina que administrarse (de la misma manera que el cerebro nos mueve a buscar más comida cuando detecta bajos niveles de glucosa en sangre).

Al administrarnos nicotina, no sentimos relajación del estrés diario o de un mal día en el trabajo. Solo sentimos el alivio del síndrome de abstinencia o mono que nos ha producido el cigarrillo anterior.

con cada cigarrillo, empieza de nuevo el proceso.

Esto se explica por la adicción que provoca la nicotina.

Es muy parecido a lo que ocurre con el hambre. Cuando el cuerpo detecta que niveles bajos de glucosa en sangre, nos hace sentir hambre (que es una serie de sensaciones desagradables o incómodas) que nos motiva a buscar comida, para que se terminen.

De la misma manera, el cerebro adicto nos hace sentir mal al no tener nicotina, para que vayamos a buscar más, como ratas en un laboratorio.

Por eso la mayoría de fumadores no pueden aguantar mucho más de una o dos horas sin administrarse su droga. Buscan el alivio del malestar físico que ellos mismos se provocan continuamente.

🚭 Síndrome de Abstinencia del tabaco

El síndrome de abstinencia o mono del tabaco es una de las principales razones por las que mucha gente no consigue dejar de fumar con éxito.

¿Con éxito?

Claro, me refiero a dejar el tabaco y dejarlo definitivamente, sin volver nunca más. Si fumas un cigarrillo «de vez en cuando» es porque todavía sientes la necesitas de fumar.

Si fumas, eres un fumador. Punto.

Y para ser un fumador, hace falta fumar. ¿Nos entendemos?

El mono del tabaco 🐒

La gente lo llama coloquialmente «mono».

El mono es ese malestar que una persona siente cuando no está fumando.

El tabaquismo es una adicción, una adicción a la nicotina (una de tantas sustancias que están presentes en los cigarrillos, además de muchos tipos de alquitrán y demás sustancias venenosas que matan tu cuerpo).

Ese malestar físico o psicológico que aparece cuando llevamos unas horas sin fumar, es lo que hace que tantas personas fracasen en sus intentos de dejar de fumar.

Como con cualquier otra droga, la persona ya no consumo para «disfrutar» del placer de la droga, sino simplemente para calmar las sensaciones desagradables que vienen cuando no se administra la dosis.

🚬 Síntomas de abstinencia del tabaco:

  • Estrés
  • Irritabilidad
  • Aumento del apetito
  • Dificultad para dormir
  • Etc

¿Cómo funciona la Adicción al Tabaco?

Después de encender un cigarrillo, unos 30 minutos después, nuestro cuerpo empieza a eliminar la nicotina del cuerpo (mediante la orina, por ejemplo).

Nuestro cerebro detecta menos nicotina circulando por la sangre, entonces activa la respuesta fisiológica del síndrome de abstinencia para «motivar» a la persona a buscar más nicotina.

El síndrome de abstinencia de cualquier droga funciona como con el hambre. Exactamente igual.

Molestias al dejar de fumar 🥵

Nuestro cerebro quiere la sustancia adictiva (por unos rollos químicos en los que no vamos a entrar ahora), piensa que es algo esencial y lo quiere.

Igual que cuando nuestro cerebro detecta que los niveles de glucosa en sangre bajan, nos envía la sensación de hambre (es desagradable, esa es la clave) para motivarnos a hacer algo e ir a buscar comida y restituir esos niveles de glucosa en sangre cuanto antes.

Si nuestro cerebro nos enviase solo sensaciones agradables, probablemente nos quedaríamos en el sitio y nos moriríamos de hambre.

Pero como los que estamos vivos ahora somos descendientes de los monos listos que hacían caso a sus sensaciones de hambre e instintos, pues lo hemos heredado.

De la misma manera con el tabaco: nuestro cerebro activa sensaciones desagradables para que nos pongamos a buscar nicotina (en la forma más disponible, los cigarrillos) y nos droguemos.

Básicamente, los cigarrillos no producen ningún placer por sí mismos: la sensación subjetiva de placer que experimentamos al fumar es solamente la reducción del malestar producido por el síndrome de abstinencia del cigarrillo anterior.

Los fumadores se producen a sí mismos el malestar, cada vez que fuman, en un ciclo sin fin hasta la muerte.

¿Lo entiendes?

Te voy a poner una metáfora para que quede más claro todavía:

Una persona se levanta por la mañana y se pone unos zapatos muy pequeños, que le aprieten, que le duelan al llevarlos puestos. La persona se va a trabajar y se pasa todo el día así, sufriendo dolor de pies por esos zapatos tan apretados.

Pero al llegar a casa por la noche, se quita los zapatos y siente un alivio inmenso.

Y piensa «qué buenos que son estos zapatos, qué gusto me hacen sentir, me los volveré a poner mañana».

¿Suena estúpido?

Eso es lo que haces al fumar.

Cómo superar el mono del tabaco

La clave es entender de dónde vienen esas molestias, y que si se aguanta el tiempo suficiente ignorándolos o no dándoles demasiada importancia, el mono se va solo.

Muchas personas ni siquiera se dan cuenta de las molestias del mono del tabaco al dejar de fumar, porque han conseguido ignorar el síndrome de abstinencia y no dejar que les controlase.

Simplemente, han continuado con sus vidas hasta que se ha pasado lo peor. Porque sabían que esas molestias son transitorias.

🚭 Los 5 pasos imprescindibles para dejar de fumar

Los estudiosos Prochaska y DiClemente acuñaron un modelo para describir las fases de un proceso de cambio, que se tiene muy en cuenta en el mundo de las adicciones.

En cuanto al tabaco, toda fumador se encuentra en alguna de estas 5 fases, y deberá superar la última para liberarse del tabaco definitivamente:

Fase 1: Pre-contemplación

Esta es la fase en la que se encuentran la gran mayoría de fumadores primerizos. En esta fase, la persona no es consciente de las consecuencias negativas que la adicción está teniendo en su vida, o al menos no las asocia con el tabaco. Estas personas no se plantean dejar de fumar, piensan que están muy bien así, y no se dan cuenta de cómo les está limitando en la vida.

En esta fase en muy común que la persona tenga muchas creencias irracionales o falsos mitos sobre el tabaquismo. Y la ignorancia la mantiene atrapada.

Fase 2: Contemplación

En esta fase, la persona ya es consciente del problema, hay un deseo hacia la mejoría y la salud. Aquí es habitual que la persona vaya investigando y preguntándose cómo podría dejar de fumar. Pone en duda algunas de las creencias tóxicas que le impiden dejar de fumar.

Fase 3: Preparación

En esta fase, la persona ya se plantea diferentes alternativas para dejar de fumar. Preguntar a amigos, leerse un libro sobre el tema, consultar con un médico, ir a una charla grupal sobre el tema, investigar por internet… La persona sopesa diferentes opciones, antes de decidir hacer algo.

El mayor peligro de esta fase es que uno se dedique a posponer la acción durante mucho tiempo, por miedo al fracaso.

Fase 4: Acción

Con la ayuda de un profesional, la persona ya da pasos reales que supongan cambios de hábitos y estilo de vida. Ya no solo es una idea en su cabeza, el dejar de fumar se ha hecho real, ya es un proceso en movimiento.

Muchas de las acciones o «intentos de solución» pueden terminar fracasando. Es decir, los diferentes métodos que esté siguiendo la persona pueden terminar en una recaída (volver a fumar). Es muy común que la gente se frustre en esta fase, al interpretar la recaída como un fracaso, y no como otra parte más del proceso de aprendizaje.

El mayor riesgo de esta fase es que la persona se frustre y retroceda a alguna de las fases anteriores.

Fase 5: Mantenimiento

Aquí la persona ya ha conseguido estabilizarse, ya tiene una visión global de qué funcione y qué no, y toma decisiones estratégicas para evitar las recaídas a largo plazo. Los cambios de hábitos ya se han consolidado, y los resultados ya son duraderos. Algunos expertos consideran que uno ha «dejado de fumar» cuando alcanza una abstinencia de al menos un año.

🚭 Consejos (de expertos) para dejar de fumar

al-pacino-34264

1. Fija una fecha para dejar de fumar por completo.

Prepárate para esa fecha, puedes ir haciendo reducción de consumo hasta entonces. Es crucial que tengas una imagen mental y utilices el tiempo para concienciarte y prepararte.

2. Deshazte todos los cigarrillos que haya en casa.

Parece obvio, pero mucha gente guarda cigarrillos «por si acaso», por el miedo a sentir ansiedad y no tener acceso a un cigarrillo para calmar su mono.

3. Guarda el dinero

Cada vez que te entren ganas de fumar, meter dinero en un bote. A los pocos días, podrás ver todo el dinero que te ahorras cada vez que evitas la tentación.

4. Haz ejercicio

Hacer ejercicio te relajará, y equilibrará la química de tu cerebro, se reducirán tus ganas de fumar. Además, podrás vivir de primera mano los beneficios físicos de haber dejado de consumir ese veneno. ¡Experimenta esa vitalidad!

5. No aceptes cigarrillos de nadie.

Contéstales que lo estás dejando y pídeles que no te ofrezcan más. Haz una declaración pública, cuanto antes mejor. Si aclaras las expectativas de la gente (y las tuyas), te sorprenderás por cómo cambiará tu contexto.

6. Encuentra actividades alternativas al fumar.

¿Qué puedes hacer ahora con el tiempo o dinero que has sacado al quitarte ese vicio? Disfruta cada día de los beneficios de haberlo dejado, y cambia tus rutinas con actividades placenteras.

7. Pasa tiempo en lugares en que no esté permitido fumar.

Esto es parecido a mantenerte en una cuarentena. Es una táctica inteligente evitar sitios atestados de humo de tabaco, al menos los primeros días, así reducirás las situaciones de tentación.

8. Apóyate con apps para dejar de fumar

Muchas apps te aportarán información extra, sistemas de logros y mensajes motivacionales, etc. ¡Una manera genial de sacarle partido al tiempo en que utilizas el móvil!

9. Anota en una libreta o diario las ventajas de estar dejándolo.

Trae conciencia sobre los beneficios y ganancias de este proceso. Eso te ayudará a mantener tu motivación alta. También puedes reflexionar sobre los falsos mitos sobre el tabaco que dificultan su proceso.

Hasta aquí algunos consejos de expertos para dejar de fumar con éxito.

🚭 Psicólogo Especialista en Adicciones

XvlMe4S0aSxWHnt83ZZK6

La fuerza de voluntad no es suficiente, de lo contrario ya no quedarían fumadores en el mundo. Lo mejor que puedes hacer es contactar con un profesional para que te guíe en el proceso y te ayude a dar los pasos más adecuados en tu caso.

Soy psicólogo especialista en adicciones, y trabajo todos los días con personas que quieren volver a sentirse libres de la adicción al tabaco.

También ofrezco un curso online para dejar de fumar, al que puedes acceder visitando  www.luismiguelreal.es/dejar-de-fumar/

Es posible que alguna de estas frases que me han enviado personas de terapia o suscriptores te resulten familiares a ti:

❌ «Me he refumado colillas al acabarse el tabaco y no poder comprar. Hasta he rebuscado en la basura de mi casa«

❌ «Me arden los pulmones cada vez que intento hacer deporte, y es horrible«

❌ «Cuando tengo una jornada laboral de estas sin descansos casi… me las ingenio como puedo para fumar algo. Me siento fatal teniendo que vivir así«

❌ «Las cosas que me pierdo cuando mis amigos no fuman y me tengo que salir fuera del bar o restaurante, sobre todo cuando son amigos que no veo desde hace tiempo… qué asco vivir así, en serio«

❌ «Ayer hice el cálculo de lo que me he gastado en tabaco en estos años, así aproximado… podría haberme comprado un coche. Un puto coche»

❌ «Sé que mi ropa apesta, yo ya no lo noto, pero la gente a mi alrededor no se atreve a decirme nada… desde hace años»

❌ «Mis amigos de ríen de mí cuando es de noche, hace un frío del carajo, y me tengo que salir fuera. Me siento imbécil, la verdad»

❌ «A mi padre le salió de cáncer por fumar. Sí, a alguien le pasa, y le pasó a él, sin avisar. Y no pudo conocer a sus nietos…»

❌ «Mi pareja no fuma, y me dice que no le gusta besarme cuando hace poco rato que he fumado…»

❌ «Cuando consigo estar sin fumar un par de días, y me viene el mono, esa angustia… a veces me dan taquicardias, me siento desesperada, y no sé qué hacer… así que me lío un cigarro»

 

Además de trabajar todo esto, en el curso tienes:

✔️ Un concepto que casi nadie utiliza para quitarse las ganas de fumar. Es algo tan raro (pero efectivo), que no lo usan ni en las campañas anti-tabaco – [Módulo 3 del curso]

✔️ Una pauta mental ridículamente simple para quitarte de encima la ansiedad del mono, aunque fumes 30 cigarrillos al día. – [Módulo 4 del curso]

✔️ Palancas mentales para no volver a querer fumar, incluso si toda tu familia y hasta tu perro fuman delante tuyo – [Módulo 4 del curso]

✔️ Qué técnicas de persuasión maestras utilizan las empresas tabacaleras para vender un producto que mata, y qué hacer para no volver a comprar un paquete de tabaco – [Módulo 5 del curso]

✔️ Porqué la fuerza de voluntad no siempre funciona, y qué hacen las personas que dejan de fumar con éxito (aunque la mayoría no lo sabe) – [Módulo 6 del curso]

✔️ Porqué los sustitutivos (parches, vapear…) no sirven para dejar de fumar, y qué hacer para no caer en más estafas – [Módulo 7 del curso]

✔️ Cómo evitar las recaídas, aunque lleves más de 10 años fumando – [Módulo 7 del curso]

✔️ Una lección de Alejandro Magno que te protegerá de volver a fumar y que, bien aplicada, vale en sí misma más que todo éste curso  – [Módulo 8 del curso]

✔️ El ángulo mental más efectivo para volver a salir con fumadores y que no te entren ganas de fumar – [Módulo 8 del curso]

 Y una sorpresa que vas a flipar al ver que está incluida con el curso – [Módulo 9 del curso]

Y además de todo eso, en cada módulo hay unos ejercicios con pautas para poner en práctica el método.

🚭 Testimonios de Exfumadores

testimonios de exfumadores

Todo el mundo sabe de sobra que fumar mata.

Los fumadores lo saben mejor que nadie.

Ahora bien, podríamos dividir a los fumadores en dos tipos de personas:

Las que ven un problema y se paralizan y se preocupan

Las que ven un problema y miran para otro lado, si lo ignoran lo sufren

Lo que tienen en común todos los fumadores es que no saben cómo dejar de fumar. Muchos lo han intentado varias veces y se han sentido fracasados con muchas recaídas, otros tienen pánico a siquiera intentarlo (y recaer y sentirse fracasados).

Sin embargo, los que han conseguido dejar de fumar, saben que es posible. Ahora bien, se suele necesitar algo de estrategia, dejarlo a las bravas no le funciona a todo el mundo.

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), señalan que:

«Cuando uno deja de fumar hay dos aspectos fundamentales que se ven afectados. Por una parte está el componente físico, que es donde se describen los síntomas del síndrome de abstinencia, y luego están los factores psicológicos«.

Algunos de los síntomas físicos que se pueden experimentar por el síndrome de abstinencia del tabaco son nerviosismo, insomnio, aumento del apetito o ansiedad. +

Ahora bien, esos molestos efectos no duran para siempre. A los pocos días o semanas de haber probado la última dosis de nicotina, el cuerpo deja de pedírnoslo, porque no lo necesita.

El camino hacia convertirse en Exfumador

Existen multitud de métodos para dejar el tabaco, pero no todos son igual de efectivos en general.

Además, no caigas en el error de pensar «si él o ella lo ha conseguido así, yo también podré», porque eso no es verdad. Cada persona tiene un contexto, unas circunstancias, una historia de consumo diferente.

Muchas personas pueden llegar al mismo lugar por caminos muy diferentes. Lo que es seguro es que lo mejor es consultar con un profesional que pueda ayudarte en tu caso concreto.

Tampoco caigas en el error de pensar que nunca vas a poder dejarlo (eso es una profecía autocumplida, y un fenómeno psicológico que llamamos indefensión aprendida).

Te presento testimonios de algunos exfumadores que han trabajado conmigo. ¡Para que veas que es posible!

Álvaro. 27 años fumando

Estaba acostumbrado a fumar casi un paquete diario. los fines de semanas terminaba fumando bastante más, perdía la cuenta. En comidas, cenas, se me iba de las manos, fumaba de forma muy compulsiva, uno detrás de otro. Mis peores momentos veían los lunes, porque intentaba hacer un esfuerzo por fumar menos que el finde. Horrible, era una tortura.

Me apunté al curso online de Luismi, y todo cambió en pocas semanas. Me mentalicé bien, me marqué una fecha, y fue muchísimo más fácil de lo que me esperaba.

Carmen. 11 años fumando. 

Fumaba un paquete y medio, casi dos al día. Fue una putada cuando empezó a no poderse fumar en el trabajo, bares… y eso me hizo darme cuenta de todo lo que estaba perdiendo en el día a día (es un asco ser la pringada que se sale a mitad de cena a la calle a fumar, con todo el frío: eso es una mierda, no lo romanticéis).

Me compré el libro de Es facil dejar de fumar si sabes cómo. Me ayudó bastante a mentalizarme. Imagino que soy de ese 10% de gente que no lo deja solamente con el libro, jaja. Luego me topé con el curso online de Luis Miguel, y ya tomé cartas en el asunto.

Raquel. 8 años fumando.

Yo era de esas que se fuman casi un paquete diario, y se enfada cuando alguien te dice algo. Claro, mi familia y mi pareja llevaban años preocupadísimos, que veía que yo fumaba como una camionera, como dicen.

El cambio vino cuando me puse a buscar consejos por internet, me topé con un par de videos de Luismi, su blog y tal. A los pocos días me decidí y le escribí y empezamos a tener sesiones online.

Y joder, tenía que haber dado ese paso antes. Cuando te guardas los problemas dentro de la cabeza, parecen casi imposibles de resolver, pero con Luismo todo empezó a parecer mucho más fácil. Valió la pena la inversión. Me refiero, es mi vida, no me sirve de nada ahorrarme dinero si después me sale un puto cáncer de pulmón.

Lorena. 6 años fumando. 

Pues yo antes era deportista (muy deportista). A los 20 empecé a fumar, líos de la universidad, y fui perdiendo fondo, y poco a poco lo dejé.

Un día me desperté, echaba de menos estar sentirme sana y en forma, y respirar grandes bocanadas de aire por la mañana después de salir a correr tempranito. Y pensé «a la mierda!». Una amiga me habló de Luis Miguel porque ella lo había dejado con él en terapia.

Yo me apunté directamente a su curso online. Una pasada. La de mierda y creencias limitantes tenía yo que no me dejaban ver más allá del cigarro cada media hora. Solo necesitaba entender cómo funcionaba de verdad mi problema.

Enrique. 9 años fumando. 

Yo era de esos fumadores que reencienden las colillas, a ver si les podía sacar una calada extra. Muy ansioso. Un infierno de vida, cuando pienso en ello.

Luismi me recomendó llevar la cuenta de qué fumaba, cuanto, cuando, donde, con quién. Después de sacar toda esa información, ese mapa como él dice, nos pusimos a trabajar diferentes situaciones, triggers en los que yo me había acostumbrado a «contestar» con un cigarro.

Claro, si uno no sabe cómo funciona la adicción (porque yo no quería reconocerlo, pero la cosa es que era un adicto asqueroso), va más perdido que un tonto en una biblioteca.

Ni lo dudes, habla con un profesional, y os ponéis a trabajar. Ni hipnosis ni parches ni pollas, lo probé todo, solo son estupideces y timos. Si no te conoces y no conoces tu vicio, es imposible que descubras cómo atacarlo y desde donde.

dejar de fumar 2

Sandra. 15 años fumando. 

Yo era una fumadora empedernida, de esas que fuman más un paquete diario, muchas veces más, a mí me daba vergüenza llevar la cuenta. Leí el libro Es fácil dejar de fumar si sabes cómo, de Allen Carr, y empecé a entender que era cosa mía y de cómo veía el tabaco en general y lo que sentía antes de cada cigarrillo, eso era la clave para dejarlo.

Mirando por internet me encontré con el curso de Luismi, y los vídeos eran superclaros, muy directos, no se anda con chiquitas. Comprendí enseguida que los mismos principios de aprendizaje que me habían hecho adicta podían ser usados «al revés» para quitarme el bichejo de encima. Luismi te lo deja clarísimo con ejercicios muy sencillos, y las palancas mentales me sirvieron genial para reenfocar el tema.

A día de hoy, llevo 3 meses sin fumar. Mi familia no se lo cree todavía.

Elena. 10 años fumando

Todo empezó cuando los compañeros de la oficina fumaban todos juntos en los descansos, y claro, una se sentía sola, me iba a charlar con ellos fuera, y entre una cosa y otra, un día lo probé de cena con ellos, y no sabes lo que me arrepiento de aquello.

Encima, es que me metí en un círculo vicioso asqueroso, todos los de la oficina estábamos metidos en la mierda y nos íbamos reforzando entre nosotros, veíamos el fumar como algo totalmente normal, y casi nadie se planteaba en voz alta lo de dejarlo, pero sé que todos estábamos igual de perdidos y nos daba miedo enfrentarnos a ese «mundo sin fumar».

Muchas veces me preguntaba qué iba a hacer si no fumaba, trabajando donde trabajaba.

Una de las cosas que trabajé con Luismi en terapia fue todo eso, cómo me afectaba el tema de mis compañeros, y cómo iba a enfocarlo cuando lo dejase. Porque estar  ahí rodeada de fumadores sin fumar, me daba miedo como «apartarme».

Y Luismi me abrió los ojos y trabajamos estrategias, ¿y sabes qué? Ahora los de la oficina me envidian, tienen una envidia que se mueren, pero más los mata el seguir fumando y no hacer nada al respecto, pero muchos siguen teniendo miedo de intentar dejarlo y salirse del círculo.

Luisa. 40 años fumando. 

Yo tuve muchas épocas diferentes, lo «dejé» varias veces, pero siempre volviendo. Tuve un parón de como dos años, después de quedarme embarazada, y cuando el niño tenía un año y poco me empezó a entrar ansiedad, pasé por una mala época con mi pareja, y casi sin darme cuenta recaí otra vez. Ese fue el periodo más largo que estuve sin fumar.

A mí me sirvió muchísimo entender porqué recaía cada vez, qué era lo que me hacía volver al cigarro en mis malos momentos o en las crisis. Eso es para mí el punto de inflexión, y me permitió preparare y reaccionar de otra manera diferente cuando veían esas crisis (porque llegan, créeme). Luis Miguel me ayudó a hacer todo ese cambio mental, y esa preparación.

Mónica. 16 años fumando

He fumado desde los 15 años, un paquete cada tres o cuatro días al principio. Con el tiempo, inevitablemente, fue subiendo. Probé todo tipo de basura por ahí, desde rollos de energía, cristales que te limpiaban, y hasta probé la hipnosis.

Con cada cosa que probaba, me sentía animada unos días, pero senseguida me volvían las ganas y no sabía qué hacer con ellas, y terminaba fumando (como me explicó Luis Miguel, era el efecto placebo lo que me había hecho sentir diferente al principio, pero claro, eso no solucionaba el problema).

Al final lo dejé de golpe, de un día para otro, pero estuve preparando con Luismi qué hacer conmigo mismo cuando me viniesen las ganas de fumar, porque por mucha buena actitud y fuerza de voluntad que le echase a la cosa, tenía que poner algo de estrategia y poner la diana en las situaciones que pudieran ser más difíciles para mí.

La terapia es lo que mejor me ha funcionado, porque hemos trabajado mi contexto, mi situación. Ha sido como un entrenamiento, adaptado a mis necesidades, y no hay cristalitos mágicos ni acupuntura que puedan igualar eso, son estafas para incautos.

Aitana. 5 años fumando. 

La primera vez lo dejé con las pastillas Champix, me fue bien un par de meses. Después cambié de trabajo, y muchas cosas más en mi vida, y de la noche a la mañana volví a fumar. Estaba muy decepcionada con las pastillas, y terminé enfadándome conmigo misma, pensando que era todo culpa mía, y que no le había echado suficiente actitud.

La segunda vez que dejé de fumar, yendo a terapia. El hecho de quedarme embarazada facilitó las cosas, porque me dió una razón muy clara para dejarlo.

La FUERZA de voluntad no siempre basta para dejar de fumar ❌🚬
Cualquiera puede dejar de fumar, aunque fume 40 al día. Eso sí, necesita una BUENA estrategia.
No conozco ningún truco mágico, pero te cuento algo tan raro como efectivo que he aprendido en mis años trabajando como psicólogo especialista en Adicciones. Esto no está en el blog, te lo cuento (brevemente) por email.
Te llegarán por email un par de regalos 😉

🚭 Otros artículos sobre cómo dejar de fumar

thanks for smoking gracias por fumar pelicula

En esta sección te dejo un listado de artículos de este blog relacionados con la adicción al tabaco y recursos para dejar de fumar:

🚬 Razones por las que la gente empieza a fumar

Hace falta mucha fuerza de voluntad para empezar a fumar y hacer de ello un hábito, a pesar de las toses y las advertencias que nos hace nuestro cuerpo. En este artículo te cuento algunas de las principales razones por las que la mayoría de personas empiezan a fumar.

🚬 Guía para dejar de fumar

En este artículo te cuento algunas de las pautas generales más básicas para dejar de fumar con éxito. Obviamente, son pautas generales que no tienen porqué servir a todo el mundo, pero sí que pueden servir como punto de referencia para cualquier persona que se esté planteando en serio el quitarse ese hábito mortal de encima.

🚬 Cómo dejar de fumar porros de marihuana (cannabis)

Desgraciadamente, algunas personas se complican la vida combinando el consumo habitual de tabaco con el de los porros. En este extenso artículo te hablo en detalle sobre el tema.

🚬 Consejos de expertos para dejar de fumar

En este artículo he recopilado algunas de las pautas generales en que muchos expertos coinciden. Echarles un vistazo te puede dar ideas para aplicar en tu contexto.

🚬 Mitos sobre el tabaco que hacen imposible dejar de fumar

Da igual cuantas veces una persona intente dejar el tabaco, si no se quieta de la cabeza ciertas ideas erróneas, recaerá mil y una veces. Si te planteas dejar de fumar, es esencial e imprescindible que conozcas estas mentiras sobre el tabaco.

🚬 Dejar de fumar NO engorda

Este es otro de los falsos mitos más extendidos sobre el tabaco. Dejar de fumar ni adelgaza ni engorda, lo que puede engordarte en otra cosa… de la que te hablo en el artículo, y así entenderás un aspecto muy importante para dejar de fumar con éxito.

🚬 Cómo superar la ansiedad al dejar de fumar

Más de un 30% de la población fuma tabaco, y muchos no dan el paso para dejar de fumar definitivamente por el miedo a la ansiedad que les puede provocar el proceso. En este artículo te explico cómo funciona la ansiedad en el tabaquismo, y cómo manejarla.

🚬 El mejor libro del mundo para dejar de fumar

Como psicólogo especialista en adicciones, he leído muchos libros sobre el tabaquismo, pero este libro es sin duda el mejor que se ha escrito nunca sobre el tema. Sin tecnicismos y directo al grano, es la mejor lectura para acompañarte mientras te deshaces del «bicho» asqueroso del tabaco.

🚬 ¿Cuánto dinero te gastas en tabaco?

Para muchas personas no es suficiente con saber que fumar cigarrillos es peligrosísimo para la salud. Algunas solo se toman el tema en serio cuando se dan cuenta de lo que les duele en el bolsillo a corto y a largo plazo. ¿A lo mejor a ti también?

🚬 ¿Porqué los parches y vaporizadores no sirven para dejar de fumar?

En la mayoría de los casos, sustituir el tabaco por otra cosa solo hace que el dinero cambie de manos (y muchas veces que vaya a los bolsillos de las mismas empresas). Los sustitutivos como parches de nicotina o vaporizadores no funcionan para dejar de fumar, en muchos casos incluso terminas volviendo a fumar tabaco a la vez que utilizas los sustitutivos.

🚬 Síndrome de abstinencia del tabaco

¿Qué hacer para calmar la ansiedad de fumar?

El síndrome de abstinencia o «mono» del tabaco es el conjunto de molestias físicas y emocionales que una persona siente cuando corta o reduce el consumo de la sustancia. Y claro, la forma más sencilla de calmar las molestias es volver a fumar.

En este artículo te cuento cómo funciona el mono del tabaco y qué hacer para no recaer.

🚬 Algo políticamente incorrecto sobre el tabaquismo

En este artículo te doy un argumento muy incómodo a la vez que poderoso para dejar de fumar. Algunas personas se enfadan al leerlo, otras lo utilizan a su favor para espabilar y empezar a tomar medidas de una vez. Lo veo como una cuestión de madurez. ¿De qué tipo serás tú?

🚬 Porqué muchas campañas anti-tabaco convencionales no funcionan

Se han hecho y se hacen muchísimos esfuerzos institucionales para disuadir a la gente de fumar. En algunos casos, estas estrategias funcionan, en muchos otros no. En este artículo repaso algunas de las estrategias más habituales de las campañas de prevención y porqué sigue habiendo tantos fumadores a pesar de esas campañas.

🚬 La acupuntura no funciona para dejar de fumar

Desgraciadamente, vivimos en un mundo en que los timos y estafas se pueden extender fácilmente. En éste artículo te cuento porqué la acupuntura no sirve para dejar de fumar, y cómo si alguien lo deja así, ha sido por pura casualidad: el efecto placebo.

🚬 El mejor truco para dejar de fumar

Si has estado buscando por internet trucos para dejar de fumar, aquí tengo uno, y es el mejor que conozco. Funciona en más del 93% de los casos. Ahora bien, requiere que la persona haga algo, no es un truco mágico para dejar de fumar en 5 minutos.

🚬 Las 4 principales empresas tabacaleras

Muchas personas piensan que las empresas tabacaleras son el diablo, porque ganan dinero a costa de un producto que saben perfectamente que mata. Yo estoy de acuerdo. No todo vale para ganar dinero. ¿Tienes curiosidad por saber quiénes son estas empresas que se lucran de muerte?

🚬 La nueva Ley Antitabaco

La Ley Antitabaco de 2011 está obsoleta. En este artículo repaso algunas de las mejoras que pueden llegar con próximas revisiones de esta ley. Recordemos: el propósito es disuadir a los fumadores, hacer del fumar algo un poquito más incómodo, con la esperanza de que estos decidan terminar con el hábito y salvar su vida.

🚬 Más páginas y recursos útiles para dejar de fumar

En este artículo recopilo algunas de las plataformas oficiales más útiles, con información y recursos para dejar de fumar.

¡Salud y resistencia!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)