principales tipos de ansiedad

▷▷ 13 Tipos de Trastornos de Ansiedad

Posted by

La ansiedad es probablemente el problema psicológico más extendido. Todas las personas hemos sufrido ansiedad alguna vez (y seguiremos sufriendo a lo largo de nuestra vida).

Pero no todo el mundo vive la ansiedad de la misma manera ni en las mismas situaciones. Por eso he preparado este artículo en el que te explico los principales tipos de ansiedad (los más comunes).

Tipos de problemas de ansiedad

Es importante entender la ansiedad como una serie de reacciones naturales del cuerpo ante situaciones que percibimos como peligrosas o amenazantes.

Hay diferentes tipos de ansiedad en función del «objeto» de la ansiedad, es decir, del tipo de situación que activa tus reacciones de ansiedad (las situaciones a las que tienes más miedo). Por ejemplo, puedes tener ansiedad al pensar en volar en avión, o puedes tener ansiedad al pensar en hacer el ridículo delante de tus compañeros de trabajo.

Artículo relacionado: Cómo eliminar la ansiedad para siempre (en solo 5 minutos)

-Trastorno de ansiedad generalizada

La ansiedad generalizada es probablemente la variante de problema de ansiedad más común y mñas extendida. A diferencia del resto de tipos de ansiedad que veremos, no hay un solo tipo de estímulo o situación que «active» la ansiedad, sino que hay muchos, más leves, que van acumulándose a lo largo del día.

Las personas que sufren ansiedad generalizada suelen sentirse muy confusas porque les cuesta ver de dónde vienen las sensaciones de ansiedad. Por eso son tan útiles las sesiones de terapia, poque ayudan a la persona a ver a través de la «niebla».

Aquí tienes otro artículo donde profundizo mucho más sobre el trastorno de ansiedad generalizada:

Trastorno de ansiedad generalizada

-Ataques de pánico

Los ataques de pánico, como su propio nombre indica, son seguramente el problema de ansiedad más terrorífico.

Cualquier persona con ansiedad puede sufrir un ataque de pánico. Son los episodios de ansiedad más intensos, y que pueden surgir sobre todo cuando no hemos trabajado nuestros otros problemas de ansiedad (por eso es tan importante acudir a un psicólogo, para que te enseñe cómo calmar los ataques de pánico).

Por ejemplo, una persona con agorafobia o hipocondría o ansiedad social puede sufrir ataques de pánico si se ve abrumada por la ansiedad en determinadas situaciones.

Aquí tienes un artículo en el que profundizo en los ataques de pánico:

Ataques de pánico (síntomas y tratamiento)

-Hipocondría (ansiedad por enfermedad)

La hipocondría o ansiedad por enfermedad es otro de los problemas de ansiedad más comunes que existen. Es bastante común entre estudiantes de medicina (qué irónico, lo sé).

Básicamente, la persona con hipocondría tiende a darle demasiada importancia a algunas sensaciones físicas, creyendo inmediatamente que son signos de alguna enfermedad grave (o incluso de muerte inminente).

Tener un dolor de estómago y pensar rápidamente que es cáncer, o sentir los latidos del corazón y creer que va a sufrir un infarto, o interpretar que los dolores de cabeza anuncian un ictus o infarto cerebral inminente.

Además, la mayoría de personas con hipocondría se van a internet a mirar listados de síntomas de todo tipo de enfermedades, buscando algún tipo de consuelo o tranquilidad, algo que les confirme que «no tienen nada». Pero al final, casi siempre terminan con más ansiedad que antes.

Hay mucho más que contar sobre la hipocondría en este artículo de aquí:

Síntomas de Hipocondría y como superarla

-Ansiedad social

La ansiedad social (o fobia social) es cuando sentimos ansiedad o miedo ante situaciones sociales. Las situaciones más frecuentes son:

  • Hablar con desconocidos
  • Mantener conversaciones largas
  • Ir a fiestas o eventos sociales con mucha gente
  • Hablar en público o dar una presentación
  • Imaginarse las cosas negativas que otras personas están pensando de ti

Aquí tienes un artículo mucho más extenso sobre la ansiedad social:

Qué es la ansiedad social y cómo superarla

-Ansiedad laboral (síndrome de burnout)

El neoliberalismo, las pésimas condiciones laborales y la cultura de la ultra-productividad son responsables de muchos de los problemas de salud mental que sufre la sociedad. Cada vez hay más personas «quemadas» por su trabajo.

Y el trabajo debería servir para darnos dinero y ayudarnos a vivir, no para amargarnos la vida (que ya es bastante difícil de por sí)

En este artículo te cuento en qué consiste el síndrome de burn out y cuáles son las mejores formas de superarlo:

Síndrome de Burnout (ansiedad laboral)

-Agorafobia (miedo a los espacio abiertos)

La agorafobia es popularmente conocida como el «miedo a los espacios abiertos«. Nos suelen venir a la cabeza imágenes de personas mayores que viven encerradas en sus casas, solo piden comida a domicilio y se sienten incapaces de poner un pie en la calle ni 5 minutos.

Y es cierto que hay algunos casos así, pero esos son los más extremos. La mayoría de personas que sufren agorafobia sufren episodios de ansiedad en sitios «grandes» como plazas, avenidas de grandes ciudades, puentes, lugares con mucha gente, etc.

Es decir, la mayoría de personas con agorafobia no llegan al extremo de encerrarse en sus casas, simplemente lo pasan mal en bastantes lugares.

Uno de los pensamientos más comunes en casos con agorafobia es el «si me pasa algo, no podré salir de aquí o nadie podrá ayudarme o mucha gente se dará cuenta de que tengo ansiedad y será humillante«. Por eso la agorafobia se suele solapar bastante (y confundirse) con la fobia social.

Aquí tienes otro artículo donde profundizo mucho más sobre cómo funciona la agorafobia:

Cómo superar la agorafobia

-Trastorno de estrés postraumático

No todo el mundo ha surido traumas infantiles ocultos que estén controlando sus vidas desde el subconsciente.

Más bien al contrario, la mayoría de traumas (reales) son bastante conscientes. Básicamente, cuando tienes trastorno de estrés postraumático, no puedes parar de pensar en aquella situación traumática. No hace falta tumbarse 10 años en un diván para «desenterrar» el trauma oculto, porque es de todo menos oculto (tampoco hace falta que te hagan cosas raras con los dedos como en la terapia EMDR).

Las personas con estrés postraumático suelen haber sufrido:

  • Accidentes casi-mortales
  • Muerte de seres queridos
  • Abusos sexuales, violaciones, palizas
  • Ataques terroristas o guerras
  • Desastres naturales
  • Trabajos extremadamente estresantes (policías, militares, personal de hospitales, etc)

Todo situaciones imposibles de olvidar y muy difíciles de superar a nivel psicológico. Las personas con estrés postraumático sufren dificultades para lidiar con los recuerdos recurrentes e invasivos (flashbacks), muchas situaciones del día a día les hacen «revivir» la pesadilla de nuevo.

Aquí tienes un artículo donde profundizo en esto del estrés postraumático y cómo superarlo:

Trastorno de estrés postraumático

-Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es uno de los problemas psicológicos más representados en series y películas (¿recordáis la mítica serie Monk?).

Básicamente, las personas con TOC desarrollan una serie de «rituales» o conductas muy rígidas, que les ayudan a lidiar con la ansiedad a corto plazo. El problema es que muchos de esos rituales se vuelven tan rígidos o tan exagerados que empiezan a fastidiar bastante el día a día de la persona.

Los casos de TOC son interesantísimos para entender los problemas de ansiedad en general, porque es una versión extrema de muchas de las conductas de evitación y conductas de re-aseguración que usamos en el día a día para lidiar con los pensamientos obsesivos.

Aquí tienes un artículo en el que profundizo mucho más en los trastornos obsesivo-compulsivos (y sus subtipos):

Trastorno obsesivo-compulsivo

-Hambre emocional (comer por ansiedad)

El hambre emocional no es realmente un trastorno, sino más bien un patrón de conducta que puede empeorar algunos problemas de ansiedad (o incluso desarrollar trastornos de la conducta alimentaria).

En este artículo te cuento mucho más sobre cómo funciona el hambre emocional y cómo distinguirla del «hambre real»

Qué es el hambre emocional y cómo superarla

Las fobias específicas más comunes:

-Miedo a las alturas (acrofobia)

El «vértigo» o miedo a las alturas es otra de las fobias más comunes que hay. Sobre todo porque, a pesar de lo que digan los gurús de la motivación, es probablemente el mejor miedo de todos.

Sí, tener miedo a las alturas es sano. Porque nos ayuda a tener cuidado y evitar… morir por una caída.

El problema es cuando el miedo a las alturas se activa demasiado en situaciones que son objetivamente seguras. Por ejemplo, me acuerdo de una paciente mía que quería subir a la cima de la torre Eiffel con su pareja (son más de 300 metros de altura), y le daba mucho miedo a pesar de que hay vallas y todo tipo de medidas de seguridad ahí arriba.

En este artículo te cuento mucho más sobre el miedo a las alturas y cómo superarlo:

Cómo superar el miedo a las alturas

-Miedo a volar en avión (aerofobia)

El miedo a volar en avión es otro de los más comunes. Los atentados terroristas del 11 de septiembre en 2001 marcaron a nuestra generación (de manera ciertamente traumática).

Además, tenemos muchas otras razones para tener miedo a volar en avión (si lo piensas, es lo menos natural del mundo, no fuimos biológicamente diseñados para estar en el aire).

He ayudado a muchas personas a superar el miedo a volar, y en este artículo te lo cuento en más detalle:

Cómo perder el miedo a volar en avión

-Miedo a conducir (talaxofobia)

Muchísimas personas tienen miedo a conducir un coche. Les cuesta mucho parar de pensar que van a tener un accidente, o que el termómetro de la ansiedad se les suba hasta el tejado mientras están subidos en un coche.

Estas son algunas causas comunes del miedo a conducir:

  • Haber sufrido un accidente de coche en el pasado (o un familiar o persona cercana)
  • haber visto muchas noticias sobre accidentes de tráfico (los telediarios se ceban y nos meten la idea de que esos accidentes son mucho más comunes de lo que en realidad son)
  • Haber sufrido otros problemas de ansiedad (y que se «generalicen» a estar en un coche)

Aquí un artículo mucho más extenso para profundizar:

Cómo perder el miedo a conducir (amaxofobia)

-Talasofobia (miedo al mar y a las profundidades)

Muchas personas lo pasan bastante mal en verano, porque sienten la presión de «tener que ir a la playa» a pesar de que nadar en el mar les dé bastante miedo (o simplemente estar frente al mar).

Muchas personas pasan miedo al pensar en las profundidades del mar, en entrar al agua y ahogarse, que «algo» los agarre por la pierna y los arrastre hasta el fondo…

Si quieres saber más sobre la «talasofobia» o fobial mar, lee este artículo:

Cómo superar la talasofobia

Lecturas recomendadas

🤫 Mis infames emails
Envío historias que a mucha gente le encanta leer. Consejos y estrategias psicológicas para el día a día. TODOS LOS DÍAS. Si quieres averiguar por qué más de 25000 personas me leen día a día, apúntate.
▷▷ 13 Tipos de Trastornos de Ansiedad 1
Te puedes salir en cualquier momento, obviamente.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un penique por tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.