Hice Gestalt y es una de las peores experiencias de mi vida. Llevo dos años escribiendo a la terapeuta, para que me pida perdón por el daño que me ha causado. Fue cínica, fue prepotente se burló de mis valores y nada de lo que hicimos mejoró mi estado, lo que hizo fue empeorarlo.

Responder